Skip Navigation

Críticas de Video

Loving

Para amar y respetar. En el bien o en el mal. En la riqueza o en la pobreza, en la salud o la enfermedad. Hasta que la muerte nos separe.

Richard y Mildred Loving nunca hicieron esos votos matrimoniales. Su unión fue sellada en una corte, no en una iglesia. Pero sabían en lo que se estaban metiendo.

Incluso los mejores matrimonios tienen sus problemas. Richard, un hombre blanco, y Mildred, una mujer negra, sabían que su unión -cementada en 1958, cuando el sur todavía estaba fuertemente segregado- podría traer su propio tipo de problemas.

Los Loving estaban listos para todo. O eso pensaban.

Claro, sabían que no podían casarse en Virginia. El matrimonio interracial había sido ilegal allí desde 1924. Así que Richard y Mildred se casaron en Washington D.C., luego regresan a casa a Caroline County, Virginia para comenzar sus vidas. Una vez que el nudo es atado, el estado no intentará cortarlo, ¿verdad?

Una noche, mientras Mildred y Richard están durmiendo, el alguacil del condado y un par de diputados se mete en el dormitorio de la pareja y los arresta. Antes de ser arrastrado, Richard señala la licencia de matrimonio colgada en la pared.

"Eso no vale aquí", dice el sheriff.

No pasará mucho tiempo antes de que Mildred y Richard sean llevados ante el juez. El abogado de la pareja les lanza una súplica: Si ellos admiten su culpabilidad, serán técnicamente sentenciados a su año obligatorio de prisión, pero esa sentencia será suspendida-si los Loving acuerdan no pisar el estado por 25 años.

Los Loving aceptan el trato. ¿Qué opción tienen? Ellos se mueven hacia el norte a D.C., teniendo una vida miserable cuando su familia crece de dos a cinco. Pero Mildred extraña desesperadamente Virginia. La fría calle de la ciudad en la que viven tiene pocos árboles, poca hierba, sin espacios abiertos para que sus hijos corran. Ella mira una marcha de derechos civiles en la televisión dirigida por un joven Martin Luther King Jr. Una marcha que está a sólo 125 millas de distancia en Filadelfia.

"Toda esta charla de derechos civiles", dice un amigo a Mildred. -Tienes que conseguirte algunos derechos civiles.

Así que Mildred agarra lapicero y papel y empieza a escribir al Fiscal General Bobby Kennedy. Talvez el pueda ayudarlos.

En el bien o en el mal, dicen los votos. Para Richard y Mildred Loving, su matrimonio ha sido marcado por un montón de cosas peores. Ahora Mildred está decidida a conseguir algo mejor.

Positive Elements

Loving se basa en la verdadera batalla legal de Richard y Mildred Loving. Desde el momento en que fueron arrestados por primera vez hasta su eventual victoria en la Corte Suprema, fue una pelea que duró casi 11 años.

Obviamente, sus juicios -en ambos sentidos de esa palabra- fueron decisivos para abrir la puerta al progreso de los derechos civiles desde hacía mucho tiempo y, como tales, son aclamados como héroes. Pero la película no deja el asunto allí. Aunque muchos en la película ven la relación de los Loving como una afrenta a la orden natural o un caso histórico para revocar precedentes legales, el título de doble sentido de Loving nos recuerda que esto es, más que nada, una historia de amor.

Richard es un proveedor trabajador que, en su mayor parte, deja que sus acciones hablen por él. Gruñón y a veces incómodo con la creciente publicidad que los rodea, a el no le importa mucho el precedente legal: Simplemente quiere vivir en paz con su esposa , En Virginia si pueden. Él está absolutamente dedicado a ellos y hará cualquier cosa para protegerlos. Rechaza la invitación para asistir a la audiencia del Tribunal Supremo. Pero cuando Bernie Cohen, abogado de la Unión Americana de Libertades Civiles y el hombre que está promoviendo el caso de los Lovings, le pregunta a Richard si le gustaría transmitir cualquier mensaje a la corte, Richard dice simplemente: "Dile al juez que amo a mi esposa."

Mildred toma la delantera en los procedimientos legales con mucha gracia. Ella es la que escribe a Bobby Kennedy. Ella es la que se compromete a reunirse con Bernie Cohen. Cuando los abogados se acercan y los medios comienzan a entrometerse, ella es la que más a menudo habla. Pero cuando Richard rechaza una invitación a la Corte Suprema, Mildred, un tanto renuente, se pone de pie junto a su esposo: "Yo no voy sin él", le dice a Cohen.

Spiritual Content

El único contexto en el que la religión aparece aquí es, por desgracia, en oposición a la relación de los Loving. Primero escuchamos la supuesta justificación religiosa contra el matrimonio interracial del Sheriff Brooks. "Es la ley de Dios", le dice a Richard. "Son diferentes por una razón."

Esa "razón" se repite en el lenguaje utilizado en la ley de 1924 que prohíbe el matrimonio interracial (que se cita en la película): "Dios Todopoderoso creó las razas blanca, negra, amarilla, malaya y roja y las colocó en continentes separados. Y por la interferencia con su arreglo no habría causa para tales matrimonios, el hecho de que él separara las razas demuestra que él no tenía la intención de que las razas se mezclaran".

Sexual Content

Mildred está embarazada cuando comienza la película, y mucho antes de que ella y Richard legalmente sellen su unión. Vemos a la pareja besarse y abrazarse afectuosamente. Su hermana hace la única alusión cruda a su relación sexual: "Puedes dejar de mirar su jareta", dice. Sabes que es lindo.

Cuando Mildred es encarcelada por primera vez, el sheriff hace avanzar a un hombre que mira mucho la celda. "Debería ponerte con ella esta noche", le dice el Sheriff, tratando de asustar a Mildred.

Violent Content

Vemos a uno de los niños de los Loving ser atropellado por un carro. Sólo algunos cortes y magulladuras, pero es la última gota que prueba la voluntad de Mildred para seguir viviendo en la ciudad. Mildred quiere irse con la familia en algún lugar donde sus hijos puedan jugar con seguridad.

Richard y Mildred son sacados de la cama cuando son arrestados por primera vez. Richard encuentra un ladrillo en su carro, envuelto en una revista con la historia sobre él y su esposa. Cuando regresa a casa una noche, otro carro parece estarlo siguiendo: una vez que llega, le pide a su hijo que corra a casa de un amigo y le diga al amigo que venga con una pistola. Él lo hace, y los dos vigilan desde el porche de Richard.

La madre de Richard es una partera, y la audiencia la ve ayudando a traer al mundo a dos bebés. El nacimiento no es gráfico, pero vemos a Richard botando un poco de agua con sangre durante el procedimiento.

Aprendemos de una diapositiva al final de la película que el verdadero Richard Loving fue asesinado por un conductor borracho siete años después del veredicto del Tribunal Supremo.

Crude or Profane Language

Una palabra mierd- y un puñado de otras profanidades, incluyendo un par de "cul-", "b-tardo" y "maldici-n". La palabra negro hijueput- se usa tres veces.

Drug and Alcohol Content

Richard y otros fuman con frecuencia. Lo vemos bebiendo con algunos amigos en un bar, bebiendo cerveza y whisky. Otros beben cerveza y quizás alcohol ilegal en una fiesta.

Conclusion

Para amar y respetar. En el bien o en el mal. En la riqueza o en la pobreza, en la salud o la enfermedad. Hasta que la muerte nos separe.

Los Loving nunca dijeron esas palabras exactas. Pero permanecieron fieles tanto a la letra como al espíritu de esos votos a lo largo de su matrimonio, incluso cuando el propio Estado intentó separarlos. Si hubieran hecho lo que tantas parejas hacen regularmente hoy en día -sólo viven juntas sin vínculos legales y sin compromisos formales- habrían estado bien, sugiere la película. "Nunca debiste haberte casado con esa chica", le dice la madre de Richard. "Todo esto es culpa tuya", la hermana de Mildred le grita ante los problemas legales crecientes. Aún otro amigo le sugiere a Richard que podría hacer que todos estos problemas desaparezcan con una simple palabra de dos letras: el divorcio.

Todo el mundo menos Richard y Mildred, deseaban que la pareja se separara. Pero Richard y Mildred querían hacerlo oficial. Querían hacerlo legal. Ellos querían hacer lo correcto.

Loving es una hermosa historia del amor de una pareja con escalas íntimas, y pocas preocupaciones de contenido. Pero lo más importante es también la santificación legal de ese amor: El reconocimiento público de que este hombre y esa mujer no son dos sino uno unidos, indivisibles, hasta que la muerte los separe.

Más Películas

 
MPAA Rating
pg13
Género
Drama
Elenco
Ruth Negga como Mildred; Joel Edgerton como Richard; Will Dalton como Virgil, Sharon Blackwood como Lola; Terri Abney como Garnet; Alano Miller como Raymond; Christopher Mann como Theoliver; Marton Csokas como el Sheriff Brooks; Nick Kroll como Bernie Cohen; Jon Bass como Phil Hirschkop; Michael Shannon como Grey Villet
Director
Jeff Nichols (Mud)
Distribuidora
Focus Features
En Cines
November 4, 2016
En Video
February 7, 2017
Críitico
Paul Asay (translated by María C Chacón León)