Skip Navigation

Críticas de Video

Denial

Los hechos son hechos, ¿verdad?

Sabemos que dos más dos son cuatro. El sol sale por el este. Claro, podemos discutir sobre la política y la teología. Podemos objetar las mejores películas o los alimentos más sabrosos. Pero vivimos esta vida sabiendo que ciertas cosas simplemente son, sea que se quieran o no.

El Holocausto es un hecho. Que los nazis asesinaron sistemáticamente a Judíos y a otros en sus campos de concentración es incontrovertible, dice la profesora Deborah Lipstadt. Millones de personas murieron. Millones más dieron testimonio de sus horrores. Los campos de la muerte hablan por sí mismos.

Deborah sabe que hay quienes la niegan, por supuesto: Ella escribió un libro sobre eso. En Negando el Holocausto, Deborah presta especial atención a David Irving, un historiador británico aficionado y un negador prominente. "Más mujeres murieron en el asiento trasero del coche de Edward Kennedy en Chappaquiddick que en las cámaras de gas en Auschwitz", dice el en discurso. Deborah dice que está equivocado, equivocado por millones de factores. En el libro ella lo llama intolerante, falsificador e historiador deshonesto.

Pero si la historia personal de David Irving demuestra algo, es que nunca dejamos que los hechos se interpongan en el camino de un buen espectáculo. En 1996, el presenta una demanda contra Deborah y sus editores. Pruebe que soy un intolerante, Irving se atreve a decir. Demuestre que mi versión de la verdad está errada.

Si Deborah va a juicio, tendrá que hacer exactamente eso. Si la demanda hubiera sido presentada en los Estados Unidos, la carga de la prueba hubiera estado en el demandante-Irving-para mostrar que había sido difamado injustamente. Pero en Gran Bretaña, la carga está en la parte demandada-Deborah-el demostrar que no lo hizo.

Durante años, Deborah se ha negado a debatir con los negadores. "No voy a debatir hechos," dice ella. Un juicio le da a Irving el foro público que tanto desea. Una oportunidad para sugerir que el Holocausto no es la historia incuestionable que el mundo dice que es. Es una oportunidad para que él siembre unas pocas semillas de duda en las mentes del público. Lo que podría mantener su carrera editorial fluyendo y sus conferencias llenas. Incluso podría darle la legitimidad que tanto desea. Muchos judíos británicos quieren que Deborah y sus editores arreglen simplemente el asunto fuera de los tribunales y que se olvide silenciosamente.

Pero Deborah no lo hará. "No puedo resolverlo así", dice finalmente. "El hombre es un mentiroso, y alguien tiene que decirlo."

Positive Elements

David Irving es un mentiroso, y eventualmente se prueba en la corte. Pero se necesita un equipo para probarlo.

Deborah quiere hablar por sí misma durante el juicio. Ella quiere que algunos de los sobrevivientes cuenten sus propias historias. Le dice un superviviente, "Te prometo que se escuchará la voz de sufrimiento." Y eso es admirable.

Sin embargo, su equipo legal, dirigido por el abogado Anthony Julius y el abogado Richard Rampton (que en realidad habla en los tribunales), no quieren que Deborah o los sobrevivientes suban al escenario de Irving . Anthony y Richard quieren que el caso se centre de lleno en la obra de Irving, y creen que el libro –no Deborah misma, será el acusador más elocuente de Irving. "No es una prueba de tu credibilidad", dice Anthony. "Sino de la de él."

Esto, curiosamente, se convierte en el punto central de tensión de la historia –el deseo de Deborah de hablar, en contraste con el deseo de su equipo de hacer lo que sea mejor para el caso. Pero a través de todo, tanto Deborah como su equipo tienen el mismo juego loable en mente: proteger la verdad histórica y llamar a cuentas a los que la niegan.

Spiritual Content

Deborah es judía, y ella parece tomar en serio su fe por lo menos en ciertas ocasiones. Durante la gira de Auschwitz, se para ante un hueco- con todo lo que queda de uno de los edificios utilizados para ejecutar las víctimas del Holocausto - y recita la oración de misericordia de los judíos, que a menudo se utiliza durante los funerales.

"Dios, lleno de misericordia, que habitas en las alturas, proporciona un descanso seguro sobre las alas de la Presencia Divina, dentro de la gama del santo, puro y glorioso ...", ella dice. Un historiador que está a su lado se le une en oración, se quita la gorra y se pone un kipá.

Se hace referencia a la fe judía y a los judíos a menudo a lo largo de la película, aunque con frecuencia de manera negativa cuando David Irving habla. Irving y otros negadores creen que el Holocausto es una forma en que los Judíos engendrar simpatía (y recogen dinero). En un video de un viejo discurso, se muestra la imagen de una víctima del Holocausto con su tatuaje numerado; Irving se pregunta cuánto dinero la mujer ha reunido debido a ese tatuaje. El pronuncia muchos comentarios antisemitas durante toda la película (y sus declaraciones anteriores son reportados por los abogados de Deborah), que incluye una cancioncilla racista, antisemita que le enseñó a su hija. Sus partidarios- nazis cabezas rapadas y simpatizantes, se reúnen fuera de la corte para apoyar a su hombre. " Sucia Judía!" oímos una voz decir cuando Deborah entra en la sala del tribunal.

Durante una rueda de prensa, al fondo vemos un vitral de San Jorge conquistando un dragón. Auschwitz se considera un santuario. Pero cuando Richard pasea por este, él dice: "No estamos aquí en peregrinación, nos preparamos para un caso."

Sexual Content

Después del veredicto, Irving le dice a la prensa que él no es racista. El ha contratado servicio doméstico de todas las razas, dice, "chicas muy atractivas con pechos muy bonitos." Vemos brevemente una mujer en el equipo legal de Deborah trabajando como su novio o esposo (no está claro cuál) que se despierta en la cama. En la corte, Irving dice que el ataque de Deborah sobre él fue tan perjudicial como si lo llamaran un "golpeador de mujeres" o un "pedófilo".

Violent Content

Sólo hay tres momentos que vagamente se pueden calificar como visualmente violentos en Denial: A Irving le lanzan un huevo en la espalda mientras entra a la corte; Richard pisa un pedazo de alambre de púas en Auschwitz que, aparentemente, pincha la suela de su zapato; y Deborah se imagina, por un segundo o dos, a las víctimas del Holocausto arañando una ventana mientras gas se filtra en su cámara.

Sin embargo, aunque la película no cuenta con muchas escenas de violencia abierta, Denial está  construida alrededor de uno de los crímenes más terribles, más violentos de la historia humana. Las referencias a las atrocidades del Holocausto son frecuentes. Richard se queda mirando a enormes, interminables montañas de zapatos en Auschwitz-todo lo que queda de muchas de sus víctimas. Irving y el equipo legal de Deborah discuten sobre los métodos utilizados para ejecutar Judíos en los campos de concentración nazis. Del mismo modo, el costo humano del Holocausto, aunque no repetido en detalle innecesario, nunca está lejos de nuestros pensamientos.

Crude or Profane Language

Una palabra F  en Ingles y dos veces la palabra mierd-, junto con dos usos de la palabra "demonio-". Cinco usos inapropiados del nombre de Dios.

Drug and Alcohol Content

Los personajes beben vino, a menudo celebrando después de un buen día en la corte. Richard fuma, incluso enciende un cigarrillo en Auschwitz.

Conclusion

Llega un punto en el que Deborah se siente aislada por su propio equipo legal. Ella pide declarar ante el juez, y Anthony se niega. Ella ruega que a las víctimas del Holocausto se les dé un día en corte. Anthony dice que la corte no es lugar para que las víctimas encuentren el cierre o la paz. Cuando ella insiste a Anthony que ella les prometió algo que decir, Anthony le dice que mejor vaya a ellos y rompa esa promesa.

Como espectadores -en especial espectadores acostumbrados a que nuestros héroes en pantalla digan lo que piensan y luchen contra los enemigos en todos los lados- somos animados a simpatizar con Deborah.

"Todo lo que tengo es mi voz y mi conciencia, y tengo que escucharla", le dice a Richard.

"El problema es que" Richard le dice, "lo que se siente mejor no es necesariamente lo que funciona mejor."

Es raro que una película alabe un bien sobre el deseo justo (y totalmente comprensible) de un individuo. Las películas son obras emocionales, y a menudo llegan a conclusiones emocionales: Ellas no siempre nos dicen que hagamos lo que está bien (aunque muchos, por supuesto, lo hacen), pero casi sin excepción, nos dicen que hagamos lo que se siente bien. Esto hace que  Denial  sea una obra inusual. Richard le dice a Deborah que el objeto principal es ganar. Y la mejor manera de ganar es a través de, como él dice, "un acto de negación de sí mismo."

Denial. El título de la película se refiere a la negación del Holocausto de David Irving, por supuesto. Pero también se refiere a la auto-negación de Deborah. Su incómoda confianza en su propio equipo legal. Su eventual disposición a someterse a la experiencia y la orientación de ese equipo. No es fácil, pero lo hace. Y su fe vale la pena.

Denial tiene una fuerte actuación y aún más fuerte contenido: La importancia de proteger la verdad y la historia. Y lo hace mientras permanece relativamente limpia.

Aun así esta no es una película para todo el mundo. El lenguaje puede ser duro en algunos momentos, y el Holocausto es de por sí un tema difícil. Pero es una historia que te hace pensar, sin retorcerte. Y es difícil negar la frescura en eso.

Más Películas

 
MPAA Rating
pg13
Género
Drama
Elenco
Rachel Weisz como Deborah Lipstadt; Tom Wilkinson como Richard Rampton; Timothy Spall como David Irving; Andrew Scott como Anthony Julius
Director
Mick Jackson (Volcán)

En Cines
September 30, 2016
En Video
January 3, 2017
Críitico
Paul Asay (translated by María C Chacón León)