Skip Navigation

Críticas de Video

Queen of Katwe

Reina de Katwe

Todos somos preciosos a los ojos de Dios, los reyes y las reinas, y todos los demás. Pero en este mundo caído, parecer que estamos lejos de ser iguales. E incluso puede sentirse como si algunas personas son nacidos peones de un juego de ajedrez.

Katwe, una región plagada de barrios marginales en Kampala la capital de Uganda, está llena de tales peones aparentes: los pobres para los cuales solo alimentarse, encontrar refugio y sobrevivir para ver el día siguiente es un trabajo a tiempo completo. Para algunos, incluso un simple techo es un lujo.

Phiona Mutesi vive en Katwe. Su padre se fue. Su madre, Harriet Nakku, se levanta temprano cada mañana para comprar algunas mazorcas de maíz que sus hijos venden en las calles concurridas de Katwe. Phiona no está en la escuela porque Nakku ni siquiera puede comprarle el uniforme, y mucho menos pagar la matrícula. En buenas noches, Nakku y sus cuatro niños se van a la cama llenos. En las malas, ella se acuesta con hambre. En las peores, sus hijos lo hacen.

Para Phiona, esta vida es su pasado, presente y futuro. Vender maíz. Comer cuando puede. Ella es uno de los miles peones, decenas de miles, luchando para sobrevivir, sólo con la esperanza de encontrar un lugar seguro por un tiempo … hasta que el destino y las circunstancias cambien para siempre.

Entonces Phiona y su hermano descubren un club de ajedrez, dirigido por Robert Katende. Allí, otros niños de Katwe encuentran un poco de distracción de su sombría chatarra de existencia. Tal vez incluso un poco de diversión.

Pero incluso en Katwe, hay estratos sociales que desafiar. Los otros niños evitan a Phiona-haciendo una mueca por su olor y llamándola cerdo. Pero Phiona no se va. Ella regresa (recién bañada) y comienza el aprendizaje del juego, paso a paso. Pronto ella está compitiendo con los mejores jugadores del club. Luego les está ganando.

Aprende que si un peón puede llegar al extremo del tablero, esa pieza se puede cambiar por otra. "En el ajedrez, el pequeño puede convertirse en el más grande", alguien le explica. "Por eso me gusta".

Y tal vez, sólo tal vez, esta peón de la vida real, una chica de Katwe-puede usar sus talentos prodigiosos de ajedrez para llegar al extremo del tablero también.

Positive Elements

La Reina de Katwe se basa en la verdadera historia notable de Phiona Mutesi, que llegó a convertirse en una jugadora maestra del ajedrez. Pero Phiona-tanto en la película y en la vida real-no surgió de la oscuridad sin ayuda. Esta película de Disney nos muestra quien guió a Phiona y la animó a alcanzar su potencial.

Comenzamos con Robert, un jugador de fútbol-aspirante a ingeniero cuya verdadera pasión (además de su propia familia) es enseñar a los niños a jugar al ajedrez. Se acuerda de lo gratificante que fue para él como adolescente el vencer a los niños más ricos de la "ciudad". Él cree que el juego puede dar a hijos e hijas pobres de Katwe un sentido de confianza, autoestima e identidad, convirtiéndose así en un trampolín para un mejor y más brillante futuro para ellos. A pesar de un peligro de lesión, Robert juega al fútbol para ganar dinero para pagar la entrada de la competencia de sus muchachos. Es tan dedicado a estos niños, de hecho, que deja pasar una oportunidad de trabajo mejor remunerado para quedarse con el equipo, sacrificando su propia trayectoria ascendente para animar a sus estudiantes de ajedrez a ir más lejos.

Mientras que Robert muestra un interés en todos los niños que participan en su Club de Pioneros de Ajedrez, Phiona es un talento poco común. A lo largo de los momentos críticos de su joven vida, Robert está ahí para apoyarla, incluso llevándola a su propia casa por un tiempo. De hecho, Robert se convierte en una especie de figura paterna para Phiona, ayudándola a empezar a ver cómo las estrategias que está dominando en el tablero de ajedrez también se aplican al juego de la vida. "¡Hay demasiados problemas!" Phiona gime. "Pero el ajedrez nos ayuda a resolver los problemas, ¿no?" su entrenador le recuerda.

Mientras tanto, la madre de Phiona tenazmente mantiene unida la familia en casa-cualquier clase de hogar que tengan en esa semana. Nakku Harriet es una mujer de profunda convicción moral, negándose a comprometer sus principios, aun cuando se podría hacer la vida más fácil. Vive con una cierta dignidad imperturbable. Incluso cuando ella se preocupa por el creciente ( y luego obsesionante) interés de Phiona por el ajedrez, preguntándose si es bueno, sabemos que ella sólo se preocupa por el bienestar de Phiona.

Y no olvidemos a Phiona. Ella es determinada y, a su manera, valiente. La vida no ha sido amable con ella, pero ella aún muestra amabilidad y generosidad para los demás, ayudando en cualquier manera que pueda para mantener a su familia unida. Claro, ella permite que esas habilidades de ajedrez locas se le vayan a la cabeza de vez en cuando. Pero esos momentos son raros. En su mayor parte, Phiona se comporta como un verdadero modelo a seguir.

Spiritual Content

El club de ajedrez pionero se opera bajo los auspicios del Ministerio Santuario Ágape. La película no se centra tanto en el aspecto de "ministerio" del club de ajedrez. Pero es bastante claro que la fe cristiana se teje en la vida cotidiana de Phiona y las personas a su alrededor. La familia de Phiona ora por sus humildes cenas, por ejemplo. El entrenador Robert conduce oraciones antes de un importante torneo de ajedrez. Personajes hablan siempre acerca de Dios.

Teniendo en cuenta los desafíos que enfrentan, la fe a veces puede ser difícil. "¿Cree que Dios nos ha olvidado?" Phiona le pregunta a su hermana mayor, Night. "No creo que Dios se preocupa por nosotros de una manera u otra", dice Night quien olvida las respuestas espirituales y en su lugar se desliza a una relación pecaminosa, para el desprecio de su madre. "Puedo mirar hacia otro lado", dice Nakku, furiosa, "pero Dios sigue viendo lo que haces."

Una antigua iglesia con una ventana en la forma de una cruz sirve como hogar de Nakku, Phiona y el resto de la familia-un refugio físico y espiritual contra las calles simbólicamente crueles de Katwe.

Cuando Phiona realiza su primer viaje a bordo de un avión y mira a las nubes por debajo de ella, le pregunta a su entrenador si ella está viendo el cielo. "No", dice el entrenador. "El cielo está un poco más alto."

Sexual Content

Las presiones de la pobreza de Katwe pueden ser aplastantes. Los indigentes tienen pocas opciones, y si usted es una mujer, esas opciones son aún más estrechas. La forma más viable de surgir para algunas es encontrar un "hombre mayor rico". Y mientras que las connotaciones sexuales de esas relaciones no se muestran aquí de forma explícita, hay una tensión sexual subyacente, tal vez una que pasará desapercibida por los espectadores jóvenes, pero no por los adultos.

[Advertencia de Spoiler] Night ha elegido vivir con su llamado Papi Rico-un tipo que parece estar interesado en ella por una sola razón. ( "Conozco una hiena cuando la veo", Nakku dice de él.) Ella se escapa con este hombre y, en sus retornos poco frecuentes, está vestida con lentejuelas, vestidos ajustados y usa mucho maquillaje. En un viaje de vuelta a casa, ella trata de dar dinero a la familia -dinero que Nakku sólo toma cuando Phiona la obliga. Con el tiempo nos enteramos de que el novio de Night "se cansó de ella," y ella vuelve a vivir con su familia de nuevo. Más tarde se revela que ella está embarazada.

Nakku se niega a seguir el camino de Night, pero la tentación de hacerlo aún está presente. "Yo te daré algo gratis cuando tú me des algo gratis," un hombre le dice. En cierto momento ella va a la ciudad vestida para encontrarse con un antiguo novio, y somos guiados a creer que Nakku tiene la esperanza de encontrar un ambiente más estable en el hogar, incluso si ella tiene que estar con alguien que no ama para lograrlo.

Cuando Phiona y su hermano se involucran con el programa de ajedrez de Robert, un vecino siembra la sospecha en Nakku que hay algo desgraciado en el club. "¿Quién sabe cómo [los entrenadores de ajedrez] usan a los jóvenes?" uno de los amigos de Nakku le advierte.

Phiona, todavía en su adolescencia, se pregunta qué hará o se verá obligada a hacer a medida que crece. "Muy pronto, los hombres comenzarán a buscarme," dice ella. "¿Dónde está mi lugar seguro, entrenador?"

Algunos niños y adultos varones andan sin camisa. El entrenador Robert y su esposa yacen en la cama, besándose y acariciándose mientras él la anima a ser íntima con él. (La cámara se aleja antes de que ocurra algo.)

Violent Content

El hermano de Phiona se lesiona en un accidente de tránsito, y Phiona soborna a un motociclista para llevarlo al hospital. Vemos una herida sangrante en la pierna superior (así como algunos rasguños y cortes en otras partes). El médico dice que la pueden suturar pero no tienen nada para amortiguar el dolor: Nakku le dice al médico que proceda, y oímos el llanto miserable del niño. Más tarde, Nakku quita una intravenosa del brazo de su hijo y le pide a Phiona que le ayude a sacarlo fuera del hospital porque no tienen dinero para pagar la factura médica.

La casa de Nakku en una antigua iglesia se inunda, casi llevándose a su hijo menor. Phiona golpea a un compañero miembro de un club de ajedrez. Oímos hablar de parientes que mueren.

Crude or Profane Language

Oímos un puñado de usos inapropiados del nombre de Dios.

Conclusion

"Los desafíos no son una maldición."

Eso es lo que leemos en la parte de atrás del autobús ruinoso del ministerio de Robert. Y en el contexto de esta historia, donde Phiona y sus compañeros se enfrentan a tantos desafíos, este un mensaje esencial. La gente habla de los niños de Katwe como enfermos, casi intocables. Uno de los competidores de Phiona se limpia la mano después de que Phiona la estrecha. Pero Robert sugiere que los desafíos que enfrentan sus niños de Katwe están de hecho muy lejos de ser maldiciones. De hecho, incluso pueden ser bendiciones. La vida de sus oponentes, sugiere, siempre ha sido relativamente fácil. Pero Phiona y sus amigos están compitiendo por sus vidas." Y eso los hace fuertes.

Se podía leer esa observación como un eco de los primeros versículos de Romanos 5: "Nos gloriamos en las tribulaciones, sabiendo que la tribulación produce paciencia, y la paciencia, carácter, y el carácter produce esperanza y la esperanza no nos avergüenza, porque el amor de Dios ha sido derramado en nuestros corazones por el Espíritu Santo que nos ha sido dado "(vs. 3-5). La Reina de Katwe es una historia sobre la esperanza, y sobre el valor, la determinación y la habilidad que van mano a mano con esa esperanza.

Phiona se atrevió a tener esperanza, a pesar de la desesperación encontrada a su alrededor. Y al hacerlo (y porque es muy buena jugadora de ajedrez), le dio esperanza a toda su comunidad. Ese es un muy buen mensaje.

Más Películas

 
MPAA Rating
pg
Género
Drama
Elenco
Madina Nalwanga como Phiona Mutesi; David Oyelowo como Robert Katende; Lupita Nyong'o como Nakku Harriet; Martin Kabanza como Mugabi Brian; Taryn Kyaze como Night; Ivan Jacobo como Richard joven; Nicolas Levesque como Richard viejo
Director
Mira Nair (Amelia, Vanity Fair)

Distribuidora
Disney/Buena Vista
En Cines
September 23, 2016
En Video
January 31, 2017
Críitico
Paul Asay (translated by María C Chacón León)