Skip Navigation

Críticas de Video

A Christmas Carol

Después de cientos de adaptaciones y revisiones contemporáneas en radio, teatro y pantalla grande y pequeña, la mayoría de quienes han vivido más de cuatro o cinco navidades conocen la historia de Ebenezer Scrooge. Un avaro cascarón de humanidad, Scrooge es un amargado espíritu cuya desdeñosa mirada da escalofríos a la más calidad de las almas. Inclusive después de que su socio en los negocios, Marley, ya ha sido despojado de sus ataduras mortales, Scrooge, con un gran colmillo pero corto de corazón, mantiene sus avaros preceptos.

Por qué el inclusive se roba los dos centavos de los ojos para siempre cerrados de su ex socio.

En la toma animada del ingeniero Robert Zemeckis de Polar Express, el ahora fantasmal y horripilante Marley reaparece en una oscura noche de invierno para ofrecerle a Scrooge otros dos centavos. El espíritu lamenta su perdida y desperdiciada vida, y le advierte a su viejo amigo —en términos no muy amigables— que a menos que él cambie su forma de ser, el también será maldecido a vagar por siempre en el plano espiritual llevando una larga, imponderable y pesada cadena de aflicciones.

Por supuesto Scrooge duda. Por lo tanto, Marley le ofrece a su encorvado y enjuto compañero una oportunidad más de redención: el le promete las iluminadas visitas de tres espíritus: el espíritu de navidades pasadas, presentes y por venir.

Positive Elements

Se pueden escribir libros (y se ha hecho) acerca de la profundidad y amplitud de la más famoso historia de Charles Dickens. Voy a condesar sus beneficiosos regalos en algunos exiguos párrafos:

Usando el austero y a menudo oscuro viaje de Scrooge a su máxima expresión, A Christmas Carol (Un Cuento de Navidad) regularmente nos recuerda el gozo y la gracia redentora que el ser humano celebra en navidad, y empezamos a entender este mensaje mucho antes de que el Sr. Ricachón Miserable haga su gran cambio. Los transeúntes cantan villancicos que relatan y celebran el nacimiento de Jesús ("Escuchad el Son Triunfal", "Gozo al Mundo", etc.). Varios personajes —incluyendo al sobrino de Scrooge Fred y su antiguo jefe Fezziwigs — hablan de la gracia del cielo y las bendiciones de Dios aún en tiempos de tristeza y prueba.

Y mientras la mayoría de la gente odia o le teme a Scrrooge, sus mal pagado y poco apreciado empleado, Bob Cratchit, escoge dedicarle la cena familiar de navidad a su jefe y enaltecerlo por los bocados (aunque sean magros) que él ha hecho posible. Fred anhela ver a su tío liberarse de su auto impuesto aislamiento y que se una al resto de su familia para la cena de navidad. Y aunque Fred, como de costumbre, se ve rechazado, su corazón es tan grande que cuando el corazón de Scrooge se suaviza, Fred y su familia se alegran.

Al Scrooge hacer su viaje con los espíritus de navidad se le recuerda de las muchas personas amables, amorosas y gentiles que han pasado por su vida y que fueron hechas a un lado. El empieza a apreciar el regalo que es la vida. Él —como ustedes bien saben— en última instancia ve el gran error e imprudencia de su irritable y avara forma de ser.

Entonces, con mucho sentimiento, pero por primera vez, él se allega a la familia Cratchit. Se convierte en un "segundo padre" para Tiny Tim. Él acepta a su sobrino y su familia, y abre su billetera para dar a la caridad y al pobre.

Spiritual Content

Tanto como la historia de Scrooge puede ser la de un hombre que encuentra un nuevo y redentor comienzo, también es una historia de fantasmas. Y desde los fantasmagóricos visitantes, los ensombrecidos caballos de ojos rojos y hasta el encapuchado Espectro de la Muerte, esta versión presenta estos últimos elementos tanto como nunca antes los había visto ser presentados. Las audiencias están regularmente inmersas en los acontecimientos espirituales del film, algunos de ellos oscuros.

Más benevolentes son las imágenes de los gozosos cantores de villancicos y las familias orando. Bob Cratchit cuenta que su enfermo y cojo hijo quería que la gente que estaba en un servicio de Noche de Navidad, notara que él estaba tullido de manera que pudieran recordar a "quien hace al hombre ciego ver y al tullido caminar". La gente grita frases como "El Señor es rey", "Dios bendiga", "El Señor le bendiga" y "Dios salva!"

En otra parte, el único amor de Scrooge se lamenta de que él ha reemplazado su cariño por ella con una obsesión por el "ídolo" de la riqueza. Un vendedor en la calle ejecuta el juego de la tapa, denominando a los tres recipientes Padre, Hijo y Espíritu Santo. Un espíritu expresa desdeño por el clero.

Sexual Content

Algunas festivas mujeres visten trajes reveladores. Los dos niños hambrientos (llamados Ignorancia y Deseo) encogidos de temor debajo de los ropajes del Espíritu de la Navidad Presente crecen hasta ser adultos en uno solo unos momentos, y la muchacha pronto asume la mirada voluptuosa y los gestos provocativos de una prostituta.

Violent Content

Scrooge tiene muchas caídas descomunales durantes su viaje con los espíritus de la navidad. Abundan las caídas de frente y las persecuciones aparatosas por calles adoquinadas. Él choca y pasa a través de grandes carámbanos mientras se desliza cuesta abajo.

Con todo y su inicial encorvamiento artrítico, el viejo resulta ser bastante ágil y nunca parece esta peor por el desgaste o en peligro de ser herido.

Esto sin mencionar que hay momentos violentamente aterradores. Por ejemplo, cuando Marley viene a visitar a Scrooge, arrastrando cargas fantasmales y azotando cadenas, él se agita tanto que toda su mandíbula inferior se desencaja. Scrooge en un momento se fija en un atrio y ve docenas de espíritus torturados y atormentados por el descomunal y aplastante peso de sus pecados.

Cuando el reloj d alas 12, el Espíritu del Presente se desmorona frente a nuestros ojos con una risa ahogada y espasmos de muerte. Eventualmente es reducido a huestos y cenizas. Durante una prolongada persecución, Scrooge trata de escapar del Espectro de la Muerte (bastante espeluznante) y su roído coche fúnebre que va a toda velocidad. Más tarde, Scrooge cae en un sepulcro abierto que parece haber sido excavado hasta las entrañas del mismo infierno.

Crude or Profane Language

"Maldición" y "tontería" son las exclamaciones más groseras de Scrooge. Sin embargo algunos jugadores en una fiesta pícaramente invocan el doble significado de la palabra en inglés "asno" mientras juegan "adivina cuál anima es". "oh dios" es dicho abruptamente con sorpresa.

Drug and Alcohol Content

Quienes asisten a una fiesta beben picheles de cerveza con frutas y especies o aguamiel y vasos de vino. Se ve a unos cuantos hombres con pipas.

Conclusion

Tanto como cualquier otro clásico, esta elevada historia parece no envejecer. Es una historia redentora que nunca falla en dejar una lágrima en mis ojos o un renovado compromiso de tratar un poco mejor a amigos, vecinos, e inclusive a molestos familiares

Personalmente he visto docenas de interpretaciones de A Christmas Carol (Un Cuento de Navidad). Yo mismo actué unas pocas veces en el papel del malhumorado y tacaño Scrooge en mis tiempos de actuación, y fácilmente puedo decir que en general nunca he visto una mejor interpretación que esta adaptación animada de los señores Zemeckis y Carrey.

El talento vocal es excelente. La media docena de personajes de Carrey son únicos, controlados y atrayentes. El deja de lado sus típicos gestos faciales y caídas de trasero ridículas y entrega una interpretación muy bien pensada, amena y a veces conmovedora. Y no está solo, todo el elenco es brillante.

El guión se apega al original de Charles Dickens, y los brillantes efectos especiales —desde tecnología de captación de imágenes en movimiento hasta cambios rápidos de ángulo en las tomas y altibajos en 3D— deslumbran en cada escena. De hecho, el público estará evadiendo de todo, desde coronas de navidad hasta copos de nieve errantes.

Pero esto no es todo lo que tratarán de evadir; por que esta también es, sin duda, la más intensamente aterradora Christmas Carol (Un Cuento de Navidad) que he visto. Es una historia de fantasmas bastante oscura y la excelente tecnología de imágenes generadas por computadora, amplia los escalofríos con fantasmal gusto. Empezando con un Marley en estado de descomposición, su mandíbula hecha añicos y su colgante lengua, muchos jóvenes espectadores se encontrarán rápidamente asustados por sus calcetines de navidad llenos de caramelos.

(Yo llevé a mi hija adolescente conmigo a la proyección para la prensa, y después de la película sus primeras palabras fueron: "eso fue realmente espeluznante"!)

Sin embargo, una vez debidamente hecha esta advertencia orientada a la familia, me siento obligado a regresar al poder de la salvación de Scrooge. Porque este fantasmal y sombrío coste que he mencionado —especialmente porque la película está confinada a los límites de la calificación PG— argumenta de forma notable el que nos alejemos enérgicamente de nuestra propia avaricia, egoísmo y crueles instintos (mientras que la mayoría de nosotros no somos tan desvergonzados como para privar a un buen hombre del pago de su día festivo, nos vemos al menos ocasionalmente tentados a acumular nuestros mundanos bienes a expensas de otros). Cuando Scrooge es liberado de los dolores del infierno y se distancia del fuego que lo ha empezado a consumir, la necesidad común de redención se clarifica. Y cuando el Espíritu del Presente se levanta el ropaje para descubrir aquellos niños hambrientos y en rápida transformación, entendemos la mordaz tesis—justo frente a nuestros ojos— de que la ignorancia y el deseo pueden llevarnos al crimen, el pecado y la destrucción.

En este siglo XXI D.C., las computadoras pueden crear cine en grande, pero no pueden anular la necesidad. De esta manera, las advertencias victorianas de Dickens suenan perennemente verdaderas.

Más Películas

 
MPAA Rating
pg
Género
Drama, Animación, Infantil
Elenco
Las voces de Jim Carrey como Scrooge, el Espíritu del Pasado, el Espíritu del Presentey el Espíritu del Futuro; Gary Oldman como Bob Cratchit, Marley como Tiny Tim; Colin Firth como Fred; Robin Wright Penn como Belle; Bob Hoskins como la Sra. Fezziwig
Director
Robert Zemeckis (Beowulf, The Polar Express, What Lies Beneath, Cast Away, Forrest Gump, Back to the Future)
Distribuidora
Walt Disney Pictures
Críitico
Bob Hoose (traducido por Maritza Ulate)