Skip Navigation

Críticas de Video

The Beguiled

La Seducción

Una sublime mansión de Virginia alberga el Seminario para Jóvenes Damas de Miss Farnsworth , su entrada flanqueada por altos robles y su porche adornado por columnas blancas de marfil. En su interior, un puñado de niñas y mujeres jóvenes practican su francés, trabajan en su aguja y dicen sus oraciones.

Difícilmente sabrías que una guerra se desarrolla en las cercanías, si no por los cañones cuyo rumor recorren la tierra como un lejano trueno, mezclándose con el agudo zumbido de las cigarras.

Es 1864 y se da la Guerra Civil, en ninguna parte más feroz que en Virginia. Una docena de grandes batallas se han librado dentro de sus fronteras, la sangre de miles de soldados empapan su suelo. La escuela todavía está abierta porque los cinco estudiantes que quedan allí no tienen ningún otro sitio a donde ir. Gracias a la providencia, al ejército confederado o simplemente a la mera suerte, el seminario permaneció prácticamente intacto. Es cierto que algunos pollos se perdieron hace un tiempo. Pero todavía tienen su vaca, su jardín, sus estudiantes, sus estándares. La guerra se extiende más allá de los árboles, y la escuela se mantiene como lo ha hecho durante un siglo -como un recuerdo de mármol, intacto por el conflicto más grave y sangriento más allá.

Hasta ahora.

La pequeña Miss Amy está cogiendo hongos para la cena cuando encuentra a un soldado herido en el bosque. Es un hombre de la Unión - un "uniforme azul" lo llaman aquí - pero Amy no puede dejarlo.

"No puedo decir que serás bienvenido como un yanqui, pero estarás mejor que aquí", le dice. Ella ayuda al soldado a ponerse de pie, y juntos vacilan hacia la mansión hasta que él cae inconsciente.

Su nombre es John. John McBurney. El cabo ha recibido un disparo en la pierna, pero ya había perdido el gusto por la guerra antes de eso. La señorita Martha, la directora de la escuela, lo coloca en la sala de música. Ella le saca la bala y lo cose. Puede que viva, anuncia.

Pero si lo hace, se plantea una pregunta: ¿Qué se debe hacer con él? Después de todo, es un yanqui. Algunos de ellos piensan que deben señalar al ejército confederado para que se lo lleven a un campo de prisioneros. Pero dada su lesión, ¿no sería eso como matarlo? Tal vez deberían mantenerlo a salvo, hasta que su pierna se cure. No más que eso, por supuesto. Pero dejarlo permanecer-por un tiempo-es simplemente lo cristiano que hay que hacer.

Sin embargo, a medida que John se recupera lentamente, la línea entre caridad y deseo crece borrosa.

John bebe aguardiente con la señorita Martha, la mira a los ojos y le dice lo fuerte que debe ser para cuidar de todas estas señoritas. Qué valiente. Con su sencilla ayudante, la señorita Edwina, John es más directo: «Nunca he tropezado con una belleza tan delicada como la tuya», le dice. Lleva sus ojos descarados sobre la alumna coqueta Alicia, quien retuerce los labios y juega con su cabello.

John se hace amigo de las estudiantes más jóvenes también. Le dice a Amy que ella es su "mejor amiga en todo el mundo". Cada niña y mujer cree que tiene una conexión especial con John. Una relación especial.

Pero, ¿quién es realmente? ¿El guapo ayudante de Miss Martha? ¿el príncipe azul de Edwina? ¿el canalla de sangre caliente de Alicia? ¿O alguien que simplemente no quiere irse?

[Nota: spoilers están contenidos en las siguientes secciones.]

Positive Elements

John sobrevive debido a la bondad de estos extraños. Si Amy no lo hubiera encontrado y la señorita Martha no lo hubiese cosido, el cabo habría muerto de sus heridas. Y aunque sus motivos para mantener a John cerca pueden ser confusos, todavía están mezclados con el deseo que todas las mujeres tienen de mantenerlo vivo y seguro, restaurándolo tanto como sea posible.

Pero la señorita Martha sabe que dejar que el hombre se quede no haría bien, tanto como lo desee. Después de inspeccionar su pierna lesionada, ella le dice que está lo suficientemente bien para irse el fin de semana. Cuando el sugiere que podría seguir trabajando como jardinero, ella simplemente dice: "En estos tiempos, uno debe aprender a prescindir de servicios".

Se demuestra la fuerza y ​​la resolución de la mujer, los mismos rasgos que utilizó para mantener abierta la escuela y los mismos rasgos que se exhiben cuando las cosas van mal. Y aunque ella toma una decisión que no es ética en una época de emergencia extrema, ella lo hace para proteger a sus estudiantes.

Amy, mientras tanto, es la chica de corazón más suave de la escuela, cuidando a las tortugas y otros animales que lo necesitan. Alguien le recuerda que John no es una de sus criaturas heridas.

Spiritual Content

En los días de la Guerra Civil, un "seminario" de damas no era un lugar de formación teológica, sino una escuela privada para niñas en una época en que la educación de las mujeres era bastante rara.

Pero aunque la escuela no fue concebida como una institución religiosa, el ambiente es todavía muy espiritual. Cada noche, la señorita Martha conduce a sus jóvenes alumnas en una oración formal, por su propia seguridad, por el esfuerzo de la guerra y, a veces, por el invitado inesperado en su casa. Oran por los alimentos todas las noches en la cena, también. La mayoría de las chicas allí son aparentemente católicas. Una de ellas también le da a Juan un libro de oraciones. Cuando lo presenta y le pregunta a John si es católico, el dice que fue bautizado y lo deja allí. Es la única vez que el hace referencia a la religión ... a menos que esté diciendo malas palabras.

Sexual Content

La señorita Martha sabe muy bien que la presencia de un hombre en una escuela para niñas es una mezcla potencialmente combustible. Cuando algunos otros soldados pasan por la escuela, les dice a las niñas que se oculten. "No quiero poner la tentación en su camino", dice.

El hombre de la sala de música cambia la atmósfera de la escuela de inmediato. Algunas de las mujeres jóvenes comienzan a usar joyas. Y cuando la señorita Martha acepta recibir a John para la cena, todos se visten con sus mejores galas, algunas apretando sus corsés para la ocasión. (Edwina lleva un vestido que le cae de los hombros un poco, la señorita Martha le sugiere suavemente que cubra sus hombros con un chal).

Pero debajo de la condición social condicionada de la escuela corre una inconfundible corriente subyacente de deseo sexual. Después de que la señorita Martha cura  las heridas de John, le da al hombre inconsciente un baño con esponja. Las partes privadas de John están cubiertas con un paño, pero la piel está expuesta; Y cuando ella limpia el área privada, es obvio Martha siente tentación. (Ella levanta una parte del paño para revelar el lado del cuerpo de Juan.) Tarde esa noche, Alicia entra en la habitación de John y besa apasionadamente al soldado todavía inconsciente, dándole buenas noches. John le dice a Edwina que la ama y, esa noche, le pregunta si podría visitarla más tarde esa noche.

La implicación es clara, y Edwina es susceptible a ella. La vemos con camisón de lujo (presumiblemente algo que estaba guardando para su noche de bodas), cepillarse el pelo y ponerse perfume. Se acuesta en su cama esperando que su pretendiente venga. Pero cuando oye sus fuertes pisadas en el pasillo, no conducen a su cuarto, sino al de Alicia. Ella entra y encuentra a John en la cama de Alicia, la chica riéndose mientras John juega con la gruesa ropa interior de la chica. (No vemos piel.) Más tarde, Alicia intenta sugerir que John entró y la atacó.

En otra parte, John y una mujer en la sala de música tienen sexo obvio, casi violento. La ropa se rompe. Los movimientos son explícitos (aunque sin desnudos). Más tarde, los dos disfrutan de un sueño post-coital juntos.

Violent Content

La herida de guerra de John parece dolorosa. La carne es desgarrada y ensangrentada, y la señorita Martha dice que está llena de metal suficiente para calzar un caballo. Meticulosa y gráficamente ella saca las piezas de plomo con un par de pinzas grandes, luego sutura la herida de nuevo junto con una gigantesca aguja de coser.

Edwina está furiosa después de encontrar a John y Alicia juntos. Y en su furia, accidentalmente (o no?) Lo empuja por un largo tramo de escaleras. La caída agita grotescamente la pierna herida de John y rompe las puntadas de la señorita Martha. Es llevado de vuelta a la sala de música, donde la señorita Martha, con su vestido cubierto de sangre roja brillante, anuncia que no puede salvar la pierna: tendrá que cortarla y ordenar a alguien que traiga la sierra. Más adelante, vemos (desde una distancia) a las muchachas mientras entierran la extremidad cortada de John.

Se disparan y se sostienen armas. Mujeres son amenazadas, a una le jalan el pelo violentamente. Oímos violentas carcajadas y el rompimiento de muebles. Una botella se estrella al suelo, destrozándose.

Alguien es envenenado: Incapaz de respirar, la víctima se derrumba en el suelo. El cadáver se cose más tarde en un paño y se deja por la puerta principal.

Crude or Profane Language

El nombre de Jesús es abusado tres veces, y el nombre de Dios es mal empleado dos veces, una vez con la palabra "maldició-n". También escuchamos un uso de "put-".

Drug and Alcohol Content

La señorita Martha y John beben aguardiente junto al fuego. Se sirve vino en la cena. John parece estar borracho, bebiendo directamente de una botella en un punto. El alcohol es vertido sobre una herida.

Conclusion

La Seducción es una repetición  de una película de Clint Eastwood del mismo nombre en 1971 (que, a su vez, se basó en una novela de 1966 de Thomas P. Cullinan llamada A Painted Devil). En la edición de este año, la directora Sophia Coppola obtuvo el premio a mejor director. Es una historia bastante simple, pero viene llena de un montón de subtexto.

Y francamente, para una película de clasificación Restringida, esta tiene sus modales. Aunque los encuentros sexuales suceden, las audiencias no están expuestas a la desnudez gráfica. Si bien la violencia es crítica para la historia que desarrolla (y muy gráfica cuando aparece), no es omnipresente.

No, La Seducción está clasificada R quizá más por sus conceptos que por contenido. Su trama llena de tensión gira en torno al sexo y la amenaza de la violencia. Los temas en juego son provocativos, ásperos y perturbadores. Hay una angustiosa sensación de temor y condenación que se extiende por todas partes, y la conclusión podría provocar cierta medida de confusión ética.

De hecho, el título no sólo puede referirse a las niñas y las mujeres en el seminario de la señorita Farnsworth, seducidas por los encantos de John. Puede que no se refiera solamente a John, que es engañado por el ambiente bucólico de la escuela, por sus atrayentes inquilinas y, eventualmente, por la propia amabilidad engañosa de la señorita Martha.

Además, el título aquí podría referirse fácilmente a la audiencia. Después de todo, nosotros también podemos encontrarnos engañados por el dominio sutil de Coppola sobre el medio, la lenta configuración de la película, su poderosa actuación y una historia simple pero flexible. Podemos ser guiados a querer a la fuerte y valiente Miss Martha y sus jóvenes estudiantes. Podemos incluso querer perdonarla por la terrible elección que eventualmente se siente obligada a hacer. Al igual que algunas de las chicas que tratan de excusar a John, quizás queramos hacer lo mismo con la señorita Martha. Dejemos pasar este mandamiento, podríamos decir. Solo esta vez.

Pero no podemos, por supuesto. Esta película, al igual que sus personajes, puede seducir a un punto nada bueno.

Más Películas

 
MPAA Rating
r
Género
Drama
Elenco
Nicole Kidman como Martha Farnsworth; Kirsten Dunst como Edwina Dabnew; Colin Farrell como John McBurney; Oona Laurence como Amy; Angourie Rice como Jane; Addison Riecke como Marie; Emma Howard como Emily
Director
Sofia Coppola (Marie Antoinette, Lost in Translation)
Distribuidora
Focus Features
En Cines
June 30, 2017
En Video
October 10, 2017
Críitico
Paul Asay (translated by María C Chacón León)