Skip Navigation

Críticas de Video

Sherlock Holmes

Uno puede conocer mucho de las personas dependiendo de las críticas de películas que lean.

Por ejemplo, uno puede deducir que usted —sí, usted— tiene un fino y exclusivo gusto para críticas, lo cual lo hace muy inteligente y especial. Además, el hecho que escogiera esta crítica, mi estimado señor (o dama), sugiere que usted tiene un especial interés en el crimen de la era victoriana. O un gusto por Robert Downey Jr. O una extraña, e inexplicable afición por los filmes dirijidos por Guy Ritchie. O tal vez llegó acá por accidente mientras buscaba propiedades en Chérre Locke Homes (en las afueras de Glasgow).

¿Es un misterio demasiado complicado para resolverlo? Bueno, no me culpe a mi. No soy Sherlock Holmes.

Robert Downey Jr. es Sherlock Holmes en esta ocasión, manteniendo a Londres segura a través de combates mano a mano, una barba de tres días y claro, sus irresistibles poderes de seducción. Muéstrele las hilachas de sus bolsas y él le dirá a qué escuela asistió. Muéstrele las suelas de sus zapatos y él le dirá donde trabaja, que bebió para el desayuno, quién le dio su primer beso, y cómo se sintió. En otras palabras, é les un insufrible espectáculo. La audiencia apenas se ha sentado en sus asientos cuando él ya acorrala a su primer criminal.

Ayudado por su amigo y socio en la lucha contra el crimen, Dr. John Watson, Holmes usa sus multiples talentos para apreheder al nefasto Lord Blackwood, un aparente adorador de Satanás con una afición por matar a jóvenes aristócratas en horrendas ceremonias. Blackwood es apresado, encarcelado y sentenciado a muerte. Pero antes de que Holmes pueda decir "¡Watson, traeme mi vioón!" Blackwood parece resucitarse a sí mismo y empieza a matar de nuevo.

Es un caso complicado para Holmes —particularmente por que su material gris está extrañamente preocupada con temas más personales. Tema uno: el Dr. Watson está comprometido para casarse y se prepara para dejar 221B Baker Street —una movida que Holmes considera petulante y se la toma en su contra. Tema dos: La antigua novia de Holmes, Irene Adler, ha reaparecido en Londres, viéndose tan bella como siempre y pidiéndole ayuda para encontrar un hombre desaparecido.

Ah, la vida era tan fácil para Holmes cuando él solo tenía que luchar contra el ocasional sabueso del infierno…

Positive Elements

Sherlock Holmes es, en el fondo, una película de amigos policías —una amistad de hermanos en la era victoriana. Tanto Holmes y Watson arriesgan sus vidas mutuamente, y Holmes los considera "hermanos, no de sangre, pero de lazo". Watson siente ese lazo también, pero tanto como Holmes quisiera que él se quedara en 221B, el buen doctor permanece fiel a Mary, su prometida. Los celos de Holmes eventualmente desisten y Mary llega a apreciar a Holmes.

Holmes también muestra un tierno afecto y hasta galantería hacia Irene, sugeriendo que ella debe de irse de la ciudad cuando su vida está en peligro y arriesgando su vida por ella.

En una época donde el tiempo frente a las pantallas reemplaza el tiempo que invertimos cara a cara con las personas importantes de nuestra vida, Sherlock Holmes sugiere que hay algo agradable en tratar con las personas en el mundo real. Claro, puede que no seamos capaces de ver el prendedor de nuestro amigo y determinar que pasó un mes en Marruecos. Pero la mayoría de nosotros podemos captar una miríade de señales no verbales que todos expresamos al hablar, lo cual nos permite ser mejores amigos, esposos, esposas o padres. La observación aguda es, pienso, una virtud, y el film sugiere que es invaluable.

Spiritual Content

Lord Backwood no es solo un loco con mucho dinero que gusta de asesinar a otros. É les representado como el fiel sirviente del demonio, y se sugiere que podría ser hasta el mismo hijo de Satanás. Su padre confiesa que él fue concebido durante un oscuro ritual pagano y que "la muerte le siguió dondequiera que fue". La primera vez que lo vemos es durante una ceremonia ocultista en la cual una joven mujer (en medio de una aparente posesión), se prepara para apuñalarse a sí misma.

[Adelanto del argumento] Blackwood es capturado y encarcelado, donde talla símbolos en las paredes y recita el libro del Apocalipsis. Él causa que su guardián tenga convulsions (luego nos enteramos que le pagó para hacerlo), alarmando a otros guardianes y prisioneros. Él falsifica su propia muerte para que parezca que resucitó, y mata a varias personas de manera aparentemente mágica.

Su meta a corto plazo es obtener el control de una sombría organización que tiene el verdadero poder detrás del Imperio Británico. El grupo, El Templo de las Cuatro Órdenes, es una entidad pagana consumida en rituales, ritos y misterios (aunque sus miembros no son representados como completamente malos). La cabeza de las Cuatro Órdenes le dice a Holmes que Blackwod solo puede ser capturado usando un libro de hechizos.

"No esperamos que comparta nuestra fe", le dice un miembro a Holmes. "Solo nuestro miedo".

Holmes es escéptico: Él reconoce ante Watson que el caso podría tener una respuesta sobrenatural, pero el asumir que así sea "corrompe los hechos para ajustarse a las teorías, en lugar de ser las teorías las que se ajusten a los hechos". Pero él está lo suficientemente abierto a la idea, al punto de involucrarse en una ceremonia ocultista (con pentagramas y cruces y lo que parece ser un trance hipnótico) para descubrir la locación del próximo asesinato de Blackwood.

El poder de Blackwood es acompañado por miedo y fervor religioso de los londinenses. Vemos sacerdotes y laicos levantando cruces y símbolos, protestando la presencia de Blackwood. Cuando Blackwood va a ser ahorcado, Holmes le dice a un sacerdote que: "No creo que él te necesite, padre. No para esto". Cuando Holmes descubre la tumba destruida de Blackwood, él dice en son de broma: "…y en el tercer día…" Él se lamenta del avivamiento espiritual de Londres, particularmente cuando se trata de las doncellas que antes eran liberales.

Sexual Content

Cuando Britain's News of the World le preguntó a Robert Downey Jr. sobre la naturaleza de la relación de Holmes con Watson, Downey respondió: "Somos dos hombres que son compañeros de cuarto, luchan mucho y comparten una cama". El comentario despertó una serie de especulaciones en línea sobre si los dos son, en la película de Ritchie, amantes. Y la especulación creció más cuando Downey le dijo a David Letterman: "¿Por qué no observamos el video y dejamos que la audiencia decida si él [Holmes] es un homosexual macho".

Es posible leer tal subtexto en Sherlock Holmes —pero eso solo si usted, como Holmes ha dicho, "corrompe los hechos para ajustarse a las teorías, en lugar que las teorías se ajusten a los hechos". Watson llama a Holmes un "viejo gallo (refiriéndose al animal) en cierto momento, y Holmes llama a Watson una "mama gallina". Ambos se relacionan en maneras que ahora asociamos con parejas que han estado casadas por micho tiempo, y se dan cuenta que, con el inminente matrimonio de Watson, la amistad de ambos cambiará.

Pero no hay escenas de peleas ni escenas en las que ambos compartan cama. (Y para dejar en claro, era común que los hombres compartieran cama en 1800). En pantalla, no hay señales de que Holmes y Watson sean más que amigos, compañeros de cuarto y colegas.

En otras partes de la película: Irene luce vestidos que muestran mucho escote, ella se pavonea en un cuarto de hotel solo con una sábana encima —la cual, eventualmente deja caer. (La audiencia ve su espalda). Holmes es encadenado a una cama, desnudo. Él le dice a una camarera que la llave para sus esposas está bajo una almohada —estratégicamente colocada para ocultar sus partes privadas— y le pide que la tome (la llave). Holmes e Irene se besan.

Violent Content

Sherlock Holmes, en las populares obras de ficción de Sir Arthur Conan Doyle, es un tipo intelectual, quien casi nunca recurre a las balaceras o los golpes. Sherlock Holmes, en la película de Guy Ritchie, es un ninja en comparación.

Holmes golpea, patea, abofetea, azota, empuja y castiga a los tipos malos (usando lo que parece una vara para azotar ganado) con frenético vigor, la cámara congeal la stomas, muestra la acción en cámara lenta y se adelanta en el tiempo para enfatizar los golpes. Más aun, vemos las confrontaciones dos veces —una cuando Holmes visualiza el ataque, y nuevamente durante el combate real. Un combate resulta un homenaje victoriano a Fight Club, durante el cual el oponente de Holmes sufre de una mandíbula dislocada y varias costillas rotas. Otro presenta a Holmes golpeando a sus oponentes con dos bastones.

Se sugiere que Watson también es violento. Cuando Holmes trata de abrir un candado, Watson decide despedazarlo. Su bastón esconde una navaja, y lo vemos dispararle y golpear a personas.

Los personajes son golpeados, baleados, envenenados, inmolados, ahogados, colgados y azotados sin cesar. Caen de segundos pesos por las ventanas y aterrizan sobre carruajes. Blandean cuchillos y se amenazan con martillos. Holmes y Watson casi son aplastados por un barco. El dúo, junto a Irene casi son cortados con una sierra.

Casi nunca vemos sangre (Las heridas propinadas por Watson son sangrientas), pero sí vemos un cadáver cubierto de gusanos. También vemos restos de ranas, ratas, pájaros y credos.

Crude or Profane Language

Dos usos irrespetuosos del nombre de Dios y una mención de "d…ios".

Drug and Alcohol Content

Holmes bebe todo tipo de bebidas alcohólicas (y le lanzan una copa de vino en la cara, también). En ciertos momentos, el brillante detective aparenta estar ebrio y con resaca. "¿Sabes que lo que estás bebiendo es para cirugías oculares?" pregunta un exasperado Watson.

Holmes, Watson y otros fuman. Holmes usa el bulldog de Watson para probar varios anestésicos. Irene droga una copa del vino de Holmes. Blackwood finge su propia muerte con la ayuda de una fuerte droga, mata a un enemigo usando un veeno especial y planea matar a la mayoría del parlamento británico usando un gas mortífero.

Other Negative Elements

Holmes y Watson jugan a las apuestas. Holmes menciona a Mary que él ha perdido el dinero de la renta "más de una vez". Y Watson, cuando pasa por un lugar de juegos se ve tentado a participar. (No lo hace).

Conclusion

Nuestra cultura de consumidores ultra modernos ama a los héroes ficticios. No importa si tienen 10 años, o 100 o 1000. O si no les hemos visto por una generación o más, no podemos dejar de tomarlos, quitarles el polvo y… cambiarles todo.

Mickey Mouse está listo para una transformación para el juego de Wi Epic Mickey. Se rumora qe Superman, en su próxima película será oscuro y sombrío.

¿Sherlock Holmes? Bueno, él siempre ha sido ejemplar. ¿Qué podría hacer Guy Ritchie para convertir a este detective del siglo XIX en un éxito de taquilla en el siglo XXI? ¡Hacerlo más violento, claro! ¡Atiborrar a las audiencias con patadas, armas victorianas y explosiones masivas! ¡Añadir un siniestro culto satánico y una extraña teoría de conspiración! No podemos esperar que la audiencia se siente por dos horas a admirar la brillantez de un tipo inteligente, ¿verdad? ¡Ya no tenemos tal capacidad de atención!

El sombrero ridículo desapareció, y eso se puede decir que es bueno. Y Holmes no consume cocaína o morfina como Doyle lo escribió originalmente.

Pero hay cierta ironía en la idea de que en la era donde la tecnología es lo máximo y los intelectuales del colegio van a sus reuniones de clase conduciendo autos deportivos luego de hacer millones en la internet, no podamos apreciar al verdadero y esencialmente intelectual Holmes. O, debemos cambiarlo con un poco de Charles Bronson, un poco de Jackie Chan y un poco de Brad Pitt.

¿Qué sigue? Hercule Poirot sera un excéntrico levantador de pesas belga y también un DJ de música electrónica? ¿Miss Marple sera una supermodelo veinteañera y rebelde?

Mejor leo el libro.

Más Películas

 
MPAA Rating
pg13
Género
Drama, Misterio/Suspenso, Acción/Aventura
Elenco
Robert Downey Jr. como Sherlock Holmes; Jude Law como el Dr. John Watson; Rachel McAdams como Irene Adler; Mark Strong como Lord Blackwood; Eddie Marsan como el Inspector Lestrade
Director
Guy Ritchie (RocknRolla; Swept Away; Lock, Stock and Two Smoking Barrels)
Distribuidora
Warner Bros.
Críitico
Paul Asay (traducido por René Montiel)