Skip Navigation

Críticas de Video

Safe House

El Invitado

Matt Weston pensó que la CIA sería más emocionante. ¿Cómo no podría él? Con películas sobre el ella repletas de detectives en sus chaquetas, cámaras ocultas, puntos de encuentro brumosos y coches con asientos eyectables. Pero no todo el mundo sale listo con capa y puñal de la escuela de la CIA. Hay que trabajar duro para abrirse camino hasta esas cosas de la pantalla grande. ¿Cuál es el primer paso en la carrera de Matt? Ser, esencialmente, un vigilante de casa.

Él está a cargo de una de los refugios de la CIA: lugares de refugio en todo el mundo donde los agentes pueden correr cuando las cosas se ponen peligrosas, o donde puedan interrogar tranquila y eficientemente al cautivo ocasional.

El asunto es que estas casas refugio no se usan tanto como se podría pensar. Así que Matt tranquila y eficientemente recoge el correo y arregla el lugar un poco. Y pasa el tiempo principalmente arrojando una pelota de tenis contra una pared desnuda, esperando que pase algo. Cualquier cosa.

¿No ha escuchado Matt el viejo adagio que dice "Ten cuidado con lo que deseas"?

Después de un año completo de ser puesto en un refugio en Ciudad del Cabo, Sudáfrica, Matt finalmente recibe su primer prisione…—, digo, invitado. Agentes se traen a Tobin Frost, un agente secreto de la CIA que ahora vende secretos de Estado al mejor postor. El era prácticamente una leyenda cuando estaba con la CIA‑‑ un maestro manipulador, se decía— y su reputación se ha hecho más grande desde entonces. El tipo probablemente podría vender hielo en el ártico.

Pero su carceleros, digo, anfitriones, no están pensando en caer en sus trampas de mente esta vez. Ellos saben que Tobin tiene algo muy valioso escondido, y están decididos a sacárselo de una u otra manera.

Mientras Matt mira, empiezan a torturar con agua a Tobin para sacarle información.

Hay una perturbación fuera. Intrusos invaden el refugio y comienzan a disparar a los agentes. Muy pronto, los únicos vivos son Matt, Tobin y los asesinos.

Tobin, aún atado por la sesión de ahogamiento, le dice a Matt.

"Eres responsable de tu húesped", dice. "Yo soy tu húesped".

No es exactamente ético para un agente de bajo nivel irse y dejar a un hipócrita y peligroso traidor. Pero esta no es exactamente una situación típica. Y por lo tanto los dos corren hacia las calles, con Matt quizás preguntándose si tal vez hay más bien más emoción de la cuenta en su nuevo trabajo de la CIA.

Positive Elements

No mentirás.

Eso es lo que la Biblia nos dice, pero la mayoría de la gente que vemos en El Invitado rompe ese mandamiento cada día, cada hora, como parte de sus puestos de trabajo. Se aprovechan, como Tobin dice, "del deseo popular de creer."

La mayoría de nosotros entendemos que en el servicio de nuestro país, cambian ciertas reglas, ciertos mandamientos parecen cambiar. Asesinato, por ejemplo, no es la palabra que utilizamos para lo que sucede cuando los soldados disparan a matar. Y mentir no significa absolutamente lo mismo cuando alguien está profundamente encubierto en Teherán, que cuando uno se roba aquella galleta del tarro de galletas. Hemos llegado a entender la necesidad de la recolección de datos de información de otros países, y a veces encontrar ese conocimiento implica (suponemos) cruzar a territorio poco ético.

Pero aunque todo eso puede ser cierto, El Invitado nos dice que por eso hay que pagar un precio. Tobin le dice a Matt que mientras más se miente, más fácil resulta hacerlo — y que si se miente a todos por bastante tiempo se pierde de vista la verdad total. Y Tobin, el hastiado, el siempre huyendo, parece mostrar a primera de las dos.

Pero Tobin encuentra en Matt a un agente que no se ha corrompido por las mentiras aún‑‑ un agente que todavía quiere hacer lo correcto. Cuando las circunstancias obligan a Matt a huir, se encuentra con su novia una última vez y le cuenta la verdadera razón por la que está en Sudáfrica. Ella se pone furiosa por la mentira y Matt la entiende. Él le da un fajo de dinero en efectivo y le pide que huya, por su propia seguridad. Simultáneamente, incluso cuando parece que los perseguidores de Tobin tienen conexiones con la CIA — lo que significa que alguien en la Agencia de Matt está intentando matarlos a ambos‑‑Matt intenta confiar en la agencia, siguiendo órdenes como mejor puede.

[Advertencia: Las siguientes secciones contienen información que revelará la trama de la película.] El deseo de Matt de hacer lo correcto impresiona a Tobin, y le encomienda a Matt la información que ha venido llevando a cuestas— una lista de agentes corruptos en una serie de organizaciones de todo el mundo espía. "Sé mejor que yo", insta a Matt "Sé mejor que yo".

Y Matt lo hace. A pesar de destruir su carrera y poner su vida desde ese punto en adelante en grave peligro, el revela la lista‑‑ descubriendo una avalancha de corrupción que nunca habría surgido de lo contrario. ¿Es esto un desastre para las agencias involucradas? Sí. ¿Hubiera sido prudente arreglar el problema de otra manera? Quizás. Pero en un negocio lleno de mentiras (necesarias), Matt nunca pierde de vista la importancia de la verdad, y hay algo honorable es eso.

Spiritual Content

La película se cierra con la canción de Jay-Z y Kanye West "No Church in the Wild," que contiene un número de referencias a la religión, ninguna de ellos particularmente positiva. "Formamos una nueva religión" rapea West, por ejemplo. "No hay pecados mientras nos den permiso."

Sexual Content

Matt y su novia se muestran juntos en la ducha. Vemos la espalda de la mujer. También los vemos en su ropa interior. Al hablar en un café, ella le pregunta si le gustaría volver a la cama con ella. Él le dice que le encantaría, pero él tiene que ir a trabajar. Los dos se besan.

Tobin se pregunta en voz alta si el amor de Matt es una mujer o un hombre. Pero "No juzgo," dice a Matt.

Hay referencias sexuales groseras en la canción "No Church in the Wild."

Violent Content

Para una organización que se precia de discreción, la CIA no puede ser feliz por cómo las cosas se degradan aquí. Hay montones de balaceras, de peleas de puños, explosiones, persecuciones en coche‑‑ todos los cuales se dan para hacer conocidos a los participantes.

Tobin dispara y mata a varias personas que le quieren hacer daño. Le quiebra el cuello a uno. Mete el cañón de la pistola en la oreja de Matt, pero antes de tirar el gatillo mueve el cañón al muro de concreto detrás de cabeza de Matt. (La explosión tan cercana hace sangrar la oreja de Matt).

Le disparan en un coche a un doble agente secreto. (Vemos el agujero de bala en su frente y la sangre de color rojo brillante impresa en el parabrisas roto). Un doble de Tobin es baleado por asesinos. Un hombre haciendo una identificación falsa para Tobin es asesinado, junto con su familia inocente.

Matt y Tobin golpean y posiblemente matan a varios guardias de seguridad. Aficionados al fútbol, al escuchar disparos, salen en pánico y estampida, pasándole por encima al menos a una mujer indefensa. Matt estrangula y mata a un hombre. Dos personas luchan en medio de vidrios rotos, utilizando fragmentos grandes como armas viciosas. Innumerables almas son acribilladas — a menudo acabadas con una bala gratuita al cerebro tras haber absorbido ya cargas de plomo. Matt y sus perseguidores se embarcan en una persecución en coche larga y peligrosa, que implica accidente tras accidente tras accidente. Tobin y Matt luchan en un coche en movimiento. Un coche explota. Se lanzan granadas. Gente cae de techos.

Tobin relata una historia de cómo mató a un hombre inocente para que la CIA plante a un nuevo tipo en su posición delicada. "No mates a personas inocentes, Matthew," advierte Tobin.

Un agente de la CIA parece dispuesto a utilizar un cuchillo para torturar a un prisionero. Ya mencioné que agentes torturan con ahogamiento a Tobin.

Crude or Profane Language

Una palabra "jód-te" en diálogo, otra rapeada en la canción " No Church in the Wild ". Escuchamos cuatro o cinco palabras "mier—" y seis o siete usos de "dia‑‑‑‑". Otras palabras soeces incluyen "mal‑‑‑‑‑‑n" y "cu‑‑."

Drug and Alcohol Content

Tobin es un conocedor de vino. Se impresiona cuando un agente secreto le sirve un vino de 40 años hecho de una sola especie de uva, y alaba el vino viejo que un amigo le da. "Incluso lo has dejado respirar," dice, y los dos recuerdan cómo, una vez, una botella de licor barato era todo lo que necesitaban para ser felices.

Vemos otros bebiendo whisky y cerveza. Nos enteramos de que los padres y la hermana de Matt murieron en un accidente automovilístico, provocada porque su padre conducía ebrio.

Conclusion

"Las personas ya no quieren la verdad, Matt," dice Tobin. "Es confusa. Los mantiene despiertos en la noche".

Es una división bastante interesante en El Invitado. Aquí tenemos una agencia encargada de descubrir verdades incómodas… pero naturalmente mantiene bien ocultos sus propios secretos igualmente incómodos. Los malos no son totalmente malos aquí — ellos se ríen socarronamente en sus guaridas secretas mientras controlan sus ejércitos de zombis. No, estos villanos son simplemente gente que han cedido tanto que olvidaron un poco lo qué es bueno y lo qué es malo. Y a través de Tobin se nos demuestra lo que todo significa. Como él dice, cuando mientes para vivir puedes olvidar lo que es la verdad. Cuando se mata como trabajo puedes perder la visión de la preciosidad de la vida.

Eso hace al refugio de El Invitado, tomándolo como una especie de insinuación, un repudio al relativismo moral. Y no es ningún refugio seguro.

Más Películas

 
MPAA Rating
r
Género
Drama, Acción/Aventura, Misterio/Suspenso
Elenco
Denzel Washington como Tobin Frost; Ryan Reynolds como Matt Weston; Vera Farmiga como Catherine Linklater; Brendan Gleeson como David Barlow; Sam Shepard como Harlan Whitford; Rubén Blades como Carlos Villar; Nora Arnezeder como Ana Moreau
Director
Daniel Espinosa
Distribuidora
Universal Pictures
Críitico
Paul Asay (Traducido por María C. Chacón León)