Skip Navigation

Críticas de Video

My all American

Incluso en el campo de juego, lo que hay en el interior sigue siendo lo que más importa cuando se trata de ser un verdadero ganador. La composición del corazón de un jugador supera la fuerza de su masa. Y a finales de 1960, nadie tenía un corazón más grande que el de Freddie Steinmark. Cuando crecía en Wheat Ridge, Colorado., (Un suburbio de Denver), Freddie siempre estaba en desventaja en cuanto a tamaño. "Él tiene que trabajar más duro que todos", dice su madre, "porque siempre es el más pequeño.".

Y el trabajaba duro. Con el incansable apoyo de su padre de 145-libras, Freddie entrena constantemente mientras persigue su sueño: jugar para la Universidad de Notre Dame y luego convertirse en profesional a los Chicago Bears. Rompe todos los récords de puntuación en el fútbol y baloncesto en su escuela secundaria, lo que lleva a los Wheat Ridge Farmers a un campeonato estatal en baloncesto. En el camino, conoce a una chica dulce llamada Linda que le roba el corazón. Un profundo vínculo crece también con su mejor amigo y compañero atleta, Bobby Mitchell, que es tan dominante físicamente como Freddie es diminuto.

Los grandes objetivos de Freddie encuentran un gran obstáculo cuando él comienza a ser rechazado por universidades de todo el país por ser demasiado pequeño, a pesar de sus espectaculares habilidades. Pero entonces su entrenador de la escuela le dice que el entrenador Darrell Royal en la Universidad de Texas, puede estar interesado en él (y en Bobby también).

Más rápido de lo que canta un gallo, Freddie y Bobby se ponen el anaranjado y blanco de los Longhorns de la Universidad de Texas y se convierten en componentes claves en la búsqueda del programa para lograr otro campeonato nacional. El cuento de hadas de fútbol de Freddie de nuevo se pone en marcha, sobre todo después de que Linda es aceptada en esa universidad, también.

Pero a medida que la temporada de los Longhorns de 1969 llega a su fin triunfante, Freddy lucha con una lesión de rodilla persistente que simplemente no parece curarse, sino que es cada vez peor. Y cuando el campeón de peso gallo con un corazón pesado finalmente se hace una radiografía, se entera de que tiene un nuevo enemigo que combatir, uno que es más feroz que cualquier oponente en la cancha que jamás haya enfrentado.

[Spoilers aparecen en las siguientes secciones.]

Positive Elements

Freddie trabaja duro para mejorar. Él es el primero en llegar a la práctica y el último en irse. Él da su mejor esfuerzo para cada jugada, cada entrada, cada captura, cada carrera. Él se dedica de manera similar a sus estudios y con Linda. Él se esfuerza mas de lo requerido por animar a sus compañeros de equipo y los empuja hacia un mejor rendimiento. Un entrenador dice de los esfuerzos de Freddie, "Cuanto más lo empujo, más responde a la llamada."

Cuando Freddie recibe las malas noticias sobre su rodilla, enfrenta cada nuevo paso traumático, incluso la amputación de su pierna. Su compañeros de equipo, entrenador, familia y novia todos lo apoyan, por supuesto. Pero Bobby va aún más allá, pasando horas ayudándolo a aprender a caminar con muletas. Freddie trabaja tan duro en su rehabilitación que él es capaz de asistir a la aparición de los Longhorns en Cotton Bowl sólo 19 días después de su cirugía.

(Al día de hoy, hay una dedicación en la pared del túnel del vestuario de los jugadores en el Darrell K. Royal-Texas Memorial Stadium narrando la tenacidad de Freddy.) El entrenador Royal demuestra que es un hombre de integridad y bondad. Le dice al joven jugador, "Freddie, tú y yo hemos pasado por algunas situaciones difíciles juntos. Los dos hemos estado detrás en la vida, y hemos vuelto, nunca hemos renunciado. No puedes rendirte ahora ". Luego, en sus últimos años, vemos que el entrenador le dice a un reportero que Freddie Steinmark fue el jugador que hizo el mayor impacto en cualquiera de los equipos que entrenó. Y aunque Steinmark no fue uno de los 30 jugadores todos americanos a quien Royal entrenó a través de los años, dice, "Pero él fue mi todo Americano."

El padre de Freddie está dedicado al progreso de su hijo. Está en cada práctica y cada juego; supervisa las sesiones de entrenamiento individuales. Y cuando se sugiere que el papá está manteniéndose indirectamente a través de las hazañas de su hijo, Freddie rechaza la idea, diciendo: "Él sólo quiere que yo dé todo lo que tengo en todo lo que haga todo el tiempo. Escuela, los deportes, todo es lo mismo para él. "

Spiritual Content

El compromiso de Freddie con la excelencia está claramente reforzado por su fe católica. Varias escenas muestran a Freddie en la iglesia, tanto en la misa con los demás y en su propia oración. Vislumbramos un crucifijo, una imagen de Jesús y una estatua de María con el Niño en un estante en la casa de los Steinmarks. Un amigo llama a Freddie en broma el "monaguillo".

Bobby, por otro lado, no es un creyente. Pero cuando se entera de que su hermano ha sido asesinado en Vietnam, él habla con Freddie acerca de Dios. "Tenía grandes planes para su vida. Él era todo lo que quería ser", dice Bobby. "Dime ¿por qué Dios se lleva a mi hermano tan joven, con una gran vida por delante de él?" Freddie responde sabiamente: "Yo no creo que nadie puede responder a esa pregunta." Luego añade: "Sabes… sólo porque no eres una persona religiosa no significa que no se puede orar en un momento como este." Bobby dice, "Bueno, si oro, sería para pedirle a Dios que me devuelva a mi hermano." Freddie responde diciéndole a Bobby lo mucho que lo siente, luego se persigna y comienza en silencio a orar. Un momento después, Bobby se agarra los dedos y comienza a orar en silencio, también.

Sexual Content

Freddie y Linda se besan en varias ocasiones. Al profundizar su romance , son mostrados en varias ocasiones descansando juntos en una manta en un campo aislado. Se abrazan y Linda rueda juguetonamente en la parte superior de Freddie en una escena. (No hay implicación de que su relación física va más lejos que eso.)

Como broma, un jugador de fútbol se baja los pantalones y enseña el trasero a sus compañeros de equipo. (Lleva solamente un suspensorio.) Otras escenas muestran chicos sin camisa. Linda y una amiga usan binoculares para espiar a Freddie sin camisa durante un entrenamiento.

Violent Content

Golpes duros, en la práctica y durante los partidos, se representan a lo largo de la película. Vemos contusiones desagradables de todo el torso de un hombre. Bobby desahoga su ira golpeando el puño sobre la mesa. Casi se pelea con un manifestante de guerra (pero Freddie lo detiene). Vemos una efigie del Entrenador Royal colgada.

Crude or Profane Language

Un uso de mierd- ". Casi 10 usos cada uno de "mald‑‑ - n" y "demoni ‑‑". El nombre de Dios se abusa de tres o cuatro veces (una vez, después de una pausa y bajo el aliento de alguien, emparejado con "mald‑‑ - n"). "Cu‑‑" se pronunciados veces ", hijo de put-" y "b - tardo" una vez cada uno. "Un ejercicio de fútbol es apodado el" Casca las nueces ".

Drug and Alcohol Content

Un banquete ofrece vino. Bobby le pide a Freddie que se una a él en conseguir cerveza de un sacerdote (que al parecer lo sirve a los jugadores de fútbol de la Universidad de Texas, en una reunión una vez por semana); Freddie no esta interesado en esto. Un entrenador asistente a menudo tiene una pelota en la mejilla, un signo revelador de mascar tabaco.

Conclusion

Si eres un fan de Hoosiers o Rudy, te encantará My All-American. ¿Una gran razón? Fue escrita y dirigida por el mismo cineasta que escribió los guiones de estos dos clásicos, Angelo Pizzo.

Al igual que estas dos películas, My All-American es una historia donde Freddie Steinmark tiene que luchar por el respeto en un ambiente en el que está a menudo considerado demasiado pequeño para jugar. Y cuando se le diagnosticó un cáncer que es casi seguro que es terminal, comienza una batalla aún más difícil.

Defectos en esta película incluyen algunas malas palabras y enseñar un trasero. Y también se podría pensar que se le extiende la alfombra roja a Freddie de una manera que le hace parecer tan bueno, tan puro que es difícil de tomar como modelo realista.

Pero en cuanto a ese último aspecto negativo, Pizzo insiste en que es exactamente quién era Freddie, y que la película describe con precisión la leyenda Longhorn.

"Hablé con sus compañeros de equipo, su novia de cuatro años, y su familia, y yo estaba desesperado por encontrarle un defecto", dijo a la revista Entertainment Weekly. "Pero era casi demasiado perfecto. Él era humilde. Él era un líder. Él fue a misa todos los días. Nada me intimidó a mí más que escribir un personaje y que la gente diga, 'Pero, este tipo es demasiado bueno. Es demasiado perfecto . ' Pero eso es lo que el era ".

Pizzo también señaló, "El director financiero [Bud Brigham] me preguntó desde el primer momento," ¿Cuánto de Rudy era cierto? Le dije: 'Tal vez alrededor del 70%. " Tuve que crear personajes. Tuve que comprimir el tiempo, porque Rudy en realidad se unió a la Armada durante tres años de la escuela secundaria, sólo para hacer que funcione como una película. Y él me miró y dijo: 'Yo no quiero 70 %;. Quiero 90%. Quiero decir, 'Lo que sigue es una historia real. " Pero la otra cosa que era importante para [Brigham] era crear un modelo a seguir, crear un héroe que podría ser una fuente de inspiración para su propio equipo. Así que no había nada falso o confeccionado sobre el personaje de Freddie. Freddie tenía una gran cantidad de confianza en sí mismo, pero era muy humilde. Era muy generoso. Condujo con el ejemplo más que con palabras. Eso es sólo quién era. Él impactó a todo el mundo que entró en contacto con el "


Más Películas

 
MPAA Rating
pg
Género
Drama, Deportes
Elenco
Finn Wittrock como Freddie Steinmark; Aaron Eckhart como Darrell Royal; Sarah Bolger como Linda Wheeler; Rett Terrell como Bobby Mitchell; Robin Tunney como Gloria Steinmark; Michael Reilly Burke como Fred Steinmark; Alex MacNicoll como Mike Campbell
Director
Angelo Pizzo
Críitico
Adam R. Holz (María C Chacón León)