Skip Navigation

Críticas de Video

La La Land

La Cuidad de Las Estrellas

La Ciudad de los Ángeles es también la Ciudad de los Sueños Rotos.

Cada camarero(a) espera el estrellato. Cada músico en la parte de atrás se imagina haciéndolo en grande. Los Ángeles es el hogar de las altísimas y celestiales esperanzas ... y de la decepción aplastante cuando los sueños mueren. Y la diferencia entre esos dos resultados puede estar en el filo del destino.

Mía es una aspirante a actriz (trabajando, por supuesto, en una cafetería en un estudio de cine). Las audiciones son muchas. Las llamadas de entrevistas son pocas. Y las competidoras hermosas que hacen fila para los papeles que ella espera lograr son tan infinitas como las estrellas en el cielo.

Sebastian, por su parte, es un virtuoso pianista de jazz. Pero él no ansía fama. ¿Su sueño? Restaurar un famoso club de jazz en Los Ángeles a su antigua gloria (que desde hace mucho tiempo se ha convertido en un restaurante de mujeres de pecho desnudo). Excepto, bueno, que ya nadie escucha más el jazz. E incluso las personas que lo hacen -como su amigo Keith,  quien quiere que él se una a su banda de fusión de jazz más contemporánea- no toca ya más canciones de antaño.

Así que ahí están: Mía matando el tiempo haciendo cafés lattes y escribiendo una obra que espera poner en escena; Y Sebastian estudiando el compromiso sorprendentemente lucrativo que la aceptación que la oferta de Keith representa.

Pero en Los Ángeles (y en el cine), los soñadores luchadores rara vez luchan solos. Así que no pasará mucho tiempo antes de que los caminos de Mía y Sebastian se crucen en este musical pasado de moda, una carta de amor llena de canciones y danzas a la Edad de Oro de Hollywood (aunque con algún contenido al siglo XXI).

Mía y Sebastian se enamoran. ¿Pero qué sucede con su romance cuando sus sueños realmente comienzan a hacerse realidad?

Positive Elements

La Cuidad de Las Estrellas es una vuelta al pasado profundamente romántica y suave que enciende la tensión entre dos artistas que son atraídos por su afecto mutuo y simultáneamente separados por el éxito que encuentran. La película no hace grandes declaraciones filosóficas, pero sí sugiere que a veces la vida nos obliga a elegir entre perseguir una relación y perseguir nuestros sueños vocacionales.

Sebastian (con razón) siente que la madre de Mía no tiene una opinión muy buena de él o su plan para abrir un club de jazz. Está motivado para tocar en el concierto con Keith en parte porque paga bien y ofrecerá a la pareja más estabilidad. Sebastian también hace todo lo posible para ayudar a Mía a participar en la película (aunque en última instancia, esto pone en gran tensión en su relación).

En una conversación con su hermana, Sebastian habla de sus largos intentos de hacer realidad sus sueños: "Estoy dejando que la vida me golpee hasta que se canse, y luego yo voy a pegarle". Sebastian simplemente ama el jazz, tanto es así que su pasión por él a veces lo pone en problemas. Trabajando como pianista de un restaurante, por ejemplo, simplemente no puede resistir el impulso de poner algunas partes de jazz en medio de los villancicos que se supone que está tocando. Sabe que será despedido por hacerlo, pero lo hace de todos modos. La película enmarca esta opción desafiante de oposición como una expresión de la integridad de Sebastian y de la naturaleza romántica.

[Advertencia de Spoiler ] Mía y Sebastian eventualmente se van por caminos separados. Se ven años más tarde, y Mía reflexiona sobre cómo podría haber sido su relación con Sebastian. Al final, sin embargo, está claro que ella es capaz de recordar el amor que ella y Sebastián compartieron sin tener que desestabilizar la relación con el hombre con el que finalmente se casa.

Spiritual Content

Una escena representa una iglesia.

Sexual Content

Mía y Sebastian se besan. Después de que ella se muda con él, vemos a la pareja en la cama juntos (aunque no de una manera sexual). Ella se muestra en un camisón pegado al cuerpo. También vemos a Mía besando a un novio rico (antes de que ella y Sebastian se pongan serios) con quien obviamente tiene poca química real. También hay otros besos.

Mía se muestra envuelta en una toalla (sus hombros son visibles) después de salir de la ducha. Mujeres vestidas de bikini pueblan las fiestas de piscina. Algunas mujeres usan trajes reveladores, incluyendo blusas escotadas y vestidos y faldas cortas. Una pareja de novios se besa. Como se mencionó, hay una referencia verbal a un antiguo club de jazz que ahora es un restaurante de pechos desnudos.

Violent Content

Ninguno.

Crude or Profane Language

Una palabra F en inglés, cuatro palabras mierd-. El nombre de Dios es mal utilizado ocho veces (incluyendo dos emparejamientos con "maldici - n"). Un uso de "Dios mío". Tres usos de "cul-", un uso "hueco de cul-", y "maldit-". Vemos dos gestos de mano vulgares.

Drug and Alcohol Content

Los personajes beben vino, champagne, cerveza, etc., en varias escenas, incluyendo una en una fiesta de Hollywood bastante loca.

Conclusion

La Cuidad de Las Estrellas cuenta con suficiente contenido para merecer su calificación PARA MAYORES DE 13 AÑOS y para recordarnos que estamos viviendo en el siglo XXI. Pero aparte de un puñado de blasfemias fuertes y una pareja que cohabita, este romance lleno de canciones y sin cinismo es tan de antaño como se puede hacer en estos días.

Mía (Emma Stone) y Sebastian (Ryan Gosling) cantan y bailan, rezan y lloran, luego cantan y bailan un poco más. Su romance, que siempre está en tensión con sus sueños individuales, deslumbra y deleita. Un tipo de final -vivieron felices para siempre- eventualmente emerge, pero no antes de que se nos recuerde de los potenciales costos relacionales de priorizar nuestros sueños vocacionales por encima de todo.

La historia, aunque no es particularmente profunda, no se basa en los efectos especiales de computadora. En su lugar, el director Damien Chazelle nos da un musical de la vieja escuela, que demuestra que ese cine original y digno de un Oscar sin el añadido contenido Restringido es todavía posible en Hollywood.

Más Películas

 
MPAA Rating
pg13
Género
Drama, Musical, Comedia
Elenco
Ryan Gosling como Sebastian; Emma Stone como Mia; John Legend como Keith
Director
Damien Chazelle (Whiplash)
Distribuidora
Lionsgate
En Cines
December 9, 2016
En Video
April 25, 2017
Críitico
Adam R. Holz (translated by María C Chacón León)