Skip Navigation

Críticas de Video

Manchester by the Sea

Manchester Frente al Mar

A veces no somos enviados al infierno: Vivimos allí ya.

Lee Chandler fue feliz una vez. Tenía una esposa. Tres niños. Toda su familia vivía en Manchester, Massachusetts, una comunidad bonita y fría en Cabo Ann. Su hermano Joe tenía un barco. Y a veces, cuando el tiempo lo permitía, Joe llevaba a su propio hijo, Patrick y a Lee al mar, un barco blanco brillante que se balanceaba entre el agua gris y el cielo gris.

Pero entonces un trágico accidente destrozó la vida de Lee. Ahora vive solo en Boston, si se le puede llamar vida. Trabaja como conserje, limpiando baños y sacando nieve. Él ve cada día con los mismos ojos fríos, saluda cada momento con la misma boca sonriente. Cuando acaba el trabajo, él se dirige a su apartamento pequeño del sótano, cierra esos ojos fríos por algunas horas hasta que debe abrirlos otra vez.

Él no intenta matarse –ya no más- por lo que simplemente mata su tiempo, día por día sin sentido.

Un día, Lee recibe la noticia de que Joe está en el hospital de nuevo, otro ataque al corazón. Se apresura a regresar a Manchester. Pero cuando llega, ya es demasiado tarde: Joe se ha ido. El hombre que durante tantos años sirvió como la única luz y apoyo de Lee en un mundo frío y gris ahora es una losa fría y gris en el sótano del hospital.

Lee le da la noticia a Patrick durante su práctica de hockey en la escuela secundaria. Los próximos días son una tormenta de preparativos para el funeral, para el velorio, para lo que viene después.

El abogado de Joe sabe lo que viene después: La casa, el barco, todo es de Patrick ... eventualmente. Pero necesita un tutor. Y en su testamento, Joe dijo que quería que ese guardián fuera Lee.

Lee jadea. No hay forma, protesta. Joe cometió un error. No puede cuidar a un niño. No lo hará.

Pero, ¿quién lo hará? La última vez que Lee vio a la madre de Patrick, estaba borracha. Loca. Los únicos otros parientes viven en Minnesota. No tiene otra familia. Joe comprendió que Lee y Patrick compartían un vínculo especial, y Patrick necesita familia en este momento.

Y tal vez Joe, al escribir su testamento, sabía que Lee también podría necesitar familia.

Positive Elements

Si nos encontramos con una persona estereotipadamente "buena" en Manchester Frente al Mar, es Joe. Todo el mundo en la ciudad piensa bien de él. Y cuando Lee ataca a algunos de esos pobladores después de su muerte, un pacificador invoca el nombre de Joe, como si el buen nombre de Joe solo pudiera ofrecerle alguna protección. En una serie de flashbacks, nos dan una idea del carácter de Joe y su cuidado de la gente que lo rodea. Él claramente ama a su hijo, y hace todo lo posible para tratar de protegerlo de las dificultades de su esposa. Incluso en la muerte, Joe hace lo que puede para proveer para el adolescente.

Pero es en la relación de Joe con Lee que lo vemos más plenamente. Joe da la cara por su hermano sin reservas, insistiendo en que Lee le diga cuando se sienta suicida, comprando muebles para el lamentable apartamento de Lee y permaneciendo fielmente leal a él cuando todo el mundo parece derretirse.

Lee es una concha de su antiguo yo después de su desastre. Pero incluso en su estado emocionalmente debilitado, todavía se preocupa por Patrick. No es un padre sustituto. No es un guardián, francamente. Pero todavía quiere lo que es mejor para el niño (aunque muchos de nosotros no estaríamos de acuerdo con él en cuanto a lo que sería "mejor").

Patrick tiene sus puntos fuertes, también. A veces puede ser un chico muy concienzudo, sobre todo cuando se da cuenta de que Lee es un individuo todavía dañado. Y aunque Lee y Patrick tienen una relación extraña, a menudo enojada, sin embargo, están unidos firmemente-más como un hermano mayor y menor en vez de padre e hijo. Aunque Patrick esta en contra de muchas de las decisiones aparentemente arbitrarias de Lee y su inquietante estado de ánimo, está claro que Patrick quiere poco más que vivir con Lee. No es el padre de Patrick, pero está tan cerca como Patrick puede estar.

Spiritual Content

La madre de Patrick, Elise, ha cambiado mucho desde que Lee la vio por última vez, cuando estaba borracha y actuando como una loca. Ahora está con un cristiano devoto llamado Jeffrey. Un cuadro de Jesús cuelga en la pared del comedor, y algunos cosas cristianas adornan estantes cercanos.

Jeffrey y Elise invitan a Patrick a comer y dicen una oración. Hay una conversación incómoda acerca de si Patrick dijo "Amén" o no después de su oración. Después de la comida, Lee recoge a Patrick y  le pregunta qué le pareció Jeffrey.

"Es muy ... cristiano", dice Patrick.

"Sabes que también somos cristianos, ¿verdad?" Lee le dice, recordándole que son católicos.

El entierro de Joe se lleva a cabo en una iglesia católica y es presidido por un sacerdote. Hay una referencia a un Bat Mitzvah. Vislumbramos una iglesia de paso. Se habla de una producción de Godspell de la escuela secundaria.

Sexual Content

"¿Realmente tienes sexo con ambas chicas?" Lee le pregunta.

"No sólo jugamos a juegos de computadora", dice Patrick, aunque admite después que sólo tiene relaciones sexuales con una de ellos. Para la otra, está "trabajando en ello".

Patrick le pregunta a Lee si está bien si la primera, Sylvie, pasa la noche en la casa, agregando que su padre lo permitía y sugirió que los padres de la chica también (aunque los padres de ella creen que duerme abajo en el sofá) . Lee da su permiso una vez (vemos Sylvie en la cama de Patrick), pero niega permiso la próxima vez.

Patrick y la otra chica, Sandy, quieren tener sexo, pero su madre sigue interrumpiéndolos (aunque ella es consciente de que la están engañando en el cuarto de la niña). Patrick anima a Lee a pasar media hora con la madre de Sandy para que finalmente puedan tener relaciones sexuales. Pero Lee no puede mantener una pequeña charla, así que la madre de Sandy toca la puerta de nuevo, forzando a los dos a ponerse la ropa a la carrera. Los vemos en ropa interior y con un condón. Más tarde, Lee deja a Patrick y a Sandy en la casa de Patrick y les dice que tiene que hacer un par de horas de recados -un permiso claramente tácito para que los dos consuman su relación mientras él no está. Más tarde veremos a la pareja acostada, ambos cubiertas por una manta. Sandy lleva una camisa, Patrick no.

En un flashback, vemos a Lee tratando de besuquear a su esposa, Randi, que está enferma en la cama con un resfriado. Se desnuda hasta su ropa interior y se pone encima de ella, besándola mientras ella bromea quejándose de que le es difícil respirar. En otro flashback, vemos que la esposa de Joe, Elise, se desmaya en un sofá cuando Joe, Lee y Patrick entran. Aunque no se muestra nada crítico, Elise claramente no está usando nada en la parte inferior de su cuerpo, y Patrick se asusta al ver a su madre.

Lee escucha a una de los clientes de limpieza que le dice a alguien que tiene fantasías sexuales sobre él.

Violent Content

Manchester, él golpea a alguien con quien accidentalmente choca, enviando ese bar al caos también. Varias personas lo golpean antes de que un amigo separa a todo el mundo, pero Lee comienza la rutina de nuevo. Más tarde veremos a Lee maltrecho, con una nariz ensangrentada y cortes en la cara. (Una conversación indica que alguien pudo haberle dado con un bate de béisbol a Lee durante las peleas.) Patrick presiona a un compañero de hockey cayendo al hielo en un remolino de puñetazos.

Vemos el cadáver de Joe. Alguien dice sarcásticamente que quiere cortarse la garganta en lugar de ir al Bat Mitzvah de un pariente. En flashback, Lee y Joe bromean con Patrick sobre atraer tiburones al bote de Joe con la sangre de Patrick.

Advertencia de Spoiler) Una noche, cuando Lee y Randi todavía están casados, Lee pone un leño extra en la chimenea después de que Randi y los niños se van a la cama y camina a una tienda cercana para comprar más cerveza. Cuando vuelve, su casa está envuelta en llamas. Su esposa es llevada al hospital a la mañana siguiente, sufriendo de inhalación de humo. Los bomberos cavan a través de los escombros y llevan bolsas de cuerpo que sostienen los desgraciadamente pequeños restos de los tres hijos de Lee. Cuando él es llevado para el interrogatorio, él cuenta la historia entera y es liberado. "Cometiste un horrible error ", le dijeron, pero "no es un crimen olvidar poner la pantalla en la chimenea". Mientras Lee sale de la sala de interrogatorios, agarra la pistola de un oficial, se apunta a la cabeza e intenta suicidarse, su intento de suicidio es frustrado por la seguridad de la pistola. Es rodeado rápidamente por la ley.

Crude or Profane Language

Cerca de 85 palabras F en inglés, 15 palabras mierd- y una palabra panoch-, la última pronunciada por un adolescente. El nombre de Dios se usa mal 15 veces, cuatro emparejadas con "mald --- n". El nombre de Jesús es abusado una docena de veces. Otras profanidades incluyen "cul-", "put-" y "demoni--".

Drug and Alcohol Content

Lee bebe mucho. La noche de la tragedia, él y más de una docena de amigos beben y juegan al ping pong en el sótano de Lee. (Él admite más tarde a la policía que había marihuana y cocaína en la fiesta, también, aunque los espectadores no ven esas dos drogas). Lee le dice a la policía que él caminó a la tienda para conseguir más cerveza porque no podía conducir.

En flashback, Lee regresa de un viaje en el barco de Joe, y Randi le pregunta si la cerveza se mantuvo buena. Él dice que sólo bebió ocho cervezas durante el viaje de siete horas: Randi bromea que eso no es beber en absoluto. "Te dije que estaba dejándola," Lee le dice con una sonrisa.

Lee se emborracha en dos bares, resultando en peleas en ambas ocasiones.

Conclusion

Durante más de 2.000 años, el mundo de las obras de ficción, los libros y ahora las películas se ha dividido perfectamente en dos categorías clásicas: la comedia y la tragedia.

Me gusta la previsibilidad de la ficción de esa manera. Me gustan mis finales felices. Y cuando los finales no son felices, al menos me gusta saber que hay una razón para la tragedia que se desarrolla. En un mundo que a menudo se siente arbitrario e incluso innecesariamente cruel, la ficción nos da vidas con significado-hebras de historia que llevan, inconfundiblemente, a algún lugar.

Historias de este tipo reflejan la verdad que los cristianos creemos tan profundamente: que por extraño y al azar que nuestras vidas puedan sentirse en un momento dado, están llevando a algo. Nuestras historias son parte de la gran historia de Dios, y son tan importantes para esa historia como la de los reyes y presidentes.

Manchester Frente al Mar es, como tal, un extraño hilo de una historia. Un error trágico se encuentra en su núcleo, y una muerte repentina, aparentemente sin sentido sirve como su catalizador. Se nos dan dos personas por las que preocuparnos, dos almas dañadas. Y al final, sus historias todavía se sienten inacabadas. Nos quedamos sin moral devastadora, sino con ... una elipsis. Relaciones rotas que no han sido reparadas. Almas dañadas que no han sido sanadas. La historia sigue en tránsito.

No ayuda que nuestros personajes tomen tan malas decisiones en medio de su dolor, por supuesto. La promiscuidad adolescente de Patrick se ve habilitada. El comportamiento irrespetuoso y el lenguaje horrible manchan el lienzo de la película. Los errores evitables abundan. Los cristianos más dedicados que vemos aquí -las personas que deben guardar el secreto de la curación tan desesperadamente necesaria aquí- son bribones ineficaces, impotentes y estúpidos frente a tal necesidad.

Y sin embargo, incluso en medio de tal rotura, hay frágiles indicios de redención, si no en el sentido cristiano de esa palabra, al menos en una relacional.

Maravillosamente actuada y profundamente sentida, Manchester Frente al Mar es también una película difícil en todos los sentidos. Y es quizás más difícil cuando nos recuerda que nuestras vidas son comedia y tragedia. Que, en nuestros ojos finitos, todas terminan en elipses.

Más Películas

 
MPAA Rating
r
Género
Drama
Elenco
Casey Affleck como Lee Chandler; Luca Hedges como Patrick; Michelle Williams como Randi; Kyle Chandler como Joe; C.J. Wilson como George; Gretchen Mol como Elise; Matthew Broderick como Jeffrey; Marry Mallen como Sharon; Anna Baryshnikov como Sandy
Director
Kenneth Lonergan
Distribuidora
Amazon Studios
En Cines
November 18, 2016
En Video
February 21, 2017
Críitico
Paul Asay (translated by María C Chacón León)