Skip Navigation

Críticas de Cine

 
MPAA Rating
r
Género
Drama, Guerra
Elenco
Miles Teller como Adam Schumann; Haley Bennett como Saskia Schumann; Beulah Koale como Solo Aieti; Joe Cole como Will Waller; Amy Schumer como Amanda Doster; Scott Haze como Michael Adam Emory; Keisha Castle-Hughes como Alea; Omar Dorsey como Dante; Brad Beyer como James Doster
Director
Jason Hall
Distribuidora
Universal Pictures
En Cines
October 30, 2017
Críitico
Paul Asay (translated by María C Chacón León)

Thank You for Your Service

Los números no tienen sangre.

Aparecen en nuestros periódicos, se desplazan a través de la televisión, silenciosos y sin pasión. Dos. Siete. 23. Por sí mismos, están casi en blanco. Divorciados de significado.

Agregue una palabra: soldados. Agregue otro: asesinados. El significado impacta entonces. Sentimos un poco. Tal vez lloramos un poco. Y luego continuamos con nuestros días.

Estas palabras, estos números, no pueden coincidir con la realidad horrible e irreal detrás de ellos. Quizás no hay palabras. Pero pueden intentarlo.

Otras tres palabras: Lo dejé caer.

Para sargento Adam Schumann, ellas resumen el horror de su última gira en Iraq.

Un soldado al mando de Adam recibe un disparo en la cabeza. Sangre y cerebro se escapan del agujero del tamaño de una pulgada, pero aún está vivo. Adam lo levanta y lo tira de espaldas, llevando al jadeante, gimiente y sangrante soldado por un tramo de escaleras. Y otro. La sangre corre por la cara del herido y desciende por la suya, bajando por su mejilla, su cuello, su nariz. En su boca. Él se ahoga en esa sangre. Tambalea y el hombre se resbala. Cae. Su cabeza golpea el suelo con un ruido húmedo y carnoso. Sus ojos miran, vacíos, a la nada.

Lo dejé caer.

Esas tres palabras persiguen a Adam Schumann, aunque él no lo admita.  Ahora no.

Se dirige a casa, junto con sus amigos más cercanos, Solo Aieti y Will Waller. Son los sobrevivientes: números en un libro de control, se podría decir. Adam regresa a su esposa e hijos, Solo a su esposa embarazada, Will a su amada prometida. Bromean en el avión y, cuando bajan, son recibidos como héroes. Los tres esperan dejar atrás sus peores recuerdos-

(Lo dejé caer)

-Para un futuro mejor y más brillante. Eso acabo por ahora. Mañana es otro día.

Pero ellos no se llegan solos. Sus fantasmas vienen con ellos; lo que vieron y oyeron, sintieron e hicieron. Los gritos. El olor a carne quemada. El sabor de la sangre de otro hombre.

Estos hombres son un tipo diferente de víctimas: hombres con heridas diferentes. Pueden verse bien al principio. Pero no lo están.

Soldados como Adán ni siquiera son un número: hay demasiados para contarlos todos.

Positive Elements

Thank You for Your Service examina el tema que a menudo se pasa por alto de cómo tratamos a nuestros soldados cuando vuelven a casa. La respuesta: no tan bien como deberíamos, particularmente cuando se trata de su salud mental.

Esta película enfoca su atención particularmente en el tema del trastorno de estrés postraumático y la miríada de problemas de salud mental que pueden resultar de los traumas de guerra. Adam, Solo y Will son todos tipos buenos con experiencias terribles y dolorosas que mantienen embotelladas, hasta que la botella finalmente se derrama o explota. La película pretende ser un llamado a la acción para ayudar a los veteranos a encontrar la paz consigo mismos y a reintegrarse en la sociedad, al tiempo que reconocen que no son los únicos a los que el sistema deja de lado. De hecho, varias escenas cuentan con hospitales repletos de militares necesitados de todo tipo.

Pero la película no solo predica. De hecho, nos lleva a la vida de estos soldados, impregnando a cada uno con un sentido de humanidad y un entendimiento de que quieren hacer lo correcto. Es solo que a veces, debido a sus cicatrices emocionales, no son completamente capaces de hacerlo.

Adam es un caso destacado. Él llega a casa queriendo ser un buen esposo y padre para su esposa e hijos. Vemos ese esfuerzo una y otra vez. Pero también quiere proteger a su esposa, Saskia, tanto como pueda de lo que vio y escuchó. Él quiere ser fuerte para los soldados que aún, a su manera, dependen de él. Cuando Will llega a su casa con una vida que se ha derrumbado, Adam le ofrece su propio sofá. Cuando Solo se mete en serios problemas, Adam va a rescatarlo. Incluso está dispuesto a posponer sus propios problemas de salud mental para asegurarse de que sus amigos reciban ayuda primero. Supongo que los profesionales de salud mental pueden no estar de acuerdo, pero hay algo admirable en su disposición a hacer eso.

Saskia hace todo lo posible para ayudar a su marido herido. "Soy más fuerte que tú", le dice. "Puedo tomar todo lo que me das. Todo menos que te quedes callado". Es difícil para ella lograr llegar a su marido estoico, pero finalmente encuentran una manera de resolver sus problemas juntos.

Spiritual Content

Alguien habla en un funeral militar con matices cristianos. Una viuda usa una cruz en su cuello. En escenas retrospectivas de las experiencias de Adam en Irak, vemos mujeres vestidas con burkas.

Sexual Content

La noche que Adam regresa, él y su esposa tienen relaciones sexuales. "Oh, sí, estás teniendo sexo", le dice Adam. Se besan y se acurrucan y recuerdan cuando eran "un par de niños tontos y alborotados". Adam dice que todavía son tontos y alborotados, y Saskia le recuerda que ahora tienen un par de hijos.

Cuando Saskia comienza a darse cuenta de las profundidades de la depresión y el dolor de Adam, ella compra un camisón esbelto y, esencialmente, lo seduce, con la esperanza de animarlo. Vemos a los dos involucrados en la actividad sexual. Pero él comienza a "escuchar" los ruidos de guerra y a alucinar acerca de que Saskia recibe un disparo en la cabeza (aerosoles imaginarios de sangre en el techo), obviamente terminando con sus relaciones sexuales.

Will aparentemente le mostró a Adam y Solo un video pornográfico que su prometida le había enviado, y le riñeron sobre él. (También escuchamos una referencia a la masturbación). En otro lugar, una mujer desnuda camina por la casa. Escuchamos una broma que alude al sexo gay en una iglesia.

Violent Content

Ya describí en la introducción cómo un soldado fue horriblemente herido. Algunas partes de esa escena se repiten más tarde también. El hombre que recibió un disparo en la cabeza en realidad no murió: sobrevivió, pero perdió (según nos dicen) a dos pulgadas de una parte de su cerebro, y ahora tiene una cicatriz considerable a lo largo del costado de su cráneo.

Otros soldados, tanto aquí como en el extranjero, no tienen tanta suerte. Al parecer, uno se quema hasta la muerte en un Humvee. (Vemos a otros sacar su cuerpo carbonizado y humeante del vehículo en un esfuerzo por salvar su vida.) Otro se dispara en la sien, y vemos un chorro de sangre desde la distancia. Otro casi se mata con un rifle.

Un soldado, al jugar un videojuego violento basado en la guerra y oler la comida quemándose en la cocina, se vuelve temporalmente loco: comienza a romper cosas, arranca las puertas de sus bisagras y, cuando su aterrorizada esposa lo encierra en su dormitorio, él comienza a golpear la puerta, eventualmente rompiéndola. Otro veterano recuerda cuando el andaba con su propia novia: se despierta y encuentra sus manos alrededor del cuello de ella, preparándose para estrangularla. Otro más, durante un viaje de caza nocturna, ve alucinaciones de soldados armados que se esconden en el bosque. Se duerme accidentalmente mientras su pequeño hijo duerme sobre su pecho: cuando se da vuelta, el bebé se cae, golpea el piso y se despierta, obviamente gritando.

Alguien recibe disparos con armas automáticas y es casi atropellado. Pit bulls participan en peleas organizadas en una aparente guarida de drogas: Vemos atisbos de dos perros luchando, se oyen gruñidos, aullidos y sangre. El animal perdedor, todavía con vida pero muy ensangrentado, se lleva afuera y se coloca en el suelo, junto a los cadáveres de otros perros luchadores muertos. Solo rescata al canino, aún vivo, y él y Adam cosen al animal.

Saskia encuentra un cuestionario de salud mental que Adam escondió de ella, descubriendo que tiene pensamientos suicidas. Los dos luego van juntos a un psicólogo del Ejército: Adam sugiere que encontrar un trabajo podría ayudarlo, y el psicólogo está de acuerdo, diciéndole que hay un puesto en el campo de artillería. Saskia está horrorizada: Adam quiere suicidarse, ¿y lo estás enviando a un lugar lleno de rifles? Adam explica que, en realidad, es un lugar de tanques, y sería bastante difícil para él suicidarse con un tanque.

Escuchamos que Will fue "volado" siete veces, sobreviviendo a cada explosión.

Crude or Profane Language

Casi 100 palabras f en inglés y más de 30 palabras mierd-. También escuchamos "mald-ción", "demonios", "joder", "maricón" y "negro hijuep---".

Drug and Alcohol Content

Solo dice en repetidas ocasiones que el Ejército le salvó la vida, y tenemos la sensación de que eso lo sacó de la cultura de las drogas. Cuando su esposa lo ayuda a completar una evaluación de salud mental, llegan a una pregunta sobre si el uso de drogas de Solo alguna vez causó problemas en su matrimonio. Solo insiste en que no, y cuando su esposa le recuerda que fue arrestado cuatro veces por posesión de drogas, Solo le recuerda que todavía no estaban casados.

Cuando Solo comienza a buscar desesperadamente formas de automedicarse su post trauma, se sumerge en algunas calles ásperas en busca de éxtasis. Finalmente consigue algo (se sienta, drogado en un sofá, diciendo que se siente mucho mejor), pero a cambio empieza a hacer mandados para un hombre de negocios muy desagradable que usa pistolas, drogas o ambos. Él también tal vez conduce mientras está drogado.

Después de que Will descubre que su prometida lo ha abandonado, sale con Adam y Solo al boliche, donde aparentemente todos se emborrachan. Adam y Will regresan a su casa, riéndose y aún obviamente bajo la influencia.

Adam bebe cerveza en un autódromo, y comparte algunas cervezas con un amigo suyo herido.

Conclusion

Vivimos en un mundo de números. Recoja un periódico o revise su transmisión de noticias de Facebook, y eso es bastante obvio: una propuesta de presupuesto de $ 4 billones. Un accidente de tren en Finlandia que dejó cuatro muertos. "Cinco videos divertidos de gatos que por fuerza tienes que ver".

Pero no somos criaturas movidas por hojas de cálculo. Somos personas de la historia. Los números a veces cuentan parte de una historia, pero raramente llegan al corazón de ella. Es por eso que las películas, particularmente las difíciles, pueden ser tan valiosas ... y dañinas.

La película nos dice que 22 veteranos por día se suicidan. He leído en otro lado que la tasa de suicidios de los veteranos es un 22% mayor que la de los civiles, y que la tasa de suicidios de veteranos ha aumentado un 32, 2%  desde 2001.

Esos son números importantes. Pero Thank You for Your Service nos da una historia- basada en una historia real- que da peso y trae a la vida a las estadísticas sobrias de hoy. Adam, Solo y Will son más que solo estadísticas. A través de la historia, vemos sus caras. Sentimos, de alguna manera pequeña, su dolor.

Pero ahí radica el problema.

Cuando escuchamos una historia, inevitablemente impacta la nuestra. A veces, una historia como esta puede inspirarnos o motivarnos a una acción positiva. En otras ocasiones, nos desanima. Nos da un lenguaje que no podemos bloquear y con imágenes que no podemos olvidar. Lo que Adam y Solo experimentaron en Irak los hirió profundamente. Ahora, estamos siendo invitados a vislumbrar un atisbo de esas experiencias, y quizás corramos el riesgo de darnos un indicio de esas mismas heridas.

Las historias, especialmente las historias bien elaboradas, tienen el poder de conmovernos, y eso es algo bueno. Pero a veces, estas historias pueden movernos en direcciones que no queremos o no deberíamos ir. Y como tal, nunca debemos subestimar su poder.

Más Películas