Skip Navigation

Críticas de Video

Boo! A Madea Halloween

¿Fantasmas? ¿Duendes? ¿Cosas que te golpean en la noche? No pueden competir con una mujer negra loca.

Es cierto,  Madea ha regresado. Y si hay una cosa que hemos aprendido de todas sus películas, es que ella no se asusta fácilmente.

Oh, claro, le teme a la policía, pero ¿qué mujer con tantas órdenes pendientes no le temería? Ella ha mostrado cierta renuencia a ir a la iglesia, pero tal vez eso es prudente, teniendo en cuenta la amenaza de un rayo errante. Pero si un vampiro trata de poner sus colmillos en el cuello amplio de Madea, va a pasar los próximos meses bebiendo la hemoglobina a través de una paja. Y Medea de seguro no le tiene miedo a ninguna adolescente bocona.

Buena cosa.

Esto se debe a que Brian, sobrino de voz suave de Madea, está criando a una adolescente irrespetuosa llamada Tiffany, que a los 17 años piensa que conoce todos los secretos del mundo y está lista para tomar sus propias decisiones. ¿Y qué si su padre no quiere que ella se  vaya a escondidas a una fiesta de Halloween salvaje con sus amigos  a residencia de estudiantes cercana? Si Tiffany quiere hacerlo, Tiffany lo hará.

Brian, divorciado ahora y criando a dos niños por sí mismo, ha llegado al límite de sus fuerzas como  padre. Él no puede cuidar a nadie el día de Halloween. Él intenta convencer a Tiffany de pasar la noche en casa de su madre, pero la joven se resiste a la idea. Como último recurso, Brian llama a Medea y le pide que se asegure de que Tiffany obedece. Madea acepta (una vez que Brian se ofrece a pagarle) y lleva a su pandilla para ayudar: tía Bam, que fuma más marihuana que Seth Rogen; Hattie, una mujer pequeña con un defecto en el habla; y su hermano, Joe.

Pero Tiffany,  con su amiga, Aday, se niega a dejarse intimidar por este poco de viejos. Hay una fiesta y ella irá. Por lo que decide inventar una historia de cómo el fantasma de la casa de la familia, el Sr. Wilson, sale a jugar cada Halloween-siempre en busca de nuevas almas para añadir a su colección. Sólo hay una forma segura de sobrevivir la noche, Tiffany dice: encerrarse en una habitación y simplemente quedarse allí.

Bam y Hattie le creen a Tiffany. Joe está demasiado drogado para poner a atención. Pero Madea sabe una cosa o dos acerca de los niños escapones. Cuando abre la puerta del dormitorio de Tiffany y encuentra la habitación vacía, no está sorprendida, y ciertamente no tiene miedo. La chica se fue a la fiesta, Madea lo sabe. No hay nada que hacer más que ir a la  residencia estudiantil.

Y pronto todo el mundo se entera de que, parafraseando a Franklin D. Roosevelt, no hay nada que temer ... excepto a Madea.

Positive Elements

Si está familiarizado con el personaje de Madea de Tyler Perry, sabrá que ella no es un modelo a seguir. Pero si la gente escuchara con más frecuencia  lo que ella dice (haciendo caso omiso de casi todo lo que hace), les serviría mucho.

Madea cree que la gente debe ser fuerte. Autosuficiente. Indefectiblemente cortés con las personas de edad. Y ella va a tratar de inculcar esos rasgos en los que la rodean, incluso si ella tiene que vencer a la muerte  al hacerlo. En Boo! A Madea Halloween, ella, Hattie y Bam animan a Tiffany a retractarse de su refunfuñona manera de ser.

También estimula a Brian a actuar más como un padre. Brian admite que él ha leído que los padres deben ser los mejores amigos de sus hijos.  Madea no tiene respeto por algo tan absurdo: Los niños no necesitan que sus padres sean amigos, ella dice; ellos necesitan padres. Y eso significa que los padres a veces tienen que poner su pie en el suelo y repartir castigo, a veces castigo duro si hay necesidad.

[Advertencia de Spoiler ] Madea y compañía le dicen a la desobediente Tiffany, sacando la ropa de su armario, que si ella no va a obedecer sus padres, que puede irse yendo. Ellos le dicen que todo lo que ella tiene fue más o menos pagado por Brian, y por lo tanto no es realmente suyo. Brian se une a la noción muy gastada de que si Tiffany va a vivir en casa de papá, que tendrá que escuchar y obedecer al padre que paga por ella.

Aunque la gente podría objetar la amenaza de lanzar una niña de 17 años de edad a la calle, la lección bajo  esta demostración de amor duro es muy valiosa. Madea también dice a Tiffany que es importante que no sea tan dura con sus padres, también. "Ellos no son Dios," dice ella. "Son padres," y por lo tanto propensos a errores propios.

Spiritual Content

Aday, la amiga de Tiffany, es hija de un pastor. Ella habla de cómo su familia no suele celebrar Halloween, pero tienen una celebración en la iglesia. El año pasado, dice, se vistió como el Espíritu Santo.

Zombis aparentes persiguen a Madea en una iglesia, donde se encuentra con los padres de Aday. "Ayúdame, Jesús!" Madea grita repetidamente al pasar por el pasillo. La madre de Aday le dice a Madea que todo va a estar bien si sólo acepta a Jesús en su corazón como Salvador y confiesa su pecado. Madea está de acuerdo con la primera parte, pero rechaza el aspecto de la "confesión" en la salvación por ahora: Ella no cree que los miembros de la congregación (o tal vez incluso las paredes de la iglesia en sí) sean capaces de hacer frente a todos sus pecados. Ella recibe la salvación, pero cuando se entera de que los zombis afuera eran en realidad estudiantes universitarios, ella inmediatamente se aparta de su fe. Madea maldice en el interior de la iglesia y grita, " ¡demonio mal hablado, te ato!" Ella traza su venganza en contra de los universitarios. Y cuando el pastor le recuerda sobre el mandato de Jesús de "poner la otra mejilla," Madea dice que tiene como objetivo patear algunas mejillas que Jesús no tuvo en cuenta. Por fin sale de la iglesia y deja al pastor frustrado.

Oímos muchas referencias a Dios, Jesús y la iglesia. Tía Bam, Hattie, Madea y otros a menudo imploran ayuda a Dios, Bam sugiere varias veces que una pequeña oración no estaría mal (sobre todo cuando todos están siendo atacados por las entidades sobrenaturales). Una linterna de calabaza  fuera de la casa de Bam tiene talladas las palabras " (Corazón) a Jesús," Madea se pregunta por qué Bam está dando caramelos a los "paganos", y dice que ella tenía todas las luces encendidas en su dormitorio, porque estaba leyendo la Biblia. Cuando se le preguntó que donde estaba la Biblia, dice, "Sobre la mesa de mi corazón."

Hay referencias a  demonios y diablos, también. Tiffany saca a relucir un "juego" diseñado para comunicarse con los muertos (obviamente, un tablero de Ouija), que Madea insiste debe ser guardado  inmediatamente. "Sigue jugando con el diablo", le dice a Tiffany, " Y él va a aparecer." Ella también habla de cómo el vudú "estaba en todas partes" en su ciudad natal de Nueva Orleans.

Sexual Content

Brian no quiere que  Tiffany vaya a la fiesta por razones obvias. "Esos muchachos solo quieren una sola cosa", le dice a Tiffany. (Cuando su hermano menor le pregunta qué es eso, Brian le dice "pagar sus préstamos estudiantiles.") A Tiffany no le importa. Ella quiere mantener la amistad con un par de amigas populares,  que usan blusas que muestran todo, como dice Aday, "lo que el buen Dios les dio." Aday va a la fiesta vestida bastante modesta, pero las otras tres llevan trajes que muestran mucho escote y pierna. Una de las chicas, Leah, lleva una tanga sobre unos leggins, y ella pasa una buena parte de la fiesta (que vemos, al menos) meneando  el trasero y riendo a la cámara.

Chicos llevan a Aday y Tiffany a habitaciones privadas, con la sugerencia de que serán capaces de ser más íntimos allí. Las parejas no se besan ni hacen contacto físico. Cuando los estudiantes de universidad  se dan cuenta que ambas sólo tienen 17años, retroceden con horror y sacan a las chicas fuera de la fiesta. (Sus amigas, Leah y Rain, mienten sobre sus edades.)

Madea expone sus pechos a los universitarios (aunque su blusa los esconde de la cámara) y los anima a tocarlos. Lo hacen, y cuando se dan cuenta de que son "reales", los hombres jóvenes se horrorizan. Madea hace referencias a su juventud cuando era una stripper. Cuando ella comienza a bailar en contra de su voluntad a la música, ella dice que es su "put-  interior" se  le sale. Rain y Leah bailan seductoramente juntas por un segundo o dos en el fondo.  Joe hace referencias, algunas de ellas con gestos, a la masturbación, prostitución, sexo en grupo y el sexo oral.

Las personas se comen con los ojos entre sí. Juerguistas visten trajes reveladores. Delincuentes  llevados a prisión hacen avances muy directos y crudos a personas del mismo sexo, para gran incomodidad  de ellos.

Tyler Perry, creador de Madea, interpreta el mismo a Madea, por supuesto: Hay algunas referencias sobre la forma "viril" de Madea. (Joe, por ejemplo, sugiere que Madea en realidad puede tener una próstata oculta en algún lugar debajo del vestido.)

Violent Content

Un cuerpo se encuentra en la residencia de estudiantes, el cuello rajado y sangre goteando por la parte delantera. Hay una gran pelea en un autobús, donde varias personas luchan.

Cuando se trata de situaciones de miedo, los reflejos de lucha o huida de Madea estan principalmente encendidos en "lucha". Ella golpea a los payasos malos en la cara. (Joe golpea uno con un bastón.) Golpea a un universitario o dos, también.

Tanto Madea como  Joe elogian regularmente la eficacia del castigo corporal, animando a Brian a castigar a su hija para que entre en razón. (Tía Bam y Hattie también afirman violencia física contra los niños caprichosos.) Ellas le recuerdan a Brian que a menudo le dieron golpecitos "amorosos", y que nunca le hicieron daño alguno. Brian recuerda de manera diferente esos "golpecitos": Ellos recuerdan la época en que Madea lo golpeó tanto que fue necesario llevarlo a la sala de emergencias. "Pero", ella añade, "por lo menos te lleve al hospital." Joe, el padre de Brian, no haría tal cosa: Un día Joe aparentemente empujó a Brian de un tejado, y de alguna manera su escroto quedó ensartado por un lápiz.

Brian recuerda a sus ancianos que este es un tiempo diferente- que las personas pueden ser detenidas por esos supuestos "golpecitos de amor" en estos días. Pero más tarde, se sugiere que está dispuesto a ir a la cárcel si el dar un pequeño castigo corporal ayudaría a su hija.

Crude or Profane Language

Oímos unos 20 usos de la palabra mierd- y cuatro o cinco de la palabra negro hijue----. (Brian regaña  a Joe por usar ese tipo de lenguaje en su casa.) El nombre de Dios es mal utilizado una vez, mientras que  "Señor" se utiliza una media docena de veces en contextos como exclamaciones ya sea profanas u oraciones espontáneas. Vulgaridades más leves se lanzan con el tipo de rapidez que uno esperaría de un arma de fuego Gatlin particularmente profana: "Demon---" se usa más de 120 veces, y "mald - n" otras 75 veces. También escuchamos "cul-" y "put-".

Drug and Alcohol Content

Joe y Bam usan marihuana, quejándose cuando varios aparentes espíritus los interrumpen. Joe se muestra fumado un puro de mariguana. Cada vez que alguien discute o cuestiona  la costumbre de Bam, ella saca del interior de su vestido su tarjeta de marihuana medicinal. Ella la blande frente a los agentes de policía, presumiendo que ella es completamente legal. La policía encuentra marihuana en la casa de los estudiantes. Madea y otros encienden y fuman cigarrillos.

Conclusion

Ah, Madea. Ámenla u Ódienla. No hay nadie como ella. Creo que un montón de gente ama a Madea por la misma razón que la gente ama a los pistoleros del viejo oeste o a los detectives que disparan primero.  Madea representa una especie de justicia  dura y sin sentido. Ella hará que la gente actúe "correctamente" aunque tenga que golpearlos para que lo hagan.

Pero precisamente lo que la hace atractiva también hace sus películas  problemáticas. Madea exige respeto, pero ella no lo da. Ella cree que la regla de oro, de "hacer a los demás lo que te gusta que te hagan a ti," es una gran cosa, siempre y cuando sean otros los que lo están haciendo.

Ahora, sé que Madea misma nunca se llamaría a sí misma un modelo a seguir. Ella es un personaje cómico, de gran tamaño y exagerada en todos los sentidos. No se supone que  la veamos como una santa sin mancha.

Pero sólo porque sabemos quién ella no excusa todo lo que ella y sus amigos hacen. Todas esas malas palabras, insinuaciones sexuales y el consumo de drogas no desaparecen sólo porque se supone que no debemos tomarlo en serio.

Más Películas

 
MPAA Rating
pg13
Género
Comedia, Horror
Elenco
Tyler Perry como Madea / Joe / Brian; Cassi Davis como la tía Bam; Patrice Lovely como Hattie; Diamond White como Tiffany; Liza Koshy como Aday; Bella Thorne en Rain; Lexy PanTerra como Leah; Yousef Erekat como Jonathan
Director
Tyler Perry (A Madea Christmas, The Single Moms Club, Temptation: Confessions of a Marriage Counselor, Madea's Witness Protection, Good Deeds, Madea’s Big Happy Family, For Colored Girls, Why Did I Get Married Too?, I Can Do Bad All by Myself, Madea Goes to Jail, The Family That Preys, Meet the Browns, Why Did I Get Married?, Daddy's Little Girls, Madea's Family Reunion)

Distribuidora
Lionsgate
En Cines
October 21, 2016
En Video
January 31, 2017
Críitico
Paul Asay (translated by María C Chacón León)