Skip Navigation

Críticas de Video

Courageous

Valientes

Ser padre no es para cobardes. Es un llamado muy demandante, quizá hasta más demandante— que el de, digamos, un bombero o un policía. Esa es la lección que Adam Mitchell, un ayudante del sheriff en Albany, Georgia, aprende en la película Valientes, otro de los filmes producidos por Sherwood Pictures.

Muchos padres se identificarán con Adam. Él viste un uniforme con orgullo, provee para su esposa, Victoria, y sus dos hijos; y debido a eso piensa que no tiene que unirse a su hijo adolescente, Dylan, para correr una carrera en la categoría padre-hijo de 5,000 metros. Y aunque su hija Emily, que tiene 9 años, es todo para él, él está casi seguro de que es demasiado viejo, por no decir vergonzoso, como para bailar con ella en un estacionamiento cuando ella se lo pide. La explicación que Adam le da es: "Estoy bailando contigo en mi corazón, cariño."

Déjeme ponerlo de otra forma: Adam trabaja duro, y se merece un poco de tiempo frente a la televisión al final del día.

Adam no es el único padre que vemos aquí. En realidad, la película está llena de ellos. Shane Fuller, uno de sus compañeros de trabajo, también oficial, es un padre divorciado batallando por hacer los pagos de la pensión alimenticia para sus dos hijos. Nathan Hayes, un policía de Atlanta, se acaba de mudar a Albany para criar a sus tres hijos, junto con su esposa Kayla. Lo hace porque no quiere ser cómo el bueno para nada de su padre. El novato, David Thomson, a primera vista, parece ser un soltero sin preocupaciones, pero pronto nos damos cuenta de que está ocultando que también es padre. Y Javier Martínez, el único hombre en este grupo que no está en la fuerza policíaca, está peleando como loco para no perder su hogar. Un hogar que actualmente alberga a su esposa y sus dos pequeños.

De día estos hombres persiguen a traficantes de drogas en Albany. De noche, administran los asuntos mundanos de su hogar. Pero los fines de semana, ellos se congregan alrededor de una parrilla en el patio para reflexionar sobre las interrogantes que todos los hombres tienen.

Eso es hasta que una tragedia llega a la vida de Adam, Javier se enfrenta con una nueva oportunidad, David tiene que lidiar con sus convicciones, y la tentación le toca la puerta a Shane. Es tiempo de que el amor de Dios y sus principios triunfen y transformen a algunos padres buenos en padres grandiosos.

[Nota: Las siguientes secciones contienen información que revelará la trama de la película.]

Positive Elements

La primera escena usa acción y peligro con la idea de proveer una metáfora para mostrar de qué se trata lo que es la paternidad heroica: Nathan acaba de poner gasolina en su vehículo y está por limpiar las ventanas cuando un gánster se sube al asiento del conductor y con fuerza pone el vehículo en cambio. Nathan se tira un clavado por la ventana y pelea para obtener el control de la situación mientras el vehículo avanza por la carretera. Es una pelea angustiosa que termina con el vehículo chocando contra un árbol y el ladrón corriendo, logrando escaparse. Un espectador horrorizado comenta: "¡No te preocupes por el auto!" "Yo no estoy preocupado por el auto," le dice Nathan, abriendo la puerta trasera del vehículo para revelar un infante chillando.

Adam y Shane pronto llegan, y luego hablan de si ellos hubieran actuado tan heroicamente. "¿ hubieras aguantado?" Le pregunta Adam a su compañero.

Esa pregunta encuadra perfectamente con la manera en la que la película Valientes mira a la paternidad: ¿qué requiere? y, ¿qué hará usted?

Es un concepto que Adam realmente no ve de frente hasta que un conductor ebrio mata a su preciosa Emily (esto no se ve en la pantalla). Pero, para su familia, a partir de ese momento se trata de estar ahí unos por los otros. Cuando Adam lamenta: "Debí haber sido un mejor padre," su esposa le responde: "Aún eres padre." Y cuando Victoria dice llorando que si ella hubiera tomado una decisión diferente, Emily aún estaría viva, Adam trata de ayudarla a escapar el tormento que se está ocasionando con pensar "y si esto o lo otro". Aún el estoico Dylan finalmente se quebranta, y en sollozos dice: "Quisiera haber sido un mejor hermano." Adam le responde: "Te amo, mi muchacho. Eres mi hijo, y estoy tan orgulloso de ti. Nunca olvides esto."

Adam busca el consejo de su pastor, y al final de la conversación, toma la resolución de que, "Quiero sanarme. Quiero saber qué es lo que Dios espera de mí como padre, y quiero saber cómo ayudar a mi esposa y a mi hijo." Un estudio bíblico le da su mapa a seguir, y él pone la resolución por escrito expresando su nuevo compromiso. Es un documento al que él, y cada uno de sus amigos, se comprometen en una ceremonia formal. Sus votos comienzan con: "He resuelto solemnemente, y ante Dios, que tomaré completa responsabilidad por mí mismo, mi esposa y mis hijos. Los amaré, protegeré, y serviré; y como líder de mi hogar, les enseñaré los estatutos de Dios."

El sheriff de Albany da un reporte que incluye estadísticas que vinculan el no tener padre con el crimen. Reforzando esas estadísticas está la propia historia de Nathan: Cuando David sugiere que el divorcio no es gran cosa, Nathan contesta: "No tener padre cuando era niño me marcó más de lo que puedo contarte," y añade que él probablemente se hubiera unido a una pandilla si no hubiera sido por un hombre cristiano, mayor que él, que decidió ser su mentor. Ese tipo de conversaciones finalmente hacen que David admita que tuvo un hijo sin casarse cuando estaba en la universidad, y que posteriormente lo abandonó a él y a la madre. Mezclando el mensaje de salvación, Nathan reta al joven oficial a que tome responsabilidad, lo cual David hace, y para demostrarlo le envía una carta a la madre de su hijo, en la que le pide perdón, le ofrece apoyo financiero y se compromete a estar presente en la vida del niño, si se puede restaurar la confianza y la relación.

Nos damos cuenta de que la novia de David se rehusó a abortar al bebé aún cuando él confiesa, en confidencia, que le pidió que lo hiciera.

Nathan se propone enseñarle a su hija, Jade, que tiene 15 años, por qué no puede noviar aún y cómo él y su madre estarán involucrados, en forma proactiva, para conocer a cualquier joven en el que ella esté interesada. Una cena especial entre padre e hija provee el fondo para que él le entregue un anillo de pureza—el cual ella acepta con entusiasmo.

Como parte de los temas sobre paternidad de la película está el énfasis en la amistad, pero no solo trata con los beneficios obvios de tener o ser un amigo sino que profundiza en por qué esas relaciones son tan importantes. Adam y sus amigos policíacos, junto con Javier, quien se une al grupo después de haber hecho un trabajo de mejora en la casa de Adam, se juntan para comer y hablar sobre la vida. Y su agradable camaradería gradualmente se hace más profunda al retarse unos a los otros a "ser hombres de verdad."

También la valentía es vista en la línea del deber, así que cuando Adam descubre que Shane ha estado robando drogas (y se hace implícito que también las vende) del cuarto en donde están las evidencias, él forzadamente hace lo que tiene que hacer: revelar el crimen de su compañero. Adam visita a Shane en la prisión, prometiendo ayudarlo a él y a su familia de cualquier manera posible. (Se hace claro que Shane se arrepiente de sus elecciones.) De igual manera, Nathan visita a un pandillero en la prisión para darle guía espiritual.

Spiritual Content

El funeral de Emily incluye una explicación de la esperanza que Cristo da, cuando el pastor dice: "Porque Él vive, Emily vive." La película termina en la iglesia con Adam convocando a los padres, vehemente, para que le sirvan a Dios al servir a sus propios hijos. "Caminen con [sus hijos] a través de su vida joven," predica, "y sean la representación visual del carácter de Dios, quien es su Padre en el cielo."

Adam le dice a su hijo: "Lo que quiero para ti es que busques al Señor, que confíes en Él, aún cuando eso signifique que nadie te apoye."

Nathan habla con David sobre la culpa de cada persona ante Dios y el perdón limpiador que está disponible en Cristo por Su sacrificio. Es un mensaje que David acepta. Nathan también visita la tumba de su padre y habla sobre cómo él ha aprendido a aceptar el amor de Dios por él a pesar del abandono de su padre terrenal. Él perdona a su padre y menciona que espera que él haya conocido al señor Jesús antes de haber muerto.

Javier y Carmen repetidamente tratan de dejar su preocupación en Cristo cuando se trata de las inseguridades que tienen sobre el ingreso de su familia, aún cuando no puedan ver cómo Él proveerá. Y cuando Javier se encara con la tentación de hacer trampa para obtener una promoción en un nuevo empleo, él le dice a sus empleadores que no deshonrará a Dios mintiendo.

Las oraciones son sinceras y llenas tanto de fe como de preguntas honestas. Después de la muerte de Emily, Adam le dice a su pastor: "Quiero confiar en Él, solo que no entiendo lo que Él está haciendo." Su pastor le contesta: "Él no nos promete explicaciones, pero sí nos promete que caminará con nosotros a través del dolor." Después de que pasa un tiempo, vemos a Adam agradeciéndole a Dios por los años que tuvo con Emily, y le pide que le diga que él completó el baile con ella (lo cual vemos que él hace en el césped al imaginarse que está bailando con ella).

Sexual Content

David brevemente hace la referencia al hecho de que él se "enganchó" a una porrista, un romance que terminó en un embarazo no planeado. Nathan le dice a David que su padre tuvo seis hijos en total con tres mujeres diferentes.

Violent Content

El comienzo de la película en el que Nathan se tira un clavado por la ventana de su vehículo, es uno de los muchos encuentros intensos entre la policía y los criminales. Nathan le da un puñetazo al ladrón y trata de aferrarse al vehículo, mientras que el que quiere robárselo trata de deshacerse de Nathan, y al final el vehículo se precipita a una zanja en la que se estrella contra un árbol.

Otra escena involucra una persecución policíaca prolongada, a pié y en auto, de dos personas que se sospecha son traficantes de drogas, después de la cual son detenidos entre revueltas. Luego, ya casi al final de la película, una última confrontación comprueba ser la más explosiva, cuando un traficante de drogas de poca monta trata, sin éxito, de balacear a la policía con una pistola y una escopeta. Después de una confrontación llena de balas y dos peleas a puñetazos, todos los criminales son detenidos. Pero antes de detenerlos, se ve como si uno de ellos fuera a agarrar a una niña como rehén, sujetándola mientras ella grita y corre.

Fuera del círculo, vemos una rueda de hombres jóvenes pateando a alguien que está tirado en el suelo. Finalmente, el líder de la pandilla suspende el asalto, y nos damos cuenta de que era un rito de iniciación.

Crude or Profane Language

No tiene ninguno de los dos.

Drug and Alcohol Content

Un traficante de drogas evadiendo a la policía trata de esconder una bolsa de plástico que contiene drogas. Pandilleros hablan de tener dos kilos de contrabando. Se descubre a un oficial de policía tratando de robarse drogas del cuarto donde está la evidencia.

David habla de su padre de manera despreciativa, quien él dice que le dijo: "Más vale que no te agarre tomando"—cuando que él mismo tiene una cerveza en la mano. Él también dice que su padre acostumbraba a salirse a hurtadillas para fumar cigarros durante el servicio en la iglesia.

Other Negative Elements

La tentación que enfrenta Javier para hacer trampa en su trabajo es solo una "prueba" de sus nuevos supervisores que fácilmente puede interpretarse como algo sin ética. A cambio de una posición de gerencia, dos de sus jefes le piden a Javier que falsifique información en un manifiesto. Después de que Javier se rehúsa, los hombres le dicen que solo estaban tratando de ver si él era confiable, y declaran que seis candidatos previos habían fallado.

Adam, por hacer una broma mal planeada, hace que Javier se haga pasar como un miembro de una pandilla violenta, para asustar a un hombre que acaba de arrestar por traficar drogas.

Conclusion

La paternidad, con todo y las recompensas significativas, puede ser algo bastante cansado. Mientras escribo esto, yo mismo estoy bastante agotado. Anoche, mi niña, que tiene un año, decidió que no iba a dormirse a las 8:00 PM como generalmente lo hace. En vez de eso, resolvió seguir jugando … y jugando. ¿Descansar? ¿dormir? ¿irse a la cama? No iba a hacer nada de eso. Después de como cuatro horas más tarde, misericordiosamente se quedó dormida. Pero sin embargo, su hermanita mayor, de tres años de edad, se levantó llorando tres horas después, así que puede imaginarse lo que le sucedió a la fase MOR de mi sueño.

Digo esto sin tratar de recibir lástima, solo lo hago para ilustrar la realidad de que la paternidad (y desde luego que también la maternidad), es un trabajo que nunca se termina. En los momentos en los que pierdo mi perspectiva o mi temperamento—y a veces sí sucede—es muy tentador sentir lástima por mí mismo, y quejarme diciendo: "¿Y dónde quedan mis necesidades?"

Así que vi mucho de mí mismo en el personaje de Adam Mitchell. Él está cumpliendo con su trabajo en su ocupación, y está más o menos haciendo su trabajo en casa. Él está en lo que la película describe como un territorio "lo suficientemente bueno". Sin embargo, al final, se da cuenta de que ser lo suficientemente bueno realmente no tiene ese significado, y que Dios anhela que los padres acojan un llamado mucho más alto.

Más Películas

 
MPAA Rating
pg13
Género
Drama
Elenco
Alex Kendrick como Adam Mitchell; Ken Bevel como Nathan Hayes; Kevin Downes como Shane Fuller; Ben Davies como David Thomson; Robert Amaya como Javier Martinez; Renee Jewell como Victoria Mitchell; Rusty Martin Jr. como Dylan Mitchell; Lauren Etchells como Emily Mitchell; Eleanor Brown como Kayla Hayes; Taylor Hutcherson como Jade Hayes; Angelita Nelson como Carmen Martinez; Donald Howze como Derrick
Director
Alex Kendrick (Fireproof, Facing the Giants)
Distribuidora
Sony Pictures, TriStar Pictures
Críitico
Adam R. Holz (Traducido por Reyna Blahnik)