Skip Navigation

Críticas de Video

Incarnate

La Reencarnación

Vivimos en una era cada vez más secular. Menos gente va a la iglesia. Los ateos están en aumento. Las ideas del cielo y el infierno son vistas por muchos como algo contradictorias.

Lo que hace que el caso ocasional de posesión demoníaca sea un poco delicado.

Por suerte para esas personas, el Dr. Seth Ember existe.

Ember es un exorcista, digo, un especialista en evacuación de espíritus malignos. El agua bendita y las cruces son para los tontos, cree. Él usa la ciencia para arrancar esos molestos demonios-digo, espíritus malignos, de sus pobres anfitriones humanos. Se sumerge en sus subconscientes, moviéndose en sus sueños y descubriendo una manera de atraer a las pobres almas desafortunadas, digo las mentes, de vuelta a un estado de conciencia. Una vez que eso sucede, el espíritu no tiene poder y muere prontamente.

¡Viva la ciencia! Tiene una respuesta para todo.

Pero por la ropa desaliñada de Ember,  su tendencia a beber, y su comportamiento perpetuamente malhumorado, sabemos que el tipo está poseído por sus propios demonios metafóricos. Y él también es perseguido por uno muy literal: un espíritu maligno que se hace llamar Maggie, al que Ember ha estado buscando por mucho tiempo. Parece que el guarda rencor contra la entidad por matar a su esposa y su hijo. O tal vez es ella la le guarda rencor a el. Es difícil decirlo. Ember no creía encontrar nunca a Maggie ... hasta que Camilla, una hermosa representante del Vaticano, se detuvo para charlar con el. Camilla es católica, y ella le dice a Ember que un archi-demonio está vagando en el cuerpo de un niño de 10 años llamado Cameron, esperando su tiempo hasta que pueda dar un salto a un nuevo anfitrión. El Vaticano sospecha que el demonio puede ser Maggie. Pero aunque la Iglesia Católica envió a sus mejores exorcistas, Camilla admite que han sido "ineficaces".

Ember no está contento de trabajar con el Vaticano. Pero Maggie es demasiado atractiva. Tomará el caso, tendrá una cita con Maggie y rescatará al niño.

Si él puede.

Sabe que no será fácil. Maggie es, después de todo, un espíritu muy poderoso. Y últimamente los estados de sueño en los que ha entrado se han sentido demasiado reales, dejándolo potencialmente bajo la influencia de un determinado espíritu. ¿Será este sea el último caso de Ember? ¿Será posible que finalmente pueda reunirse con sus creadores ecuménicos? ¿O será que Maggie lo reclame para sí misma?

Una concepción cristiana del cielo y el infierno puede no estar en juego en esta historia, pero Ember cree esto: Todavía hay algunos destinos peores que la muerte.

Positive Elements

Cualquiera que sea el sistema de creencias de Ember, es bueno que salve a la gente de sus demonios. A pesar de que principalmente hace su trabajo con el fin de encontrar y combatir las entidades malignas, él está feliz de ayudar a la gente de todos modos. Cuando la madre de Cameron cuestiona su enfoque áspero y centrado en sí mismo –solo intentando derrotar a Maggie y no se preocupa por el chico- Ember admite que si le importa.

Antes de ser poseído por Maggie, Cameron parece ser un chico agradable y reflexivo. Recoge las llaves de su madre cuando las deja caer. Cubre a su madre con una manta cuando se queda dormida en el sofá. Ciertamente él merece algo mejor que tener su cuerpo secuestrado mi un espíritu maligno.

Spiritual Content

"Simplemente no creo que lo que hago pertenezca a ninguna religión", dice Ember a Camilla. Lo que una fe llama un demonio, dice, otra podría llamarlo un espíritu inmundo, o un genio o criatura sobrenatural. Son todos iguales para él: seres desencarnados que se enganchan a los seres humanos, los toman y eventualmente los matan. Tanto él como Maggie desprecian los adornos tradicionales del exorcismo ( "Agua bendita, crucifijos ... son tan aburridos", dice).

Pero es difícil contar una historia de posesión sin invocar varios tropos e imágenes religiosas. Ambos sitios de referencia de Ember y Maggie suenan como el infierno. Ember se refiere a los espíritus como "succubus". Y cuando va a tratar con Maggie, pone una cruz alrededor de su cuello-una que siempre fue usada por su esposa.

Ember a menudo critica a los representantes católicos por sus técnicas de exorcismo supuestamente brutales. (Insinúa que muchas personas mueren como resultado de sus exorcismos.) Un sacerdote católico, Félix, mantiene en cautiverio a un hombre poseído. Fantásticos instrumentos de metal se encuentran cerca, lo que sugiere que Félix está torturando al espíritu (y, por supuesto, a su huésped mortal) con el fin de extraer información de un inframundo maligno.

Los espíritus malvados desencadenan un montón de travesuras. Su truco favorito parece ser la levitación de huéspedes humanos o víctimas en el aire, a veces pegándolos contra los techos.

Sexual Content

Uno de los clientes de exorcismo de Ember está atrapado en un sueño que se lleva a cabo en un club nocturno, y está rodeado de hermosas mujeres con ropa apretada, a veces escotada. Más tarde nos enteramos de que la víctima a veces visitaba los clubes de striptease.

Ember encuentra al padre de Cameron en un bar, agarrando los pechos de una mujer coqueta y tirando de la cintura de sus jeans. En otro lugar, vemos a una pareja besarse.

Violent Content

La gente cae de los techos o las ventanas, a veces muriendo. Una mujer, con el rostro herido, rompe su cuello tras la posesión de Maggie. Un hombre, habitado por un demonio, se corta la garganta (fuera de la cámara).

Ember intenta ahogar a un hombre poseído hasta que acepta hacer lo que Ember le dice que haga. En un estado de sueño, Ember comienza a sangrar por el abdomen,  tosiendo sangre mientras se acuesta, al parecer moribundo. Un hombre viene a supuestamente ayudarlo, luego se vuelve demoníaco y mete su mano en el abdomen de Ember. Ember se mete en peleas con varias entidades espirituales en estos mundos de ensueño: A veces se golpean mutuamente. Ember psíquicamente prende a uno en llamas. Para que las víctimas sean sacudidas de sus sueños, siempre deben saltar desde altas ventanas. Maggie le dice a Ember que tiene la intención de "torturar a todo lo que amas".

Escuchamos varias veces que el padre de Cameron rompió el brazo del muchacho. En un mensaje de correo de voz, el hombre insiste: "¡No quise golpearlo!"

En flashback, vemos el accidente de coche que cobró la vida de la esposa e hijo de Ember. Un coche golpea su vehículo de frente, y Ember ve el cuerpo de su esposa, su cara ensangrentada, estrellarse en el salpicadero del coche. El cuerpo de su hijo está afuera, el suelo manchado de sangre. Ember también ve al conductor del otro coche -que también está claramente ensangrentado y aparentemente muerto- luego se reanima.

[Alerta de Spoiler] Para sumergirse en la inconsciencia de una víctima de posesión, Ember y su equipo deben llevarlo a un estado de muerte cercana a través de una intravenosa con producto químico. Sabiendo que Maggie representa una amenaza peor que la muerte, Ember se conecta con lo que parece ser una droga suicida, algo que como último recurso lo matará y evitará que su alma caiga en las garras de Maggie.

Crude or Profane Language

Una palabra f en inglés, media docena de palabras mierd-  y otras profanidades, incluyendo "cul-", "put-", "maldici-n" y "demonios". El nombre de Dios es mal utilizado seis veces, y el nombre de Jesús es abusado tres veces.

Drug and Alcohol Content

Ember y Felix tienen bebidas juntos (whisky y vino, respectivamente). Ember bebe de un frasco, y entra en un bar para ir a buscar al padre de Cameron. (El hombre se niega a irse a menos que Ember le compre otra cerveza.) La gente bebe en un club.

Conclusion

Hay ciertas cosas que no se deben hacer.

Uno no debe hacer una película de exorcismo sin Dios y la fe incluidos.

Los maestros de horror seculares se encuentran en una posición difícil en estos días. Las historias que representan la posesión demoníaca son historias poderosas, historias asustadizas y-quizás lo más importante para los contadores de Hollywood-historias que ganan dinero.

Pero estos practicantes de terror en pantalla pueden leer las tendencias religiosas tanto como nosotros. Los jóvenes -la gente que en gran medida compone el público de horror- son más seculares que sus padres o abuelos. Es menos probable que crean en algo. Entonces, ¿Será posible hacer una historia de exorcismo eficaz sin, ya sabes, meter a Dios en el asunto? No. Y La Reencarnación lo demuestra.

Sus fabricantes lo intentaron. Hicieron todo lo posible para exorcizar la religión de la historia y crear una base cuasi-mística, pseudo-científica. Pero los espíritus malignos todavía recitan conjuros extraños semejantes a hechizos y actúan para todo el mundo como los demonios tradicionales. Y cuando llega el momento de un clímax resonante, un cazador de demonios todavía pone un crucifijo a la garganta de su enemigo.

Tenemos que creer en Dios para contar historias sobre el diablo. Desacoplar los dos simplemente no funciona. Y no sólo desde la perspectiva de la fe, sino desde la perspectiva de contar buenas historias. A pesar de sus fundamentos seculares, esta película, francamente, no es lo suficientemente buena o lo suficientemente fuerte como para desafiar la fe de mucha gente. El contenido que vemos aquí no es extremo, para los estándares de películas de terror. Las sangre es mínima. Las escenas de salto son escasas y, en su mayor parte, ineficaces.

Pero eso no hace que esta película de posesión de demonios libre de religión valga la pena verla.

Más Películas

 
MPAA Rating
pg13
Género
Drama, Horror
Elenco
Aaron Eckhart como el Dr. Seth Ember; Carice van Houton como madre de Cameron; David Mazous como Cameron; Catalina Sandino Moreno como Camilla; Keir O'Donnell como Oliver; Tomas Arana como Félix; Matt Nable como Dan
Director
Brad Peyton (San Andreas, Journey 2: La Isla Misteriosa, Gatos y Perros: La Venganza de Kitty Galore)
Distribuidora
Universal Pictures
En Cines
December 2, 2016
En Video
March 7, 2017
Críitico
Paul Asay (translated by María C Chacón León)