Skip Navigation

Críticas de Video

The Promise

La Promesa

Es una ciudad de fábula, orgullosamente posicionada donde el Oriente se encuentra con el Occidente. Tiene muchos nombres: Lygos y Bizancio, Nueva Roma y Estambul. Pero en el amanecer de la Primera Guerra Mundial, todavía se conoce como Constantinopla.

Como capital del recortado-pero-todavía-significativo Imperio Otomano, Constantinopla es el hogar de más de un millón de personas -una vibrante mezcla de musulmanes, judíos y varias bandas de cristianos. Los cristianos armenios, la minoría más grande del Imperio, son particularmente notables. Mientras que muchos de los dos millones de armenios del país viven en la pobreza, aquellos que llaman Constantinopla su hogar son a menudo prominentes intelectuales y empresarios, médicos y sacerdotes. Más de 160.000 armenios viven solo en Constantinopla.

Y la ciudad está a punto de recibir uno más.

Mikael Boghosian trabaja como un boticario en su pequeño pueblo de Siroun. Él receta la medicina y trata los males de sus amigos y vecinos lo mejor que puede. Pero su pueblo merece más. Ahora, gracias a la dote de su prometida, Maral (y la generosidad de su padre), Mikael puede permitirse el lujo de viajar a Constantinopla, estudiar medicina moderna y convertirse en el médico que su pueblo necesita tan desesperadamente.

"Normalmente, se necesitan tres años para convertirse en médico", le dice Mikael a Maral. "Pero estoy seguro de que puedo completarlo en dos."

"Oraré por ti todos los días", ella dice.

Claro, Mikael no ama a Maral. Pero está seguro de que, con el tiempo, lo hará. Su matrimonio debe esperar hasta que se convierta en un médico de pleno derecho de todos modos, mucho tiempo para dejar que los sentimientos brotan y florecen. Y por ahora, tiene trabajo que hacer.

Mikael es rápidamente arrastrado por los encantos vertiginosos de la ciudad. Vive con su tío, un hombre de negocios rico y respetado. Conoce y se hace amigo de Emre, el hijo joven, mujeriego de un príncipe local. Y conoce a Ana, una profesora de baile de las dos hijas de su tío. Es joven, hermosa y, a pesar de su acento parisino, una "orgullosa armeniana", como él.

"Me haces sentir como en casa", le dice ella con una sonrisa. "Muchas gracias."

¿Se gustan estos dos armenios ? Quizás. Pero Ana tiene un novio –el duro periodista americano, Chris Myers. Y Mikael, por supuesto, tiene a su prometida en casa. Él le hizo una promesa. A su pueblo. Y está decidido a mantenerlo.

Pero a medida que las nubes de la guerra explotan, otro conjunto de circunstancias podrían evitar que Mikael cumpla su promesa. La tensión entre los turcos musulmanes y los armenios cristianos se vuelve más tensa, más problemática. Los turcos salen a la calle gritando. La discriminación sutil se convierte en abuso absoluto.

El 24 de abril de 1915 comienzan los disturbios. Cientos de prominentes líderes armenios, intelectuales, sacerdotes y empresarios, son arrestados, entre ellos el tío de Mikael. Mikael trata de liberar a su benefactor, pero es golpeado por el rifle de un soldado. La próxima vez que lo veamos, está en un campo de trabajo forzado, construyendo líneas de ferrocarril para los otomanos. Los armenios están siendo trabajados hasta la muerte. Y las cosas sólo empeorarán.

Positive Elements

Vemos mucho bien aquí en medio de terribles circunstancias. Pero a veces puede ser difícil ver el mayor bien.

Tomemos, por ejemplo, la "promesa" inicial de Mikael para su futura esposa y sus crecientes sentimientos hacia Ana. ¿Mantiene sus compromisos con su prometida?  ¿se mantiene fiel a su plan para convertirse en médico para su pueblo? ¿O admite que se ha enamorado de alguien más? Mikael finalmente elige cumplir su promesa, pero sabemos que la elección tiene un costo, tanto para él como para los que ama.

Chris, el novio de Ana, debe luchar poderosamente cuando se da cuenta de que Mikael y Ana tienen sentimientos el uno por el otro. Pero aún así, él está de acuerdo en ayudar a salvar a la familia de Mikael. Y como periodista, se pone constantemente en peligro para informar sobre el despliegue del genocidio armeniano al mundo. En un momento, Mikael expresa desdén por Chris y lo que el hace: escribir historias y tomar fotografías de los horrores que le rodean, su propia vida relativamente intacta. "Sin periodistas, el pueblo armenio desaparecería, y nadie lo sabría", dice Chris a modo de defensa.

Pero Chris tiene su propia promesa que mantener o romper. Cuando un funcionario otomano de alto rango le dice que el gobierno planea matar a los que están en un refugio cristiano, Chris y Ana ayudan a la gente a hacer las maletas. Cuando Chris es capturado más adelante por los otomanos, le dan una opción: Divulgue su fuente o sea ejecutado. A pesar de recibir una paliza, Chris no revela a su informante.

Tanto Chris como Mikael se arriesgan a salvar a otros, burlando balas y zambulléndose en aguas turbulentas para rescatar niños. Ana también se preocupa por los niños, alentándolos junto a adultos a no perder la esperanza. En otra escena, otro personaje hace un gran sacrificio por alguien más.

Spiritual Content

La mayoría de los armenios que viven en el Imperio Otomano son cristianos, alimentando la antipatía de los turcos hacia ellos.

Antes de que Mikael se vaya a Constantinopla, su padre le recuerda: "Dios te ha dado esta misión, que te bendiga y te proteja". Cuando comienza la matanza, los armenios alaban a Dios a pesar de sus sufrimientos. Por ejemplo, cuando Mikael se reúne con sus padres, admiten que los turcos destruyeron todo lo que poseían. "Nuestro negocio se ha ido", dice el padre de Mikael. No tenemos nada. Pero la madre de Mikael, Marta, dice: "Alabado sea Dios, al menos te tenemos a ti".

Sacerdotes y reverendos tratan de salvar al pueblo armenio, arriesgando sus propias vidas. Uno dirige un refugio cristiano para huérfanos - secretamente llevando a muchos fuera del país. Otro conduce a un grupo de refugiados a través de las montañas. Pero el desafío que enfrentan estos hombres de fe es en verdad desalentador. En una de las escenas más conmovedoras de la película, con los refugiados clavados en las montañas por las tropas turcas, una mujer se dirige a un reverendo y dice: "Dicen que los turcos nos matarán a todos. Dios no protegerá, ¿verdad reverendo? "

Escuchamos oraciones por protección, así como oraciones de acción de gracias. Vemos bodas cristianas, funerales y elaboradas ceremonias de la iglesia.

Sexual Content

A pesar de la promesa de Mikael a Maral, él y Ana duermen juntos cuando son empujados en la misma habitación de hotel en Constantinople durante una noche particularmente violenta. Eventualmente, la cámara les muestra besándose y desnudos parcialmente antes de que se muestren en la cama, también.

No fue necesariamente una aventura de una noche para Mikael. Más tarde le dice a su madre que no puede seguir adelante con su promesa. Pero Marta le recuerda sus compromisos, y Mikael se casa con Maral en una pequeña ceremonia fuera de su futura casa. Vemos a los dos en la cama juntos en su noche de bodas, ambos probablemente desnudos (aunque ambos están cubiertos principalmente por ropa de cama). Mikael se muestra encima de su nueva esposa. Poco después, Maral queda embarazada.

Cuando Emre y Mikael se encuentran, Emre se presenta como un apasionado estudiante de la "anatomía femenina". Ellos, junto con Chris y Ana, van a un restaurante donde una mujer seductora baila para los clientes. (Ella seduce a Ana que se una a ella.) Una mujer, claramente atraída por Mikael, lo tira a la pista de baile más tarde e intenta seducirlo. El no está interesado: "Creo que estaba siendo atacado", le dice más tarde a Ana.

Ana y Chris besan en ocasiones, aunque rara vez en los labios.

Violent Content

La Promesa tiene lugar, obviamente, durante un momento muy violento en la historia del mundo. Evidenciamos este período trágico a través de los ojos de la cámara.

Antes de que comience el genocidio, a Mikael, Emre y otros se les pide que retiren los órganos de un cadáver gris. Emre comete un error mientras corta alrededor de los intestinos del cadáver y es manchado con materia fecal, lo que provoca que una persona se desmaye.

Chris va a un pueblo armenio atacado, cubriéndose la nariz y la boca brevemente para alejar el hedor de la muerte; Finalmente ve los cadáveres de dos hombres. Él y su conductor ven entonces a sobrevivientes-mujeres y niños- siendo marchados al desierto (donde, históricamente, la mayoría de los armenios murieron de sed o hambre). A cierta distancia, Chris ve caer una mujer, y un soldado le dispara.

Mikael, mientras tanto, es forzado a un campo de trabajo. Allí, una parte del ferrocarril aplasta la pierna de un hombre. Cuando Mikael y otro prisionero tratan de arrastrar al herido, un guardia le dispara en la espalda. El guardia le pide al otro preso que le agradezca por "aliviar su carga". Más tarde, ese prisionero recoge una caja de dinamita inestable y -mientras le dice "gracias" al mismo guardia- lanza la caja en el suelo, matándose el, el guardia y varios otros. (Vemos cuerpos esparcidos).

Miramos prisioneros llorando por ayuda mientras están encerrados en los vagones de tren. Armenios y los turcos son asesinados y heridos por disparos de arma de fuego y artillería. Alguien muere por fusilamiento. La gente es golpeada y heridas. Ana golpea a algunos turcos con repollos. ("Al menos estarán bien alimentados", dice Mikael.) Nos enteramos de que el padre de Ana se suicida. Gente se ahoga.

(Advertencia de Spoiler) Los turcos intentan matar a todos desde la aldea de Mikael. Aunque un par de individuos, incluyendo la madre de Mikael, sobreviven, la mayoría yace muerta al lado de un arroyo, los cuerpos esparcidos descuidadamente. Mikael encuentra a su padre y a su esposa entre los muertos. El cuerpo de Maral está ensangrentado, pero no vemos el verdadero horror de lo que le sucedió: Más tarde, Mikael le dice a un grupo de armenios que su bebé no nacido fue arrancado del cuerpo de Maral.

Crude or Profane Language

Una palabra mierd- y un par de otras profanidades ("b-tardo" y "demonio-"). El nombre de Dios es mal empleado siete u ocho veces.

Drug and Alcohol Content

Mikael, Ana, Chris y Emre asisten a una fiesta elegante donde se sirve champán y se bebe. Rápidamente salen de ahí para otro lugar donde beben ajenjo, una bebida verde, alcohólica que fue proscrita en los EE.UU. alrededor de 1915 y se mantuvo así durante casi un siglo).

Chris aparentemente bebe demasiado en una fiesta e insulta al anfitrión ya sus invitados alemanes. Oímos una referencia a las guaridas de opio.

Conclusion

La Promesa se basa en el telón de fondo del genocidio armenio, en el que un estimado 1,5 millones de personas -la mayoría de ellos cristianos- fueron sistemáticamente aniquilados por el imperio otomano y su sucesor estado, Turquía. Y pese al amplio reconocimiento de las atrocidades, hasta el día de hoy Turquía insiste en que el genocidio nunca tuvo lugar.

Las vehementes negaciones de Turquía pueden explicar por qué se tardó más de un siglo en hacer una película como ésta. Los grandes estudios se mantuvieron alejados de este hecho: "Es demasiado caliente [para tocarlo]", dijo el productor Ralph Winter a Plugged In. Agregó que los fabricantes de la película tomaron precauciones de seguridad adicionales durante toda la producción.

Pero La Promesa fue hecha. Y el resultado es una gran experiencia cinematográfica, que recuerda películas de la década de 1960 como Doctor Zhivago: Es una historia íntima ambientada en el contexto de una epopeya histórica, trayendo una tragedia casi inimaginable en una escala más humana.

Pero aunque La Promesa atrae la atención necesaria a un momento histórico importante, también requiere algunas advertencias.

Esta es una película violenta, sin duda. Y aunque las escenas de batalla no son particularmente sangrientas en sí mismas, las secuelas pueden ser bastante preocupantes. Los cuerpos, incluidos los de las mujeres y los niños, se dejados a la putrefacción al aire libre. Las personas que nos importan mueren (o se supone que mueren), a veces de manera bastante terrible.

Por otra parte, la premisa titular de La Promesa -la tensión que Mikael siente entre su deber para con Maral y su pasión romántica por Ana- viene con una escena de dormitorio bastante desagradable y, creo, innecesaria, llena de pesada respiración. Artísticamente, la película puede sentirse no muy natural. Pero, aparte de esas advertencias, La Promesa  realiza algo que algunas películas de la corriente principal se atreven a hacer: Teje la fe en la historia orgánicamente y la toma en serio.

Esta no es una película cristiana: Nadie viene a Jesús, no hay llamados al altar. Pero es obvio desde el primer momento hasta el último cuán importante es la fe para los armenios que conocemos- su creencia en Jesús y su compromiso con él afecta cada aspecto de sus vidas. Y a pesar de que a veces murieron por esa fe, se aferraron a ella de todos modos, alabando a Dios a medida que sus sufrimientos y el dolor aumentó.

El doloroso retrato del genocidio armenio en la película La Promesa no es fácil de observar. Pero vale la pena escuchar la historia que cuenta.

Más Películas

 
MPAA Rating
pg13
Género
Drama
Elenco
Óscar Isaac como Mikael Boghosian; Charlotte Le Bon como Ana; Christian Bale como Chris Myers; Marwan Kenzari como Emre; Shohreh Aghdashloo como Marta; Angela Sarafyan como Maral; Kevork Malikyan como Vartan
Director
Terry George (Hotel Ruanda)
En Cines
April 21, 2017
En Video
July 18, 2017
Críitico
Paul Asay (translated by María C Chacón León)