Skip Navigation

Críticas de Video

The Amazing Spider-Man

El Asombroso Hombre Araña

¡Ay, Qué enredadas telarañas nos tejemos!

Peter Parker sabe algunas cosas sobre las telarañas. Su padre, al parecer, era un experto tejedor de las mismas— pero Peter no lo sabía, por supuesto. Tenía sólo cuatro años cuando sus padres lo dejaron con el tío Ben y la tía May sin explicación, y nunca regresaron. Pero cuando Peter (ahora un problemático adolescente en patineta) descubre una fórmula secreta escondida en un compartimiento secreto de un bolso, Peter siente como si hubiera descubierto una hebra del pasado de su padre. Y ha decidido seguirla hasta conocer la verdad.

La hebra está tejida hasta pasar por las magníficas puertas del frente del edificio de las Industrias Oscorp y lo conduce al Dr. Curt Connors, un ex colaborador del padre de Peter. Hurtando un gafete de empleado, Peter se infiltra y se entera de que Connors está trabajando en cierto proyecto de genética en el que el ADN animal se inserta en un huésped humano por lo que puede dar a nuestra doble hélice ordinaria de ADN una pierna — un ala o una cola. Connors, a quien le falta un brazo, espera que la tecnología le dé a la humanidad el poder de regenerar extremidades faltantes y curar una gran cantidad de otros males.

Peter encuentra todo esto muy interesante — pero no tan interesante como la puerta marcada con los mismos símbolos extraños que encontró en los archivos de su padre. Abriendo la puerta, descubre una habitación llena de arañas extrañas, delicadas… incluyendo una que piensa que Peter sería una perfecta merienda de media tarde.

Una picada y —

Bueno, ya sabemos lo que sucede a continuación, ¿verdad?

Positive Elements

Peter finalmente se convierte en el buen héroe, que todos sabemos El Hombre Araña puede y debe ser. Pero le toma tiempo. Y su transformación de adolescente problemático a superhéroe no siempre es fácil de ver. Peter puede ser un mocoso y un brabucón. El no le da importancia (y a veces se pone hecho una furia) con su tía y su tío. Comienza su turno como el Hombre Araña no por algún motivo altruista o heroico, sino por venganza — anhelando capturar y hacer cosas malas al hombre que mató a su tío Ben.

Pero es Ben, antes de su muerte, quien intenta recordar el adolescente problemático lo que un héroe realmente es. Cuando Peter se mete en problemas por humillar a un brabucón, su tío le da un bien merecido regaño. Cuando Peter se olvida de recoger a la tía May, Ben le exige que se disculpe. Ben transmite el mensaje que fue tan poderoso en la primera película del Hombre Araña (y, de hecho, en las tiras cómicas): "Con gran poder viene gran responsabilidad." Ben insiste en que su sobrino tiene obligación de utilizar sabiamente cualquier don que tenga.

El Hombre Araña empieza a entender lo que significa ser un héroe cuando rescata a un niño pequeño de un coche colgando peligrosamente sobre el agua. El chico está demasiado asustado al inicio para permitir que alguien le ayude. Pero Peter le da su máscara y, cuando el coche se incendia, le dice al muchacho que se la ponga. "Va a hacerte fuerte," le dice.

Pero es al perseguir al Lagarto — una monstruosidad mitad humano, mitad reptil — que realmente saca el heroísmo de araña en el. Dándose cuenta de que él ayudó indirectamente a crear el engendro horrendo, Peter entiende que es su deber tratar de detenerlo, incluso bajo su propio riesgo personal.

Otros encarnan el heroísmo, también. El tío Ben intenta detener a un posible ladrón, la novia de Peter (Gwen Stacy) prepara un antídoto muy necesario, la tía May demuestra coraje inquebrantable. La tía May da también algunos sabios consejos. "Los secretos tienen un costo", le dice a Peter con bastante claridad. "No son gratis. Ni ahora, ni nunca."

Spiritual Content

Se lleva a cabo un funeral en una iglesia. Alguien sinceramente dice, "Gracias a Dios."

Sexual Content

El beso de fama entre Peter y Mary Jane en el primer El Hombre Araña es considerado uno de los más emblemáticos besuqueos de todos los tiempos. Esta nueva encarnación de la historia de El Hombre Araña no tiene un solo beso que tenga dicha potencia. Pero a falta de intensidad, la película parece decidida a lograrlo en cantidad.

Gwen y Peter se besan con frecuencia, a veces apasionadamente. La primera vez, Peter realmente dispara una hebra de telaraña en su trasero para atraerla hacia él. Más tarde, Peter se mete al dormitorio de Gwen, y los dos comienzan otra sesión de besuqueo. Gwen lleva una falda que está un poco corta.

Mientras se está acostumbrando a sus poderes, las manos pegajosas de Peter desprenden accidentalmente la blusa de una mujer en un metro, y la vemos en su sujetador.

Violent Content

Desde el momento en que Peter es picado por esa misteriosa araña, la acción fluye rápida y furiosa. A menudo se siente como el caos típicamente frenético, en gran medida sin derramamiento de sangre a que nos hemos acostumbrado a ver en los filmes de superhéroes de clasificación con Guía Paterna y no apta para menores de 13 años. Pero hay momentos cuando va bastante más allá de lo que vimos en, digamos, Thor .

El doctor Connors inyecta un ratón de tres patas — uno de los dos que el mantiene — con un suero que espera le permitirá regenerar su pata delantera. El plan funciona…pero hace algo más. El suero transforma al ratón en un mini-monstruo. Podemos ver vestigios de una jaula de ratón de vidrio, un agujero que el aparentemente mordió a través del vidrio (sangre recubre la superficie). También vemos el ratón mutante en el piso del laboratorio, comiéndose lo que queda de su compañero de jaula ahora devorado.

La propia transformación del Dr. Connors en el Lagarto parece dolorosa al brotarle un nuevo brazo y crecerle escamas. El Hombre Araña pronto aparece, por supuesto, y se produce mucho caos. En una confrontación, El Hombre Araña le arranca la cola al lagarto, la cual rápidamente vuelve a crecer. Los dos tienen varias otras refriegas en las que el Hombre Araña parece llevar la peor parte. A veces es zarandeado como una muñeca de trapo, golpeado, pateado y sacudido con alarmante facilidad. Y durante su primer enfrentamiento, el lagarto clava sus garras en el pecho del héroe, dejando profundas y sangrientas heridas en la carne de Peter.

Pero el lagarto recibe su tunda, también. Alguien intenta quemarlo (lo cual no funciona). Alguien intenta congelarlo (lo hace, temporalmente). En su estado congelado, los brazos del hombre son despedazados con una escopeta, poco a poco. Policías vacían también decenas de balas en el Lagarto, obviamente causándole gran dolor.

Otros momentos violentos se dan cuando un criminal le dispara a Ben, una herida que lo deja en el suelo sangrando profusamente. El lagarto utiliza sus garras temibles para atravesar a un pobre diablo. Peter, no familiarizado con su propio talento, "accidentalmente" golpea a varias personas en un vagón del metro y despedaza su propio baño.

Peter y un brabucón de escuela apodado Flash se dan de golpes entre sí. Peter sale jadeando en el suelo con un gran hematoma en el rostro después de que Flash le golpea y le patea en el estomago. (Gwen se preocupa de que Peter podría incluso haber sufrido una conmoción cerebral.) Peter después le hace una aterradora llave de pelea a Flash.

El Hombre Araña también golpea y humilla a los criminales, a veces hasta el punto que uno casi siente lástima por ellos. También golpea a varios agentes de policía en un intento de escapar para luchar contra el Lagarto. Por otra parte, Peter es neutralizado con arma laser y le disparan en la pierna. Cae a través de pisos de edificios muy altos, a veces esquivando los trozos de mampostería que se caen en el proceso. Coches son desgarrados. Civiles son hostigados, agredidos y biológicamente transformados por el Lagarto.

Crude or Profane Language

Un uso de "cu‑‑," uno de "mald‑‑‑‑n" y tres de "diabl‑‑." El nombre de Dios es mal empleado siete veces. Alguien utiliza la palabra "chupada." Peter exclama «hijo de la m‑‑‑‑e» para sustituir algo más vulgar.

Drug and Alcohol Content

Personajes aparecen con copas de vino.

Other Negative Elements

Peter no es exactamente el chico adorable, sin amigos y bien intencionado que vimos en El Hombre Araña de Tobey Maguire. La encarnación del actor Andrew Garfield del famoso trepa paredes es un poco más oscuro, un poco más rebelde.

Peter es reprendido por una directora de escuela secundaria por montar una patineta en el pasillo, por ejemplo. En clase, lo vemos desinteresado y pintando garabatos. Roba un gafete de empleado para colarse en la corporación Oscorp (mientras el verdadero empleado ahora sin gafete es lanzado fuera por seguridad). Peter entra en el dormitorio de Gwen, y ella lo oculta de su padre. (Miente, diciendo a su padre que tiene calambres.) El también anima a Gwen a salir afuera a escondidas con él.

El hecho de que él detiene muchos crímenes parece casi irrelevante en su búsqueda para capturar el asesino de su tío. Sus acciones egoístas interrumpen una operación policial más grande en un momento. Dispara a algunas personas en la entrepierna con su telaraña, aparentemente sólo para avergonzarles. E indirectamente ayuda a un criminal para abandonar una tienda después de que el ladrón le lanza una botella robada de leche con chocolate.

[Advertencia: Las siguientes secciones contienen información que revelará la trama de la película.] Al morir, el padre de Gwen (quien conoce la identidad secreta de Peter) le pide que deje de salir con su hija — para el propio bien y seguridad de ella. Cuando Peter rompe su relación con Gwen, le parte el corazón a ella. Más tarde, cuando Peter se disculpa con su profesor de inglés por llegar tarde (sentado detrás de Gwen), el maestro le dice que no haga promesas que no puede mantener. "Pero esa son las mejores", le susurra a Gwen mientras ella sonríe. Así queda implícito que Peter no necesariamente va a mantener la promesa hecha al padre de Gwen.

Conclusion

¿Diez años? ¿En serio? Estoy todo a favor de un nueva película, pero normalmente es bueno dejar que la original se empolve un poco antes de actualizarla. Y considerando que El Hombre Araña de Tobey Maguire fue lanzado en 2002 — y que su última versión en el simbólico traje rojo y azul fue hace apenas cinco años — ese no es tiempo suficiente para que recoja mucho polvo.

Como tal, yo estaba preparado para que me desagradara El Soprendente Hombre Araña desde el principio. Imagínense mi sorpresa, entonces, al salir pensando que esta encarnación fue igual, si no mejor que el original como película. Pero tenga en cuenta esas dos palabras finales: como película. Porque, desde una perspectiva de contenido, El Sorprendente Hombre Araña tiene algunos problemas — y unos cuantos más que su predecesor.

Peter Parker no es lo bastante agradable, para empezar. Él no es el tipo de chico que uno se imagina ganando la Feria Científica (aunque él es claramente capaz de hacerlo), sino más bien un tipo que uno esperaría ver en la Oficina del Director cada dos semanas más o menos.

De alguna manera, eso podría hacer la película más resonante. Sabemos que Peter tiene problemas que no tienen nada que ver con la picadura de araña. Él quiere hacer lo correcto por su tía y su tío, y trata de proteger a las víctimas del matón de su escuela. Sin embargo, también lucha con la ira y el desaliento y un deseo de rebelarse un poco — haciéndole mucho más similar a muchos adolescentes reales.

Pero mientras que Peter puede encarnar algunos problemas de la vida real, eso también le hace menos un modelo para papel cinematográfico — sobre todo porque no le da la espalda completamente a la rebelión, aun cuando él se transforma en un verdadero héroe. Añada a eso múltiples escenas de besos y violencia amplificadas tres veces más que la original, y El Sorprendente Hombre Araña puede dejar hormigueando la antena de alerta de los padres.|

Más Películas

 
MPAA Rating
pg13
Género
Acción/Aventura, Ciencia Ficción/Fantasía, Drama
Elenco
Andrew Garfield como El hombre araña/Peter Parker; Emma Stone como Gwen Stacy; Rhys Ifans como el Dr. Curt Connors/el Lagarto; Denis Leary como el Capitán Stacy; Martin Sheen como el tío Ben; Sally Field como la tía May
Director
Marc Webb ([500] Days of Summer)
Distribuidora
Sony Pictures
Críitico
Paul Asay (María C. Chacón León)