Skip Navigation

Críticas de Video

Zero Dark Thirty

La Noche más Oscura

Una persona no desaparece simplemente. No en una época de satélites y celulares. No cuando la nación más poderosa de la tierra pide su cabeza.

Y sin embargo, Osama bin Laden había hecho lo imposible. Derribó el World Trade Center, inició una guerra Santa y se convirtió en el hombre más buscado del planeta. Y luego desapareció — el Coco ocultado en las sombras, una pesadilla esperando que uno cierre los ojos. Él desapareció, y en el vacío que dejó parecía que lo podíamos oír riendo.

Habría sido más fácil, tal vez, renunciar a nuestra búsqueda. Y, quizás, algunos lo hicieron.

No Maya.

Una operativa de la CIA asignada a Pakistán en 2003, Maya inaugura su incansable búsqueda de bin Laden. Es una misión urgente, al menos al principio, una búsqueda instigada por "lugares oscuros" y simulacros de ahogo y lo que muchos llamarían tortura. Lentamente, ella junta las piezas hacia un mensajero sospechoso, conocido como Abu Ahmed. Maya cree que él es la clave — la clave para encontrar a Bin Laden y llevarlo ante la justicia.

¿Pero cómo encontrar a Ahmed? Nadie sabe dónde vive o incluso su nombre completo. Además, un nuevo liderazgo político en los Estados Unidos pone medidas más estrictas para interrogatorio en la CIA. Y de pronto alguien descubre noticias aplastantes: un informante dice que Ahmed ha muerto desde hace mucho tiempo, y el rastro de bin Laden se vuelve a perder.

Pero Maya no desiste. Durante meses y años, adaptándose a las nuevas administraciones y utilizando cualquier método que puede, Maya sigue buscando, buscando, buscando… hasta que encuentra unas instalaciones en el corazón de Abbottabad — a menos de una milla de la Academia de entrenamiento militar de la élite de Pakistán.

Nadie está seguro si bin Laden está allí, no definitivamente. El es todavía invisible a los ojos del espionaje de la CIA, silencioso a sus oídos. Pero Maya sabe. En su interior, ella sabe. Y después de que un equipo super-selecto de SEALS de la marina se mete a las instalaciones, el mundo se da cuenta de una verdad importante:

Una persona no desaparece simplemente. Ni siquiera Osama bin Laden.

Positive Elements

"Dos grandes saltos y la gente que hizo que sucedieran," se jacta Jessica la operativa de la CIA y mejor amiga de Maya. Y de hecho esta película nos dice que la gente como Maya y Jessica pueden mover montañas.

Maya es el centro con principios de la historia — la "personita" (basada, se dice, en una verdadera operativa de la CIA) que persiguió a bin Laden por ocho años. Y aunque nos molesten algunos de sus métodos (ella se basa en evidencia obtenida mediante el simulacro de ahogamiento y otras severas técnicas de interrogatorio), su valor y tenacidad obstinada merecen nuestros elogios.

Ella corre el riesgo de su vida en Pakistán más de una vez—sobreviviendo a un bombardeo en un momento, y a un atentado de homicidio en otro. Ella pierde amigos en el camino que no fueron tan afortunados. Ella batalla con un jefe que piensa que su tiempo sería mejor usado en otros lugares. Y cuando ella encuentra las instalaciones acosa a otro jefe — en su ventana escribiendo los días desde que el descubrimiento fue hecho, un recordatorio incesante de que el necesita hacer algo con esa información.

Mientras estamos en esto, nosotros también debemos ofrecer alabanza a aquellos hombres que atacaron el complejo de bin Laden. No fue un trabajo fácil, y esta película lo deja bastante claro.

Pero aunque La Noche más Oscura alaba a aquellos que encontraron y, en última instancia, mataron a bin Laden, también le da a la audiencia de la sala tiempo para reflexionar sobre las realidades menos cómodas de la operación. Si esta en sí fue heroica, los métodos de extracción de información (que ayudaron a hacer posible el operativo) no lo fueron. Y aunque la mayoría probablemente diría que el matar a bin Laden fue «justicia», vemos el costo de esa justicia en los sollozos de los hijos y nietos que quedaron atrás — y los cuerpos ensangrentados de aquellos que murieron con él.

Ver muerte y tortura, por supuesto, no son elementos "positivos". Y creo que eso uno de los puntos que la película en sí está tratando de transmitir.

Spiritual Content

El Islam es, intrínsecamente, un telón de fondo importante aquí. Pero la religión no es discutida, y lo más cerca que llegamos a una verdadera manifestación de la fe islámica es ver a un agente de la CIA musulmana terminando sus oraciones de la mañana, enrollar su alfombra de oración y guardarla. Llamadas a la oración de mañana despiertan a Maya de una noche en un sofá. Vemos mujeres (y hombres disfrazados) llevando burkas.

Los emblemas del cristianismo, mientras tanto, se reducen a un pequeño árbol de Navidad decorado en la sede pakistaní de la CIA. Pero Maya parece creer en algo más allá de lo empírico. Cuando se le pregunta por qué está luchando tanto para atrapar a bin Laden, ella dice, "muchos de mis amigos han muerto por esto. Creo que yo he quedado viva para terminar el trabajo".

Sexual Content

Durante la cena, Jessica pregunta a Maya si ella está "ligada" con otro agente. "Jugar un poco no va a lastimarte," ella dice. Maya responde que ella no es el tipo de persona que se acuesta con cualquiera. "Es impropio", dice.

Un interrogador de la CIA, Dan, baja los pantalones de un preso delante de Maya, humillándolo al exponer su "porquería" ante ella. (Las audiencias vemos la parte trasera del hombre en una secuencia bastante larga).

Unas mujeres usan vestidos apretados y reveladores en una discoteca de Kuwait.

Violent Content

"Al final, todo el mundo se rinde, hermano," Dan le dice a uno de sus prisioneros. "Es biología". Y no es ninguna sorpresa. Sus técnicas de interrogatorio incluyen simulacros de ahogamiento (un prisionero jadea por aire debajo de una toalla), humillación (un preso es dejado usando una correa en el cuello, como si fuera un perro), privación de sueño (un preso sufre al menos una noche escuchando música heavy metal a alto volumen, y escuchamos que ha estado despierto por más de 90 horas) y restricción (un preso es doblado por la fuerza en una caja no más grande que un cajón archivador). Dan patea sillas de debajo de los presos, y él y un asociado prensan a uno contra el suelo después de que el prisionero intenta patearlo.

Aunque Maya encuentra incómodo observar los interrogatorios, ella cree que son eficaces. Cuando ella está interrogando a un prisionero, ella tiene un hombre con ella para el propósito expreso de golpearlo (y lo hace varias veces). Vemos los internos en estos sitios oscuros magullados y ensangrentados. Somos testigos de confesiones videograbadas de personas encadenadas o en medio de sucumbir a los métodos de interrogatorio.

Afuera a la luz brillante del día, se documentan varios ataques terroristas. Explota una bomba en un autobús de Londres. Más tarde vemos imágenes de noticias del esqueleto quemado del autobús, y una víctima muy quemada describe la escena a un reportero de televisión. Se muestra un asalto en Arabia Saudita, lleno de hombres armados y balas y muchas de las víctimas sangrientas, sufriendo. Otra bomba destruye parte de un hotel Marriott paquistaní donde Jessica y Maya están cenando. Ellas salen ilesas, pero se arrastran pasando varias personas lloriqueantes que no fueron tan afortunadas. Dos hombres abren fuego en el coche de Maya, llenándolo con balas. Varios agentes de la CIA son asesinados cuando un hombre bomba suicida se explota.

El asalto final al complejo de bin Laden es horripilante: personas son acribilladas (sus hijos a menudo gritando en el fondo), con soldados que disparan a los presumiblemente muertos en el pecho (sólo para asegurarse). Un hombre se muestra en un charco de su propia sangre, con un disparo en la cara. Una mujer gime cuando alguien le atiende una herida de bala en su pierna. Varias explosiones se dan durante el ataque, y un helicóptero se estrella en las instalaciones. Bin Laden apenas se ve: un SEAL de la marina toma una foto de su rostro ensangrentado, y vemos imágenes de él muerto. Vemos más morbosas imágenes cuando lo tienen en una bolsa de plástico.

Crude or Profane Language

Casi 60 palabras hijuep‑‑‑, muchas dichas por Maya. También se utilizan cerca de una docena de palabras mierd-, junto con un puñado de otras profanidades (incluyendo "cu‑‑", "put " y "diab‑‑‑"). El nombre de Dios es mal empleado tres o cuatro veces (una vez con "maldic n").

Drug and Alcohol Content

Vino, cerveza y otras bebidas son tomadas. Dan atiborra una fuente potencial en una discoteca con alcohol. Varias personas fuman, y a los presos se les ofrecen cigarrillos como incentivos.

Other Negative Elements

Dan le pregunta a un prisionero si defecó en sus pantalones. (Maya parece retroceder por el olor.) El racismo aparece con muchos comentarios despreciativos

Conclusion

¿Qué vamos a hacer con La Noche más Oscura? ¿Es una historia patriótica que documenta la paciencia y determinación de los Estados Unidos para traer a justicia uno de los villanos más notorios del planeta? ¿O será una tragedia— una ilustración del terrible precio que la búsqueda cobró? ¿Excusa los métodos utilizados para extraer información sobre Osama bin Laden? O ¿los condena?

En las manos capaces de la Directora Kathryn Bigelow, la respuesta es sí. Sí para todo.

Bigelow tiene una habilidad para elaborar películas que hacen preguntas provocativas pero nunca se atreve a contestarlas. Y aquí parece lamentar la brutalidad de los métodos de interrogación utilizados poco después del 9/11, pero también nos dice que funcionaron. En este drama de casi tres horas, ella muestra el costo y la recompensa de la caza de bin Laden. Pero ella no pretende decirnos si valió la pena o no.

Esto nos hace difícil tratar el tema aquí, tanto a nivel superficial y profundamente moral. Y los críticos han tenido problema con la falta de presunción de Bigelow.

Algunos creen que la película se inclina por la tortura— mostrando a los detenidos proveyendo información durante o después de brutales interrogatorios. Otros ponen en duda la legitimidad de la película, diciendo que Osama no fue encontrado a través de " técnicas de interrogación". Según CNN, tres prominentes senadores de Estados Unidos enviaron una carta al distribuidor de la película, dejándoles saber que se sentían "profundamente decepcionados" de la manera en que Bigelow manejó las interacciones de la CIA con los prisioneros. Dijeron que la película incorrectamente "acredita a estos detenidos proveyendo información crítica" durante la caza de Osama.

Incluso quienes sostienen que no podemos estar seguros exactamente de cómo bin Laden fue encontrado (la CIA tiende a estar bastante callada sobre estas cuestiones) están preocupados por la aparente ambigüedad moral de Bigelow. "Si ella estaba haciendo una película sobre la esclavitud en los Estados Unidos pre bélicos, al parecer," escribe Jane Mayer del The New Yorker, "la historia se centraría en si los cultivos de algodón fueron exitosos."

Comentaristas defienden a Bigelow, también. Algunos de ellos con sus propios ejes políticos. Algunos quieren dar amplio margen a su derecho de tomar un tema tan complejo.

Bigelow misma ha sido bastante limitada en sus respuestas. "La película no tiene intenciones ocultas, y no juzga," le dijo a The New Yorker. Yo quería una experiencia de botas en el terreno".

El contenido que vemos aquí es brutal y a veces terrible. Ver actos de tortura, incluso cuando son actuados, nunca pueden ser experiencias agradables o edificantes. Y nunca estamos bastante seguros de si la aceptación de técnicas de interrogatorio severas de estos personajes es exagerado o es la realidad. De lo que estamos seguros es que hemos visto obligados a debatir de nuevo si estas técnicas deben ser utilizadas… incluso si funcionan.

Bigelow está contenta con permitir que sus personajes cuenten sus propias historias en sus propias formas. Sin preocuparse de si cada detalle es exacto o no. Está más interesada en desencadenar reacciones emocionales e intelectuales. Y eso puede ser una gran cosa. También puede ser algo terrible al lanzar la responsabilidad moral — la llamada de la justicia —al público. Maya nos dice lo que hizo y cómo lo hizo: Nos toca a nosotros decir si ella estaba justificada o no.

La Noche más Oscura nos trae una épica de la cacería de un villano a la justicia final, terminal. Pero incluso con ese punto final, se nos deja con más preguntas que respuestas.

Más Películas

 
MPAA Rating
r
Género
Drama, Guerra, Misterio/Suspenso
Elenco
Jessica Chastain como Maya; Jason Clarke como Dan; Jennifer Ehle como Jessica; Kyle Chandler como Joseph Bradley; Joel Edgerton como Patrick; Chris Pratt como Justin; Mark Strong como George; James Gandolfini como Director de la CIA
Director
Kathryn Bigelow (The Hurt Locker, K-19: The Widowmaker, Point Break)
Distribuidora
Sony Pictures
Críitico
Paul Asay ( traducido por María C. Chacón León)