Skip Navigation

Críticas de Cine

 
MPAA Rating
pg13
Género
Drama
Elenco
Sam Worthington como Mack Phillips; Octavia Spencer como Papá; Radha Mitchell como Nan Phillips; Megan Charpentier como Kate Phillips; Gage Munroe como Josh Phillips; Amélie Eve como Missy Phillips; Tim McGraw como Willie; Avraham Aviv Alush como Jesús; Sumire Matsubara como Sarayu; Alice Braga como Sophia; Graham Greene como Hombre Papá
Director
Stuart Hazeldine
Distribuidora
Lionsgate
En Cines
March 3, 2017
Críitico
Bob Waliszewski (translated by María C Chacón León)

The Shack

La Cabaña

Mackenzie "Mack" Phillips es un tipo normal. Está casado, tiene tres hijos y vive en una casa de clase media en la cuidad. Él es un esposo devoto y un padre amoroso. Lo que es más, va a la iglesia.

Ahora, Mack sería el primero en decir que su relación con Dios no está tan bien como la de su esposa, Nan. Ella tiene algo especial con Dios con lo que el no puede relacionarse. Ella lo llama Papá en lugar de Dios, para empezar. Y no es sólo el nombre que Nan usa con el Todopoderoso lo que es inusualmente íntimo. Ella también habla "con Dios como a un viejo amigo."

La relación de Mack con Dios es decididamente más distante. Aún así, él calienta el banco los domingos, aunque no participe mucho. Eso cuenta, ¿verdad?. Y su mejor amigo, Willie, es un fiel seguidor de Cristo, que tiene una habilidad especial para ayudar a Mack a mantenerse en el camino cuando lucha espiritualmente.

Sin embargo, Mack no es realmente un tipo "normal" en absoluto. Él carga mucha basura emocional.

Mack lucha con los recuerdos de su padre borracho, abusivo golpeando a su madre. Cuando Mack responde a un llamado al altar en la iglesia cuando joven, no es para aceptar a Cristo, sino para decir al pastor cómo su padre golpeaba a su madre. Eso condujo, a que su papá lo ate a un árbol, lo azote brutalmente, y lo deje en una tormenta toda la noche.

Por eso Mack tiene algunas asuntos que resolver como padre todavía. Luego viene la  tragedia que golpea el mundo adulto de Mack .

Mack y sus hijos se van a acampar. Hogueras, canciones de fogata y viajes en canoa. Hasta que los dos hijos mayores, Kate y Josh, tienen un accidente que pone en peligro sus vidas. Y en esos pocos minutos preciosos de rescate y resucitación, ocurre lo impensable:  La hija menor es secuestrada. Con el tiempo, las autoridades encuentran el vestido de Missy manchado de sangre en una cabaña en las cercanías.

Pero nunca encuentran a su pequeña. Los cuatro miembros restantes de la familia Phillips comienzan su duelo.

Luego, tiempo más tarde en un día de invierno, Mack descubre un sobre en su buzón de correo. Curiosamente, no hay huellas en la nieve. Más extraño aún es el mensaje dentro, invitando a Mack a llegar a "la cabaña" donde Missy murió, firmado "Papá".

¿Qué broma enferma es esta? Mack se pregunta. Trata de culpar a Willie, pero su amigo niega tener algo que ver con la misma.  Willie está dispuesto a ir con su amigo a la cabaña. Y Willie aparece fielmente, su Bronco cargado con suministros.

Pero Mack tiene otra idea: Él va a ir a la cabaña solo para resolver este misterio, y tal vez para hacer frente a su culpabilidad y a su débil fe de una vez por todas.

Positive Elements

La Cabaña trata sobre la redención de un hombre alrededor de una serie de diferentes niveles: espiritual (más sobre esto más luego), relacional y familiar. No hay ni una sola relación en la vida de Mack que no está profundamente afectada por lo que sucede cuando llega a la cabaña.

Tras el secuestro y asesinato de Missy, Mack se enfrasca en si mismo para lidiar con el dolor. Pero su esposa con amor y valentía se enfrenta a el diciendo: "No te olvides de que nos amamos." Es una declaración que pone de relieve la importancia de un esposo y una esposa que mantienen una comunicación amorosa al pasar por tiempos difíciles.

Tras el encuentro de Mack con Dios en la cabaña, se entera de que Kate se siente responsable por el secuestro de su hermana. Mack y Kate al final lloran juntos, y el padre le asegura a la hija que no tiene la culpa de lo sucedido a su hermana.

Spiritual Content

Aunque es invierno en la cabaña en un primer momento, con el tiempo se convierte en verano. La nieve se ha ido. Las flores florecen. Los pájaros cantan. Y la cabaña en este entorno sobrenatural parece estar llamando a Mack.

La cabaña es ordenada, fresca, cálida y acogedora. Y allí Mack se encuentra con la Trinidad en forma humana. Papá (Dios) aparece en la forma de una mujer negra de mediana edad. Papá le dice a Mack que la aparición se debe a que el está herido y no preparado para lidiar con el Dios paternal por el momento, dado lo que Mack soportó con su padre terrenal. (Más tarde, Dios aparece como un hombre inuit  cuando Papá siente que Mack podría necesitar más un Padre para una tarea difícil.)

Jesús, por su parte, parece un joven judío con barba y una gran sonrisa. Utiliza sus conocimientos de carpintería para construir algo importante para la sanidad de Mack. El Espíritu Santo, por su parte, se llama Sarayu, y aparece como una mujer asiática alta y esbelta.

De este modo comienza el viaje espiritual fantástico de Mack, con los miembros de la Trinidad jugando diferentes papeles para ayudarlo en su proceso de dolor, su duda, su rabia y su fe sacudida. (Por supuesto, algunos espectadores se preocuparán por las representaciones humanas, y femeninas también, de la Trinidad, que apunta a la prohibición del segundo mandamiento en contra de hacer cualquier imagen de Dios.)

Papá le dice Mack, "Aquí es donde quedaste atascado" -en referencia a la muerte de su hija. Y Dios tiene la intención de desatascar a Mack. El diálogo de Mack con Papá gira en torno a asuntos perennes de la fe: ¿Cómo puede un Dios benévolo permitir el mal? ¿Abandona Dios a su pueblo en tiempos de necesidad? ¿Deben ser perdonados los malhechores? ¿Debe un hombre ser juez de los que le han hecho mal? ¿Crea Dios las tragedias? ¿Sucede al instante el perdón de un gran mal, o se produce con el tiempo?

Jesús hace que Mack primero camine y luego corra sobre el agua. Jesús le recuerda a Mack que lo hizo con Pedro, para mantener sus ojos en él. Mientras tanto, el Espíritu Santo lleva a Mack a un parche todo descuidado del jardín. A pesar de que es hermoso, esta colección enmarañada de plantas necesita poda, que le den atención y forma. Ella le dice a Mack que el jardín "eres tu."

Una entidad que se llama si misma como la Sabiduría (metafóricamente se hace referencia a ella en los proverbios como mujer) da a Mack la oportunidad de ver que Missy está viva en un lugar celestial donde Jesús mora. Esta conciencia le da a el la fuerza para avanzar a sus próximos retos, ambos relacionados con el perdón. La primera consiste en una reunión con su difunto padre, quien se disculpa por como trató a Mack en la tierra. Más tarde, se invita a Mack a perdonar al asesino de su hija.

Mack también encuentra una Biblia de los Gedeones. Y está claro que la Escritura se trata como la fuente de la verdad y la revelación.

Con tanto terreno teológico cubierto en esta película, no es de extrañar que haya algunos errores. Por ejemplo, la naturaleza amorosa de Dios que perdona se enfatiza aquí una y otra vez. Y el énfasis en la inmanencia de Dios-Su cercanía íntima, como los teólogos definen esa palabra. No es apagada por ese otro aspecto del carácter de Dios revelado en la Escritura: Su trascendencia, una palabra que abarca su santidad, y el hecho que Él es totalmente aparte de su creación. Obviamente, es una paradoja difícil de entender; pero es una paradoja que nos da la Escritura, sin embargo.

Cuando Mack le pregunta a Papá si los que pecan serán castigados, Papá responde: "El pecado es su propio castigo." Esa respuesta tiende a interpretar psicológicamente el pecado y reduce al mínimo la realidad de que los que mueren sin una relación con Cristo se enfrentarán a juicio y al infierno por sus decisiones pecaminosas, según la Escritura. Así que la película enfatiza el amor y la gracia de Dios, sin atender a la realidad paradójica de su santidad y de su ira. La palabra ira aparece 95 veces en el Antiguo y Nuevo Testamento. (Mack dice en un momento dado que desea que el asesino de su hija se vaya al infierno, pero la película nunca se adentra en explicar por qué alguien puede o termina en ese lugar.)

Otro momento teológicamente problemático viene cuando papá le dice a Mack que Él no abandonó a Jesús en la cruz, a pesar de que Jesús mismo dijo: "Dios mío, Dios mío, ¿por qué me has abandonado?" La declaración de Papá en la película no reconoce que Jesús no sólo llevó el pecado de la humanidad, sino, según 2 Corintios 5:21, Jesús se convirtió en pecado. Debido a que Dios el Padre es santo, Cuando Jesús tomó el pecado de toda la humanidad en el Calvario, el Padre desamparó a Cristo (hasta que la redención se llevó a cabo poco después).

Antes de su encuentro con Dios, Mack dice a sus hijos (sobre todo a su hija menor) una historia similar a la leyenda de una princesa india que saltó de un acantilado para salvar a su pueblo. En ella, Mack se refiere a Dios como el "Gran Espíritu". Missy pregunta, "¿Entonces la muerte de Jesús es una leyenda?" A lo que su papá responde: "Está en la Biblia, debe ser verdad" a pesar de que en realidad el talvez no lo cree ... todavía. La hija pasa a preguntar, "¿Es Dios malo?" Su pregunta se basa en el hecho de que "Él le pidió a Jesús que muriera."

Además de esos dos reconocimientos de la muerte de Cristo, las muñecas de Papá llevan las cicatrices de la crucifixión. El Espíritu Santo  también tiene cicatrices similares en la muñeca. Aunque tal vez  están destinadas a mostrar cómo el Padre y el Espíritu se identifican con la tortuosa muerte del Hijo, eso podría conducir a algunos espectadores a creen erróneamente que el Padre (y el Espíritu?) murieron cuando sólo Jesús, de hecho, lo hizo.

A pesar de esos errores teológicos, sin embargo, no hay duda de que aquí Dios: • Ama a las personas, incluso a las personas con graves defectos que aún no tienen una relación con Él; • Tiene naturaleza Trinitaria; • Es soberano y se preocupa profundamente por los que han pasado por graves tragedias; • No abandona a sus seres amados en los momentos difíciles; • Desea la reconciliación con aquellos que no lo conocen; • Ofrece esperanza incluso en la más desesperada situación; • Ofrece el perdón que puede cambiar el corazón humano; • Conoce el futuro; • Es bueno (Papá le dice Mack, "Tu gran problema es que no crees que Soy bueno"); • Es omnipresente; • Y puede sacar "un bien increíble de tragedias indecibles."

Al final de la cinta, Mack es una persona diferente. Su encuentro con Dios le ha cambiado y a dado a luz la verdadera fe en Dios.

Sexual Content

Ninguno, sin embargo hay una fuerte sugerencia de un asalto sexual a una niña pequeña.

Violent Content

La historia gira en torno secuestro, el asesinato y presunto asalto sexual de la pequeña Missy. (Cerca del final de la película, vemos el cuerpo de la niña  ser colocado en un ataúd.)

En un momento de desesperación, Mack se apunta un revólver a la cabeza antes de ser (providencialmente)  interrumpido por un venado ruidoso. También se implica que Mack, siendo adolescente, envenenó a su padre (matándolo) antes de irse de la casa, una elección que ha atormentado a Mack toda su vida.

En otra escena, Mack se golpea la cabeza; una canoa se hunde (y hay un momento de peligro para otra hija de Mack); y un carro choca (en su mayoría fuera de cámara).

Crude or Profane Language

Mack dice, "Oh, Dios mío", y luego se disculpa a la Trinidad.

Drug and Alcohol Content

El padre de Mack es un borracho abusivo, algo que la película representa como malo e inmoral, y sin embargo también perdonable.

Conclusion

Al igual que el libro en que se basa, esta historia cinematográfica sobre el hombre en duelo que se encuentra con Dios de seguro va a agitar mucha controversia entre los cristianos. Boundless, la página web de la Enfoque a la Familia, publicó una reseña del libro en el 2008 que ilustra cómo los creyentes estaban respondiendo a la historia:

"Eugene Peterson, profesor emérito de Teología Espiritual en Regent College, Vancouver dice [el libro] 'tiene el potencial de hacer por nuestra generación lo que El Progreso del Peregrino de John Bunyan hizo por la suya,' Pero el Dr. Albert Mohler, presidente Seminario Teológico Bautista del Sur dice: "Este libro incluye herejía sin diluir. [Y] el compositor/ cantante Michael W. Smith dice 'La Cabaña te dejará ansioso de la presencia de Dios.' "

El que estos tres se pongan de acuerdo sobre la película aún está por verse. Pero no hay duda de que los creyentes maduros en ambos lados  tendrán diferentes perspectivas sobre los méritos y defectos teológicas de esta película. Algunos verán sus errores como la razón para no asociarse con la cinta. Otros verán las cosas buenas que tiene como la oportunidad de mover a los inconversos a la comprensión de quién es Dios. Y otros, especialmente aquellos que han crecido espiritualmente en entornos agresivos o legalistas, pueden ser invitados a ver a Dios de una manera más sanadora al igual que le pasó a Mack mismo.

Dicho todo esto, esta película tiene mucho a su favor. Un hombre que pierde a uno de sus hijos sin duda se preguntará dónde estaba Dios durante la tragedia. Es una pregunta que se ha hecho desde siempre. Es la razón detrás del libro de Job. Y, sin embargo, como en el libro de Job, la respuesta es más, "Yo soy Dios, y confía en mí," en lugar de "Yo soy Dios; te debo una explicación." Lo que los espectadores ven es que Dios se preocupa por nosotros. Él nos ama profundamente y sin condiciones. Él quiere sanar nuestras heridas. Y Él puede hacerlo cuando se lo permitimos.

¿Y quién es este Dios de acuerdo a La Cabaña? En primer lugar, lo que Él no es: No es una fuerza cósmica carente de personalidad o poder. Él no es un aguafiestas galáctico que sonríe cuando sentimos dolor. Él no es sólo nuestra conciencia tampoco. No, en La Cabaña, Dios es el gran "Yo Soy" (indicado realmente en la película). Tiene naturaleza trinitaria (un concepto difícil de comprender y enseñar verbalmente, en forma impresa o en una película). La segunda persona de esa Trinidad  fue (y es) completamente Dios y completamente hombre. Puede caminar sobre el agua y controlar los elementos. El Espíritu Santo ve nuestra desordenado "jardín" de la vida y quiere poner orden en medio de ese caos.

La Cabaña entrega mensajes importantes acerca de Dios a un mundo que busca respuestas desesperadamente. ¿Provoca esta historia preocupaciones teológicas válidas y significativas? Claramente, lo hace. Pero al igual que Mack fue llevado a descubrir más acerca de Dios en su Biblia de los Gedeones, esperemos que los aficionados al cine respondan de la misma manera a esta adaptación cinematográfica de La Cabaña.

Más Películas