Skip Navigation

Críticas de Video

Rogue One: A Star Wars Story

Rogue One: Una Historia de Star Wars

Jyn, lo que sea que haga, lo hago para protegerte.

Esas fueron las últimas palabras de Galen Erso a su hija. El mayor Erso había sido uno de los diseñadores de armas del Imperio antes de pensionarse a una vida de agricultura en un rincón de la galaxia. Pero Galen también sospechaba que su jubilación sería un día interrumpida. Sabía que su anterior jefe-convertido en nemesis, Orson Krennic, necesitaría su ayuda para completar el proyecto de pesadilla que habían comenzado juntos: la Estrella de la Muerte.

Y cuando llega ese día, la pequeña Jyn pierde tanto a padre como a madre, y ella queda sola para lidiar con esta galaxia a menudo cruel.

Años más tarde, Jyn se encuentra en uno de los planetas de la prisión del Imperio, encerrada en una vida desesperada, dejada con poco más que los tercos y distantes recuerdos de sus amados padres. Ella está olvidada y perdida.

Hasta el día en que ella es inesperadamente liberada de sus carceleros por un equipo de agentes de la Alianza Rebelde encabezados por el capitán Cassian Andor. Los Rebeldes se dieron cuenta de la participación de Galen en el proyecto de la Estrella de la Muerte y esperan que Jyn de alguna manera les ayude a localizar al hombre ... y que Galen podría a su vez ayudarles a rastrear los planes para la superarma antes de poner fin a la valiente resistencia rebelde.

Jyn tiene poco apego emocional a la Alianza Rebelde. Cualquier optimismo o idealismo que pudo haber tenido una vez se le acabó. Pero la oportunidad de encontrar a su padre después de décadas de separación es otra cosa.

Pronto Jyn y Cassian se lanzan junto con una banda de luchadores subterráneos de la libertad: el droide imperial reprogramado K-2SO; El ex soldado imperial Bodhi Rook; El ciego, monje guerrero devoto de la Fuerza Chirrut Îmwe; Y el asesino independiente Baze Malbus.

Jyn y su galería de pícaros héroes improbables compiten por encontrar a Galen y asegurar los planes que los Rebeldes necesitan para poner fuera de servicio la estación espacial del Imperio.

Las únicas cosas que se interponen en su camino son unos pocos Destructores Estelares, caminantes AT-AT, legiones de Tropas de Asalto, miles de cazas TIE ... , y un tipo con capa en una máscara negra cuya pesada respiración nunca quieres oír detrás de ti.

Positive Elements

En Rogue One, una insurgencia oprimida y ocupada está haciendo todo lo posible para resistir las fuerzas fascistas del emperador malvado y sus secuaces vestidos de blanco. La Alianza Rebelde está formada por miembros determinados que, de manera realista, no saben cómo proceder en contra de un arma como la que nunca han visto.

Jyn, por su parte, tiene buenos recuerdos de su padre. Está convencida de que nunca ayudaría voluntariamente al Imperio. Pero también está emocionalmente herida y cansada: tiene poco interés  para pensar para el tipo de idealismo requerido para participar con entusiasmo en una rebelión. Lentamente, sin embargo, Jyn ve la justicia de la causa desesperada de los Rebeldes. De hecho, se convierte en una de las más feroces adherentes de la misma "Las rebeliones se basan en la esperanza", le dice a sus compañeros de armas.

Esa esperanza desesperada desea asegurar los planes de la Estrella de la Muerte, una que requiere el heroísmo y el valor de todos aquellos que están de acuerdo en unirse a Jyn y Cassian en su misión.

Spiritual Content

Chirrut Îmwe no tiene dominio de la Fuerza como lo hace un Jedi. Pero sigue siendo un fiel adherente. Varias veces cuando está a punto de ir a la batalla (o incluso en medio de ella), él entona, "Yo estoy con la Fuerza, y la Fuerza está conmigo". Es un enunciado repetido como un mantra de estilo religioso oriental y como algo más cercano a una oración por protección. La convicción de Chirrut influencia a otro personaje cínico para unirse a la Fuerza también.

En un momento, Jyn también parece cerrar los ojos, agarrar un colgante de cristal que lleva y orar. Aunque la Fuerza nunca se caracteriza como una deidad personal, estos momentos le dan un sabor diferente y decididamente más personal y religioso que el enfoque más místico de la Fuerza que hemos visto en las películas anteriores de la franquicia. En otras partes, oímos variantes en la frase, "Que la Fuerza te acompañe".

Sexual Content

Vemos una pequeña proyección holográfica de una mujer alienígena bailando sugestivamente.

Violent Content

Rogue One, quizás más que cualquier otra película de Star Wars hasta la fecha, es una película de guerra. Las batallas entre los Rebeldes y las tropas Imperiales causan muchas muertes en ambos bandos. Vemos láseres cortar a los soldados una y otra vez; Granadas, bombas, explosiones y explosiones masivas aumentan el número de muertes. Dos grandes explosiones nucleares cercanas producen aún más devastación.

En su mayor parte, la violencia no es gráfica.  Combatientes caen heridos. Las naves espaciales Rebeldes e Imperiales se enredan espectacularmente, dando lugar a innumerables explosiones, choques y bajas. Vemos un par de heridas en personajes, pero eso es todo en términos de imágenes gráficas.

Más problemático es un puñado de muertes a sangre fría. Alguien blasfema a otra persona innecesariamente. Un rebelde dispara a un Soldado Imperial ya herido en el suelo para asegurarse de que ha muerto. Múltiples personas son ejecutadas esencialmente a corta distancia, generalmente con láseres. Darth Vader se mete en la acción violenta también, recordándonos una vez más por qué es uno de los villanos más malos de la historia cinematográfica.

Crude or Profane Language

Hay un enunciado solitario, sin terminar de "¿Qué demoni...?"

Drug and Alcohol Content

Personajes en un establecimiento parecido a un bar toman bebidas de algún tipo.

Conclusion

Rogue One se sentirá al instante familiar a cualquier persona en contacto con el medio Star Wars. Tenemos a los Rebeldes y Soldados imperiales enfrentándose con los combatientes al acecho amenazador. La Estrella de la Muerte acechando aún más amenazante. Tenemos buenas personas que actúan heroicamente, malos que actúan despreciablemente. Es un material de narración satisfactorio con un montón de asentimientos nostálgicos (algunos sutiles, algunos no tan sutiles) al famoso éxito de George Lucas en 1977, Star Wars.

Y sin embargo, Rogue One: Una Historia de Star Wars todavía es diferente. Es la primera entrada de Star Wars que no avanza la narración episódica del clan extendido de Skywalker. En cambio, llena un capítulo de la historia de la serie, respondiendo dramáticamente a la pregunta: "¿Cómo terminaron los Rebeldes con los planes para la Estrella de la Muerte?" En ese sentido, Rogue One es en teoría un tipo diferente de película de Star Wars. Excepto que no lo es. Es cierto que no se ve un Skywalker ni un Jedi . Pero la batalla entre el bien y el mal está de nuevo en el centro de una película repleta de arriesgadas luchas con láser y más pirotecnia Industrial de Light & Magic de la que puede sacudir un sable láser.

Los tiroteos entre las tropas rebeldes y los soldados imperiales a menudo se sienten como una vieja película de la Segunda Guerra Mundial. A veces, los personajes coloridos de Rogue One traen a la mente películas clásicas como The Dirty Dozen, Force 10 de Navarone y Seven Samurai. Sus batallas son intensas y mortales, pero nunca gráficas o sangrientas.

Es una cinta muy realista también. Los Soldados imperiales que patrullan el territorio ocupado saben que son blancos de ataque. Su armadura se ensucia. Y Jyn y su tripulación se ven muy sucios, también. Los regímenes despóticos son cosas inherentemente desordenadas, al igual que los movimientos subterráneos que les resisten.

También quiero hablar de la Fuerza. Rogue One representa personajes que dependen activamente de la Fuerza de una manera que no hemos visto antes. En contraste con el trance meditativo de Luke Skywalker y Obi-Wan Kenobi, Chirrut Îmwe tiene una relación casi de oración con ella.

Chirrut no es que ora (si es que lo hace) a un concepto cristiano de Dios. Pero la petición que él repite, "Yo estoy con la Fuerza, y la Fuerza está conmigo", no está tan lejos del entendimiento cristiano de nuestra propia relación con Jesucristo. La Escritura dice que estamos en Cristo (Efesios 1: 4-14, Colosenses 3: 1-4) y que Cristo está en nosotros (Colosenses 1:27).

Ese es un paralelo significativo, aunque no es probable que así lo desearon los creadores de la película. Y pienso que los padres podrían utilizar este elemento de la última historia de Star Wars como un trampolín para hablar de nuestras convicciones como cristianos y cómo ellas también nos dan esperanza y valor en nuestra resistencia contra el mal en este mundo.

Más Películas

 
MPAA Rating
pg13
Género
Ciencia Ficción/Fantasía, Acción/Aventura, Guerra, Drama
Elenco
Felicity Jones como Jyn Erso; Diego Luna como Cassian Andor; Alan Tudyk como K - 2SO; Donnie Yen como Chirrut Îmwe; Wen Jiang como Baze Malbus; Ben Mendelsohn como Orson Krennic; Forest Whitaker como Saw Gerrera; Riz Ahmed como Bodhi Rook; Mads Mikkelsen como Galen Erso; Jimmy Smits como Bail Organa; Genevieve O'Reilly como Mon Mothma; James Earl Jones como la voz de Darth Vader
Director
Gareth Edwards (Godzilla)
Distribuidora
Walt Disney Pictures
En Cines
December 19, 2016
En Video
April 4, 2017
Críitico
Adam R. Holz (translated by María C Chacón León)