Skip Navigation

Críticas de Video

Wish I Was Here

Ojalá estuviera aquí

Aidan tiene un sueño. Él quiere ser actor. Es lo único que alguna vez realmente quería hacer. El único trabajo que le hace realmente feliz. ¿Y eso es importante, no? ¿Ser feliz?

Francamente, sin embargo, ni el sueño ni la felicidad va bien a este punto.

Él no ha sido capaz de conseguir un papel desde el comercial sobre la caspa de hace un tiempo. El dinero del mismo desapareció hace mucho tiempo. Todavía tiene caspa.

Por supuesto, la falta de trabajo significa que su esposa, Sarah, es quien más que todo mantiene a la familia. Y Aidan puede ver la presión que ella tiene. Además de eso, se acaba de enterar de que su padre tiene cáncer, una forma agresiva de la enfermedad que requiere atención especial y (léase caros) cuidados. Y eso, por supuesto, significa que papá no podrá seguir pagando la mensualidad de la escuela de Grace y Tucker en su escuela privada judía.

Cuando llueve…

Aidan incluso fue a ver al rabino y le pidió un poco de orientación. ¿Tal vez un poco de caridad? Pero no hubo nada de vuelta. Lo más que consiguió fue una fuerte sugerencia que saliera a conseguir un trabajo "real".

"¿Acaso a Dios no le importa mi felicidad?" Aidan le pregunta con toda la sinceridad de un chica de 14 años de edad, tratando de convencer a su padre que necesita más dinero para el maquillaje.

"No", el rabino replica secamente. "Esa es la Declaración de la Independencia. Thomas Jefferson se preocupaba por tu felicidad…. Dios quiere que te preocupes por tu familia".

Lo único que a Aidan se le ocurre hacer es encargarse de "la educación a domicilio" de los niños hasta el final del semestre. Tal vez para entonces puedan trabajar en la transición hacia otra escuela. Tal vez su padre va a mejorar. Tal vez su esposa reciba un ascenso en la compañía de agua. Tal vez él pueda finalmente conseguir un papel en una película o un comercial nacional. Tal vez él gane la lotería.

Tal vez algo inesperado va a suceder y hacer felices a todos de nuevo. Ya sabes, como se supone que debe ser.

Positive Elements

Se desarrollaran eventos que ayudan a cada miembro de la familia a ser un poco más felices. Eso no significa, sin embargo, que el mensaje principal de la película es que la felicidad sea nuestro objetivo final. Aidan ni siquiera tiene muchos acontecimientos agradables. Después de todo, a veces es el momento más difícil-como el fallecimiento del padre- que conducen hacia un crecimiento personal y pasos tomados en direcciones positivas. Por ejemplo, antes de morir, Gabe, el padre de Aidan, encuentra un sentido de cierre con sus dos hijos, expresando su amor y orgullo en los hombres de maneras que eran casi imposible para él al principio de su vida. Ellos, a su vez, se encuentran una gran cantidad de sanación en esa relación-y el estímulo para cambiar algunas de las opciones más cuestionables en sus vidas.

Aidan también descubre una conexión renovada con el resto de su familia. Por primera vez en mucho tiempo, él y Sarah comienzan a hablar sobre su relación, a veces distante, y él y sus hijos establecen lazos más estrechos al pasar más días juntos. Grace parece entender la fortaleza de ese importante vínculo bastante bien: A medida que los seres queridos se reúnen para estar con Gabe en sus últimos momentos, ella le dice a su reacio tío Noah: "Yo sé que no crees en Dios, pero tal vez puedas creer en la familia".

Así que al final puede que no sea el tema de la felicidad (perdido, encontrado o perseguido) lo que realmente domina esta historia. Es más la cuestión de lo que constituye un acto heroico y desinteresado. ¿Deben los titulares siempre ser sobre el caballero de la brillante armadura? Aidan conversa de ambos, él y su hermano, pretendiendo ser valientes "héroes con espadas", como niños. Pero él se pregunta si "tal vez solo somos gente normal. Los que son salvos".

Spiritual Content

Ese punto de vista prolonga vagamente el concepto espiritual dirigido hacia la salvación. Al principio de la luchas de su familia, Aidan se pregunta, "¿Crees que Dios está tratando de guiarme?" Y la película parece querer dar a entender que la mano de Dios realmente está en juego.

Cuando Gabe por primera vez anuncia su enfermedad, Aidan le pregunta a su padre lo que deben hacer. "Seguimos adelante" declara Gabe. "Esa es la única dirección que Dios nos dio". Rabino Twersky refleja esa opinión en su conversación con Aidan. Al igual que lo hace Grace a su manera. Ella habla de su fe siendo probada por Dios, al igual de su oración regular por el abuelo. Ella da al debilitado anciano un par de gafas de soldador para que sus ojos no se vean afectados cuando se enfrente a la luz blanca y cegadora de Dios.

Aidan y Sarah están menos seguros en esa área de la vida. "Siempre pensé que cuando me hiciera mayor, dejaría de lado lo que creía", dice Sarah tristemente. Y Aidan le expresa a Grace su propia envidia de aquellos que, como ella, están seguros de sus creencias. "El resto de nosotros", dice Aidan, "hasta que encontramos algo que creemos, como que estamos sin nada".

Cerca del final de su vida, Gabe declara que él no tiene miedo de su muerte próxima. Él ve a Noah usando un traje espacial y en broma pregunta: "¿Todos vieron eso? ¿O es Dios muy diferente de lo que imaginaba?"

Sexual Content

El tío Noah tiene relaciones sexuales con una vecina, mientras que ellos se visten con trajes de la Comic-Con. La cámara captura una imagen del perfil de las piernas y la parte trasera desnuda de una mujer. También la vemos en una camiseta blanca mojada y casi transparente.

Sarah y Aidan están tendidos en la cama después de tener sexo, desnudos, pero en su mayoría cubiertos por una sábana. Aidan, con los pantalones en los tobillos (y de espaldas a la cámara), se masturba delante de un ordenador portátil. Para disgusto de Sara, un compañero de trabajo le habla inapropiadamente sobre su excitación cuando no usa ropa interior para ir al trabajo. Luego bromea con ella en la "voz" de su pene.

El hombre tiene afiches de chicas en bikini a un lado de la zona del cubículo. Sarah y varias otras mujeres visten blusas que revelan el escote, y Sarah también lleva unos pantalones cortos ajustados con una blusa al cuerpo.

Violent Content

Aidan se enfrenta a un hombre en el supermercado, exigiéndole que deje de molestar a Sarah. Recibe un puñetazo en la cara por su esfuerzo. Mientras que monta un Segway, el envejecido rabino Twersky choca contra una pared. Un actor en un escenario de película lleva un casco de prótesis de aspecto realista que hace que parezca que el cuero cabelludo y el cráneo se han cortado, dejando al descubierto el cerebro.

Crude or Profane Language

Aidan regularmente hace depósitos en el "frasco de promesas" de la familia, señalando que su inclinación por la blasfemia está ayudando a financiar los fondos de la universidad de sus hijos. También "ayuda" a hacer esta película más gruesa a medida que tropezamos más de 25 a 30 palabras profanas, junto a una media docena de palabras con m. También hay un puñado de usos de "cu- -" y "maldi‑‑". El nombre de Jesús es mal utilizado una vez, el de Dios cuatro o cinco veces. Hay usos repetidos de una jerga sexual, incluyendo el mal uso por parte de los niños que creen que se trata de una bebida divertida. Se hace referencias crudas a los genitales masculinos. Noah hace un gesto obsceno.

Con nueve años de edad, Tucker se queja de que no tiene la misma libertad de jurar como su padre. Así que Aidan le da un minuto para maldecir al contenido de su corazón. (Tucker habla de "bolas peludas").

Drug and Alcohol Content

A la espera de salir de un estacionamiento de la escuela, Aidan mete la mano en el cenicero de su automóvil y enciende la colilla de un puro de marihuana para una bocanada rápida. Paramédicos fuman cigarrillos en un pasillo detrás del hospital. El padre de Aidan está conectado a un goteo intravenoso. Grace reza que los antidepresivos de Noah pronto "den la patada".

Other Negative Elements

Referencias verbales y visuales sobre el mal aliento, pedos y orina de perro. Aidan miente en dos ocasiones con el fin de conseguir regalos gratis para sus hijos-una vez diciendo que Grace tiene una enfermedad terminal.

Conclusion

Unas semanas antes de que esta película llegara a los cines, Plugeed In (la página de Conectados en inglés) realizó una encuesta preguntando a los lectores por qué habían ido al cine. ¿Es porque la experiencia les hizo sentirse bombeados? ¿Estaban buscando un buen llanto? ¿O tal vez esperando experimentar ese viejo sentimiento del amor?

Las dos mejores respuestas, por el momento, se centran en el deseo de experimentar una buena carcajada y ser estimulado a pensar un poco profundo.

La parte de risas y carcajada tiene mucho sentido, por supuesto. Después de todo, estudio tras estudio científico ha demostrado lo beneficioso que la risa puede ser para la salud emocional y física de todas las personas. Y si te detienes a, humm, pensar en ello, la atracción por una película que provoque la reflexión tiene aún más sentido.

Hay algo increíblemente estimulante sobre un pedazo reflexivo del drama que nos atrae y que no quiere dejarnos ir. O, mejor dicho, no queremos dejar de lado las cosas que estamos pensando y sintiendo, las preguntas que nos mantenemos rumiando, y las verdades simples que resuenan en nosotros como cuando un tenedor de sintonía impacta contra una rodilla y deja un zumbido.

Hablo de todo esto porque la risa y la reflexión son casi las únicas cosas importantes en esta película. La cual se pregunta acerca del propósito, la fe, el cumplimiento, la pérdida y la pérdida de tiempo. Y se ríe por las alegrías simples de ser padre o de ser un niño.

Por desgracia, también es una película que no piensa en absoluto acerca del lado negativo que nosotros recibamos decenas de palabras obscenas o crudas. Y no hay nada como aspectos desagradables innecesarios para aplastar una buena risa o enturbiar un pensamiento profundo.

Tal vez deberíamos realizar una encuesta preguntando por qué la gente se mantiene alejada de los cines. Tengo la sensación del tipo de comentarios que estarían muy cerca de la cima de las respuestas.

Más Películas

 
MPAA Rating
r
Género
Drama, Comedia
Elenco
Zach Braff como Aidan; Kate Hudson como Sarah; Mandy Patinkin como Gabe; Josh Gad como Noah; Joey King como Grace; Pierce Gagnon como Tucker
Director
Zach Braff (Garden State)
Distribuidora
Focus Features
Críitico
Bob Hoose (Traducido por Guiselle Jiménez)