Skip Navigation

Críticas de Video

The Odd Life of Timothy Green

La Extraña Vida de Timothy Green

Ponemos la belleza en cajas y nuestros tesoros en cofres. En estos frascos vertemos fotografías y cartas, joyas y juguetes. Los dejamos aparte como algo precioso para nosotros, asegurándonos de que permanezcan seguros. Si lo que almacenamos es suficientemente valioso, cerramos bien la tapa, la aseguramos y la enterramos en áticos, sótanos o debajo de algo — como si temiéramos que lo que hay dentro pudiera perderse, dañarse o, inexplicablemente, desaparecer.

Pero las cajas no pueden retener todo lo precioso. No pueden mantener todo seguro.

Jim y Cindy Green quieren un niño. Han probado todo lo posible para tener uno propio, pero en vano. Y cuando su médico les dice que definitivamente les será imposible concebir uno, lloran la pérdida.

Deciden honrar a su «niño» — o, al menos, su idea de uno — llenando una pequeña caja de madera con notas detallando todo lo que esperaban que su hijo fuera: optimista, decidido, artístico, musical. Imaginaron que sería "completamente honesto." Y a pesar de que Jim y Cindy fueron pésimos atletas, soñaban que su hijo — sólo una vez — anotaría el gol del triunfo.

Luego cerraron la tapa, cavaron un agujero en su huerto y amorosamente plantaron su esperanza. Se van a la casa y se acuestan, prometiendo continuar con sus vidas … mañana.

Pero antes de que salga el sol, los Green encuentran un extraño visitante al acecho en su cuarto de niños no utilizado: un niño de 10 años en extrema necesidad de un baño. Jim y Cindy lo bañan y se hacen mil preguntas: ¿De dónde viene este chico? ¿Anda perdido? ¿Fue abandonado? No pudo haber crecido en su jardín, ¿verdad? ¿De su caja llena de deseos?

Y si no lo hizo, ¿por qué diantres tiene hojas brotándole de sus tobillos?

"Por favor no me preguntan sobre esas hojas," dice sombríamente. "Pero las pueden observar — si quieren." Y luego, mientras los adultos digieren lentamente esta extraña, extraña noche, el pequeño niño llama a Cindy "Mami" y a Jim "Papi."

Es en ese momento que los dos se dan cuenta que ahora son tres: una familia creciente. Y cuando uno está criando una familia, es importante tener una mente abierta.

Positive Elements

La Extraña Vida de Timothy Green cae en algún lugar entre fábula y delirio y la gente que insiste en que las películas deben tener algún tipo de sentido podrían tener muchísimas preguntas: ¿Cómo aprendió inglés Timothy? ¿Por qué todo el mundo sólo acepta este nuevo miembro de la familia ya medio crecido tan fácilmente? ¿Qué pasaría si algún bromista rocía herbicida sobre las piernas de Timothy?

Pero para aquellos que están cómodos con solo medio ignorar estas preguntas — aquellos que ven esta película como un niño de 6 años podría, la verían como una linda historia para irse a la cama — hay verdad y belleza aquí y en abundancia.

Jim y Cindy, naturalmente, aman el pequeño regalo de su jardín. Los cínicos dirán que Timothy es un chico fácil de amar, con sus padres esencialmente elaborando su niño ideal y sembrándolo como una semilla de mostaza. Pero no tienen la razón, porque ellos no piden — o reciben — un niño perfecto. Él es demasiado confiado, por un lado, y (como lo pidieron) demasiado honesto. Es el tipo de chico que es intimidado por matones en la escuela, un chico destinado a siempre ser ignorado en los juegos y llevado a la Oficina del Director por soñar despierto en clase. Timothy es diferente, y aun cuando Jim y Cindy saborean su singularidad, luchan por aceptarla. Después de todo, no solo los chicos tienen que lidiar con la presión social.

Cuando la hermana de Cindy se enorgullece mucho por las vidas de sus niños, Cindy revela que Timothy es un prodigio musical (pero no lo es). Jim desesperadamente quiere que su hijo tenga éxito en el campo de fútbol — no porque sería bueno para Timothy (quien es feliz sólo con traer agua para los del equipo), sino por Jim y su difícil relación con su propio padre. Jim y Cindy aman a su hijo, pero lo quieren (como creo que la mayoría de los padres) normal; que calce, incluso si eso no es muy importante para Timothy mismo.

"Es un mundo duro para ser diferente," le dice Cindy. "Mucha gente odia todo lo que es diferente."

Pero Timothy es diferente. Y él es intimidado y burlado. La familia sufre muerte y desilusión. Y al tratar de ayudar a Timothy a pasar por todo esto, Jim y Cindy cometen cientos de errores.

De una manera hermosa, sin embargo, llegan a abrazar esos errores. Y cuando se les pregunta que harían diferente, ellos dicen que cometerían nuevos errores, tal vez más de ellos. Porque es a través de esos errores que se aprende y se crece realmente.

El crecimiento, obviamente, es una gran metáfora aquí. Igual que la huerta de los Green produjo un chico, Timothy le ayuda a sus padres a crecer como… padres. Todos se cultivan y cuidan el uno al otro.

Timothy ayuda a crecer a aquellos fuera de su familia también. Anima a una joven chica a no tener miedo a ser diferente, revelando finalmente una marca de nacimiento que la desfiguró. Él ayuda a su tío a reír. Es como un Árbol de la Generosidad pequeño, ofreciendo libremente todo lo que tiene a los que le rodean — a pesar de a veces le cuesta muy caro.

Como tal, la película da nos algo: mensajes fuertes sobre la paternidad y la infancia, sobre el amor incondicional y la belleza de la adopción.

Spiritual Content

La película de Timothy Green no nos da sermones. No nos dicen si el niño fue un regalo de Dios o los dioses o sólo algún extraño percance espiritual de un fertilizante. Pero nos deja asumir que algún tipo de poder preparó su llegada, y Cindy admite que su aparición fue "milagrosa."

Aún así, en medio de chicos creciendo entre los vegetales, hay un maravilloso mensaje que los cristianos pueden abrazar: todos los niños son milagrosos. Todos son regalos.

Sexual Content

Timothy se enamora de una chica llamada Joni, un año o dos mayor que él y mucho más mundana. Ella lleva una blusa que deja ver su abdomen a una fiesta de cumpleaños, y ella casi besa a Timothy mientras ambos están en una piscina. (Vemos a otras chicas vistiendo trajes de baño de dos piezas).

Los padres de Timothy ven la atracción y deciden tener una conversación sobre sexo con Timothy (que es interrumpida por una emergencia familiar). Cindy cree que Joni puede ser una "mala influencia" para Timothy, y, de hecho, los dos niños se escapan al bosque juntos durante largos períodos de tiempo. Pero a pesar de la atracción de Timothy hacia la niña, su relación sigue siendo platónica; cuando se dicen adiós, se dan un abrazo, no un beso.

Violent Content

Junto con otros niños, Timothy es golpeado por una bola. Él patea a alguien en la cara por acercarse demasiado a sus calcetines. Un niño es herido durante un partido de fútbol.

Aunque Timothy no parece ser sometido a la intimidación violenta, sus compañeros frotan alimentos y helados sobre él, convirtiéndolo en un helado caminante.

Crude or Profane Language

Cuatro o cinco interjecciones del nombre de Dios.

Drug and Alcohol Content

Jim y Cindy beben vino con su cena. Desenfrenado durante un partido de fútbol, Jim le hace parecer a alguien que ha estado bebiendo.

Other Negative Elements

Alguien intenta atribuirse el mérito de una invención de Jim y de Cindy (pero es sorprendido al hacerlo). Jim y Cindy pueden, a veces, ser un poco desagradables (pero se sienten mal por eso después.)

Conclusion

A veces ponemos a nuestros hijos en los mismos cofres en que ponemos nuestras joyas y recuerdos de viajes.

Tiene sentido. De todas nuestras cosas preciosas, ellos son lo que más atesoramos. Queremos protegerlos de todo peligro, salvarlos del dolor o la incomodidad o incluso de sus propias malas decisiones. Les amamos apasionadamente, incluso dolorosamente. Queremos lo que es mejor para ellos.

"No es que quisiéramos que fuera perfecto," dice Cindy de Timothy. Queríamos que su niñez fuera perfecta. Su infancia." ¿Y qué padre no quiere eso?

Pero la infancia no es perfecta, por mucho que deseamos que lo fuera. Tampoco es permanente. No podemos mantener a nuestros niños para siempre pequeños — encerrarlos como eternos niños de 10 años. Mantenemos sus fotos en nuestras computadoras y los recuerdos guardados en nuestras mentes. Pero nuestros propios hijos siguen con sus vidas.

"Así se supone que debe ser," dice Timothy. "Solo tenemos muy poco tiempo."

La Extraña Vida de Timothy Green es una extraña pero hermosa reflexión sobre lo que significa ser padres. Como una historia construida, tiene sus deficiencias. Como un reflejo brumoso, lindo de la paternidad, a menudo es bastante emocional — y alentador. Le decimos a nuestros hijos que está bien cometer errores: es cómo aprendimos, decimos. Pero a menudo no nos damos nosotros mismos el mismo permiso. La verdad es que los padres son tan imperfectos como los niños, y por más que tratamos de enseñar a nuestros hijos los senderos correctos para caminar y los pozos que evitar, no sólo estamos enseñándoles a ellos. Estamos aprendiendo también — a veces con ellos. A veces incluso de ellos.

En todo eso la película no minimiza la autoridad paterna. Simplemente reconoce que ser mamá o papá es todavía más arte que ciencia — algo en lo que mejoramos a medida que lo practicamos.

Es un doble bono que una película que trata tanto sobre la familia sea fácil de ver por toda la familia. Timothy Green está casi completamente desprovista de contenido problemático, y es una circunstancia rara que una película vista en toda la nación, de acción en vivo, sea tan limpia, tan instructiva y tan agradable.

Más Películas

 
MPAA Rating
pg
Género
Drama, Comedia, Infantil
Elenco
Jennifer Garner como Cindy Green; Joel Edgerton como Jim Green; CJ Adams como Timothy Green; Odeya Rush como Joni Jerome; Rosemarie DeWitt como Brenda Best; David Morse como James Green padre.; Ron Livingston como Franklin Crudstaff; Dianne Wiest como la Sra. Crudstaff
Director
Peter Hedges (Dan in Real Life )
Distribuidora
Walt Disney Pictures
Críitico
Paul Asay (Traducido por María C. Chacón León)