Skip Navigation

Críticas de Video

A Monster Calls

Un Monstruo Viene a Verme

La infancia está llena de monstruos.

Afortunadamente, la inmensa mayoría de ellos son imaginarios, vencidos al cerrar un libro o finalizar de ver una película-y al ser metido en cama por una mamá quien tranquiliza a un corazón tierno de que nada malo acecha en el armario.

Pero el monstruo con el que se enfrenta la mamá de Conor, Lizzie, es terriblemente real: ella está muriendo de cáncer.

Lizzie pone cara valiente, incluso cuando su pelo se cae y su cuerpo se gasta poco a poco. Ella insiste en que todo estará bien después de la siguiente ronda de quimioterapia. El niño de 12 años quiere creerla desesperadamente. Y la joven madre moribunda desesperadamente quiere creer lo que dice, también.

Pero la verdad es que Lizzie está muriendo una muerte lenta, espantosa, inexorable e inevitable. Es un destino monstruoso. Lo que parcialmente explica, quizás, por qué Conor ha comenzado a ser visitado por un monstruo de otro tipo. Es un árbol cerca de su casa que arranca sus raíces con regularidad a las 12:07 a.m. La voz profunda del árbol es tan ominosa como su rostro feroz.

Sin embargo, este monstruo no viene a saquear, sino a ofrecer consuelo, consejo e historias, sí, historias, para ayudar a un niño aterrorizado y desorientado a enfrentarse al monstruo de la pena que amenaza con consumir su corazón.

Positive Elements

Un Monstruo Viene a Verme es una historia fantástica, de vez en cuando tensa y de angustia de un niño a través de la pena. La película nunca explica explícitamente de dónde viene el monstruo (aunque hay algunos consejos para los videntes observadores). Pero parece probable que la presunción fantástica de la historia pueda entenderse mejor como una especie de proyección psicológica soñadora de lo profundo del corazón de Conor.

Lo que esta película hace -y conmovedoramente- es caminarnos a través de gran parte del proceso de enfrentarnos a la muerte de un ser querido. Vemos a Conor luchar con varias etapas de dolor, incluyendo la negación, la ira y, en última instancia, la aceptación.

En su primera aparición, el Monstruo le dice a Conor que vendrá tres veces, contando tres historias. Luego, el monstruo dice que vendrá por cuarta vez, con la expectativa de que Conor explique su propia historia de "pesadilla". "Esa será tu verdad", dice el monstruo.

El Monstruo entonces obedientemente entrega esos tres cuentos -fábula(que son animados en la película). Cada una de estas narrativas detalladas desafía a Conor con finales sorpresivos que entregan una moral inesperada; Y cada uno se relaciona con él de alguna manera (aunque Conor no puede ver siempre la conexión al principio). El monstruo en última instancia, quiere que Conor diga la verdad sobre el significado de una pesadilla recurrente que sigue teniendo. Es una verdad que Conor tiene dificultades para admitir.

[Advertencia de Spoiler ] La verdad profunda y oscura de la lucha de Conor no es que tenga miedo de que su madre muera. Más bien, es en el hecho de que él sabe que ella esta muriendo, que el está cansado de su lucha, y que está realmente listo para que ella muera. En su pesadilla, se aferra a su madre -que está siendo succionada en un profundo hoyo- y no puede mantener su control sobre ella. "No soporto saber que ella se irá", le dice al Monstruo. "La dejo caer, la dejo morir ... me merezco el castigo, me merezco lo peor". Luego agrega: "Empecé a pensar que quería que todo terminara ... La dejé ir, podría haberme aferrado a ella más tiempo". Es un sentimiento doloroso y agridulce de las profundidades de la pena y la culpa. El Monstruo ayuda al niño a ver que tiene que renunciar a su culpabilidad por la muerte de su madre por el cáncer a fin de llorar su muerte de una manera saludable y seguir adelante con su vida.

Aunque la historia trata principalmente con las relaciones de Conor con su madre y el monstruo, varios otros personajes se deben mencionar también. La abuela de Conor (que se muda con él y su mamá para cuidar a Lizzie a tiempo completo) es una mujer dura, disciplinada que eventualmente toma la custodia legal del niño. Aunque tienen una relación contenciosa, ella está comprometida con el muchacho y está profundamente afligida. Cerca del final de la película, ambos son capaces de llorar juntos sobre lo que ha sucedido.

El padre de Conor, que se divorció de su madre muchos años antes, es un tipo de buen corazón que visita a Conor y a su madre poco antes de su muerte. Está claro que el padre de Conor realmente no estaba a la altura de ser un buen marido y padre la primera vez, pero está haciendo lo mejor que puede para tratar de alentar y ayudar a Conor durante su breve estancia.

Finalmente, la madre de Conor sufre noblemente mientras se mueve hacia el final de su vida. Ella trata de proteger a Conor de lo peor de su enfermedad, quizás incluso preguntándose si ella ha intentado lo suficiente. Pero ella obviamente adora a su hijo (que cuida de muchas de sus necesidades de una manera que le madura más allá de sus años), y la idea de dejarlo es desgarrador para ella.

Spiritual Content

Vemos una iglesia y un cementerio (que incluye imágenes de cruces) repetidamente consumido por un gigantesco hoyo -tal vez una sutil metáfora visual de la crisis de fe que la muerte y la pérdida pueden crear. Una de las historias del monstruo involucra a un párroco que parece ser noble, pero resulta ser egoísta y, en última instancia, carece de la fe que proclama. Otra historia involucra a una bruja que parece malvada, pero de hecho no ha cometido el crimen atroz del que la acusan.

El Monstruo afirma paradójicamente el papel que la creencias juegan en la curación de alguien, pero advierte en contra de poner demasiado peso en ellas. "Creer es la mitad de toda curación", dice. "Creer es valioso, debes tener cuidado donde crees."

Alguien exclama seriamente: "Gracias a Dios".

Sexual Content

Otra de las historias del monstruo gira alrededor de un príncipe y de una hija del granjero que muestra escote- con quien el príncipe se escapa y finalmente se casa. Vemos una versión animada de la joven acostada, aparentemente sin ropa, bajo una manta.

El papá de Conor le dice al chico que se casaron en parte porque Lizzie quedó embarazada de él. Su padre dice que eran "demasiado jóvenes", y que en última instancia el amor no era "suficiente" para ayudarles a través de sus diferencias, que culminaron en el divorcio.

Violent Content

Como se ha señalado, Conor tiene en repetidas ocasiones una horrible pesadilla en la que su madre es tragada por un hoyo después de que el niño falla en aferrarse a ella. El evento no sólo se la lleva a ella, sino también a la iglesia y el cementerio. Lizzie finalmente sucumbe al cáncer en un hospital.

El monstruo parece causar terrible destrucción de la propiedad cuando viene a visitar al niño. Al final, sin embargo, está claro que no ha ocurrido tal daño. Dicho esto, a veces Conor puede causar estragos físicos reales en ataques de destrucción por enojo, incluyendo el destrozo completo de una de las habitaciones de su abuela (y sus reliquias de valor inestimables). Conor actúa su frustración en otra escena pateando y tirando cosas, así como saltando con enojo en los muebles.

Conor también está en el extremo receptor de los puños y los pies de los matones que lo golpean. Pisan su mano e incluso tiran de su lengua. En otro ataque de rabia, Conor se vuelve más tarde contra uno de sus torturadores y lo golpea repetidamente, hiriendo al muchacho lo suficientemente como para enviarlo al hospital (escuchamos).

Vemos imágenes de la versión original de King Kong de 1933 que muestra el inmenso simio que cae del edificio del Empire State después de haber sido herido por los aviones. Una de las historias del monstruo incluye a un rey que es envenenado y a una novia que es asesinada (que vemos representada vía animación).

Crude or Profane Language

El nombre de Dios es mal empleado dos veces. Escuchamos un uso de "maldición".

Drug and Alcohol Content

El padre de Conor toma una copa de vino en un restaurante. Un matón dice del distraído Conor que debe estar "borracho o algo así". Vemos una colección de las innumerables botellas de medicamentos recetados de Lizzie en su tocador, otra indicación visual de que su batalla ha sido larga y dura.

Conclusion

-Las historias son criaturas salvajes, Conor O'Malley, cuando las dejas sueltas, ¿quién sabe qué estragos pueden causar?

Así le dice el monstruo a Conor antes de narrar uno de sus tres cuentos. Y es verdad: algunas historias no van donde usted espera. Eso es porque a veces la verdad al final es difícil de admitir, difícil de abrazar.

Ése es ciertamente el caso en Un Monstruo Viene a Verme. Esta poderosa parábola del viaje de un niño a través del dolor revela algunas verdades sorprendentes en al final de la cinta. Es una película que tiene partes iguales intensas: el monstruo es lo suficientemente atemorizante visualmente como para dejar a los jóvenes espectadores con sueños negativos, y es emocionalmente inspiradora. A medida que la historia se desarrolla, el monstruo se vuelve menos monstruoso y más ... sabio.

Hay una profunda resonancia emocional en la forma en que el guía de Conor le ayuda a admitir y luego aceptar algunas verdades duras sobre lo que realmente siente acerca de la lenta desaparición de su madre. El monstruo ayuda a Conor a enfrentar a los monstruos en su propio corazón ... y comenzar a avanzar después de la muerte de su madre. "Será difícil", le dice el Monstruo al chico en su última conversación con él. Será más que difícil, pero lo harás.

Más Películas

 
MPAA Rating
pg13
Género
Drama, Ciencia Ficción/Fantasía
Elenco
Lewis MacDougall como Conor O'Malley; Liam Neeson como la voz de El Monstruo; Felicity Jones como Lizzie Clayton; Sigourney Weaver como la abuela; Toby Kebbell como Papá
Director
J.A. Bayona
Distribuidora
Focus Features
En Cines
January 6, 2017
En Video
March 28, 2017
Críitico
Adam R. Holz (translated by María C Chacón León)