Skip Navigation

Críticas de Cine

ESTA PELÍCULA CONTIENE VIOLENCIA GRÁFICA Y CONTENIDO SEXUAL LASCIVO. ESTA CRÍTICA HACE REFERENCIAS A ESTE CONTENIDO Y NO ES APROPIADA PARA NIÑOS.

 
MPAA Rating
r
Género
Drama, Acción/Aventura, Ciencia Ficción/Fantasía, Misterio/Suspenso, Romance
Elenco
Sally Hawkins como Elisa Esposito; Doug Jones como el Activo; Michael Shannon como Richard Strickland; Richard Jenkins como Giles; Octavia Spencer como Zelda Fuller; Martin Roach como Brewster Fuller; Michael Stuhlbarg como el Dr. Robert Hoffstetler; Nick Searcy como el General Hoyt; Lauren Lee Smith como Elaine Strickland
Director
Guillermo del Toro
Distribuidora
Fox Searchlight
En Cines
December 8, 2017
Críitico
Adam R. Holz (translated by María C Chacón León)

The Shape of Water

La Forma del Agua

Elisa Esposito es invisible.

No literalmente quiero decir. Ella no tiene superpoderes. No la verías aunque estuvieras mirando directamente a ella.

Elisa es simplemente el tipo de persona que nadie mira realmente. Ella trabaja en el turno de la noche como conserje de limpieza en una instalación secreta de investigación del gobierno en las afueras de Baltimore. Una sierva despersonalizada que realiza un trabajo inútil e ingrato, funcionalmente anónima y sin rostro.

Y sin voz, también. Eso se debe a que Elisa, bebé huérfana que fue encontrada cerca de un río, es muda.

Elisa tiene exactamente dos amigos, con quienes se comunica a través del lenguaje de señas. Está su quejona compañera de trabajo, Zelda Fuller, quien habla lo suficiente para las dos. Luego está su vecino en un departamento contiguo, Giles, un artista viejo, enojado y desempleado que pasa sus días pintando y coqueteando tentativamente con algún camarero mucho más joven en algún restaurante local.

Sí, la vida anónima de Elisa es tan corriente como podría ser. Pero eso fue hasta una noche en particular.

En esa noche en 1962, un contenedor llega a su instalación. Un gran contenedor de metal. Un contenedor con ventanas y agua. Un contenedor con algo atrapado adentro. Algo que quiere salir.

El agente gubernamental Richard Strickland ha guiado el contenedor desde las selvas del río Amazonas, donde capturó todo lo que acecha en su interior. Él y el investigador con gafas Dr. Robert Hoffstetler están ansiosos por descubrir los secretos del llamado "Activo" contenido en su interior.

Es algo secreto, por supuesto. En una instalación super secreta. El tipo de fenómenos científicos que cambian el mundo y que solo unos pocos privilegiados tienen la autorización para ver. Bueno, esa gente más la invisible conserje de la limpieza que hace girar su carrito para limpiar la habitación donde se encuentra el Activo. Una limpiadora invisible que no puede resistir su curiosidad por descubrir lo que Strickland capturó en Sudamérica.

Resulta que el Activo anfibio está tan curioso sobre Elisa como ella lo está sobre él.

[Nota: Hay spoilers contenidos en las siguientes secciones.]

Positive Elements

Elisa pronto descubre que el contenedor contiene un sireno. Strickland lo trata como un monstruo tonto, actuando monstruosamente hacia él, como veremos. Pero Elisa ve a un ser que, a pesar de sus obvias diferencias entre especies, se parece mucho a ella: alguien (no algo) atrapado y sin voz, solitario y anhelante.

Elisa secretamente comienza a visitar la habitación donde se guarda el Activo, le trae huevos para comer, le pone música y lentamente le enseña un lenguaje de señas rudimentario. Con Elisa, el tritón es juguetón, gentil y curioso. La fascinación mutua conduce a un tipo de amistad. Al describir el afecto de la criatura por ella, le hace señas a Giles (que vemos traducido en subtítulos): "No sabe lo que me falta o cómo estoy incompleta. Me ve como lo que soy, como soy. Está feliz de verme todo el tiempo, todos los días ".

Cuando Elisa se entera de que el gobierno ordenó que se ponga fin a la vida del Activo, ella está decidida a liberar a su amigo. Obviamente, hacerlo es ilegal. Pero su determinación es compasiva y tierna, similar a, por ejemplo, la determinación de Elliot de hacer que E.T. vuelva al espacio en lugar de entregárselo a los científicos del gobierno. Ella le dice airadamente a Giles, cuya ayuda ella está pidiendo, "Yo puedo salvarlo o dejarlo morir".

Giles y Zelda finalmente acuerdan ayudar a Elisa, aunque ambos tienen reservas al principio. Del mismo modo, el Dr. Robert Hoffstetler, o Bob, está horrorizado por la decisión del gobierno de practicar la eutanasia del Activo. Cuando se entera de que Elisa está planeando salvar a la criatura, también ofrece ayuda.

En una escena conmovedora en la que Giles atiende a la criatura por sí mismo, se pregunta en voz alta: "¿Siempre has estado solo? ¿Alguna vez has tenido a alguien? ¿Sabes lo que te pasó?" Giles sugiere que estas son preguntas con las que él también lucha.

Spiritual Content

El apartamento de Elisa está encima de una sala de cine donde se llevan a cabo dos escenas. Ambas veces, se está proyectando la película de 1960 La Historia de Rut. Escuchamos a un personaje femenino decir: "He pecado, he ofendido a Dios". También hay una referencia verbal a "la película de la Biblia".

El segundo nombre de Zelda es Dalila, lo que lleva a Strickland a darle una degradante recitación de la historia de Sansón y Dalila, dos veces. Es la primera de varias ocasiones en que Strickland, aparentemente un cristiano, cita o hace referencia a diferentes temas bíblicos. Él le dice a Zelda y a Elisa, "El mundo es pecaminoso". Él dice: "Hemos sido creados a la imagen del Señor", y luego agrega que el Activo claramente no lo es. "No piensas que así es como se ve el Señor, ¿verdad?" También describe al Activo  "feo como el pecado". Escuchamos una referencia verbal pasajera a los "judíos".

Cuando alguien une el nombre de Dios con "maldición", otro personaje regaña: "No hay que blasfemar". En cuanto a su papel en la liberación del Activo, Zelda dice: "Vamos a arder en el infierno".

Escuchamos una referencia a la figura mitológica griega Tantalus. Strickland dice que los nativos de donde se tomó el Activo lo adoraban como a un dios. Más tarde, nos enteramos de que el activo tiene poderes curativos y restauradores, lo que Strickland razona es quizás una de las razones por las que fue venerado en América del Sur.

Sexual Content

Un total de cinco escenas incluyen desnudez femenina parcial o totalmente frontal y / o desnudez masculina trasera. También se representan movimientos sexuales gráficos y alusiones visuales a la masturbación.

Strickland sugiere amenazadoramente que le gustaría tener relaciones sexuales con Elisa, insinuando groseramente que su incapacidad para hablar es excitante.

Giles claramente intenta seducir un joven camarero en el restaurante que frecuenta todos los días. Cuando el joven finalmente se da cuenta de que Giles no solo es amigable, sino que está tratando de iniciar una relación homosexual, se siente asqueado y le dice a Giles: "¡No vuelva aquí! ¡Este es un restaurante familiar!" Más tarde, Giles se pregunta si él era demasiado "tosco" en la forma en que se acercó al joven.

Escuchamos bromas sobre referencias verbales a una posición sexual y a la masturbación.

Violent Content

Cuando Elisa y Zelda están a punto de ingresar a la sala de contención para limpiarla al principio, Strickland sale cubierto de sangre, sosteniéndose la mano. Claramente perdió dos dedos en un encuentro violento con el Activo. Después de eso, la criatura aparece encadenada con un enorme collar de hierro alrededor de su cuello, lo que permite a Strickland darle choques eléctricos sin que el tritón pueda devolver el golpe.

Elisa y Zelda tienen que limpiar la habitación ensangrentada después del contacto entre Strickland y el Activo. Elisa encuentra los dos dedos amputados de Strickland, los pone en su bolsa de almuerzo y se los devuelve después. Los dedos se vuelven a unir quirúrgicamente, pero lentamente se vuelven negros y podridos a medida que avanza la historia (y un personaje que comenta sobre su hedor creciente). Eventualmente, en un momento de furia, Strickland vuelve a arrancar los dedos muertos, gritando y produciendo aún más sangre en el proceso.

Strickland es aficionado a una palo electrificado que utiliza horriblemente y repetidamente para torturar al Activo. Más tarde, también lo usa para obtener información de un moribundo, metiéndolo en la herida de bala del hombre y dándole un choque electrico. Strickland también agarra las entrañas rezumantes de ese hombre y las aprieta.

Alguien es asesinado con una jeringa llena de veneno. Strickland dispara siete u ocho disparos desde una pistola a una camioneta. Tres hombres son baleados. Strickland dispara a otra persona también. Un hombre golpea a otro personaje en la cara con un poste de madera. La garganta de alguien es torcida gráfica y sangrientamente.

El Activo tiene un poco de malentendido con uno de los gatos de Giles, Pandora, lo que lleva a que el felino sea decapitado, para horror del dueño.

Escuchamos que a Sansón le "queman y sacan los ojos".

Crude or Profane Language

Alrededor de una docena de palabras f en inglés  y mierd-. El nombre de Dios es mal usado al menos 14 veces, una vez emparejado con "maldición". El nombre de Jesús es abusado una vez. Escuchamos un par de exclamaciones de "¡Señor!". "Maldición" y "demonios" se usan tres o cuatro veces cada uno. Escuchamos usos de "b-stardo", "joder" y "panocha". Los compañeros de Elisa, por lo general, le gritan nombres como "torpe" y "la muda" a ella.

Drug and Alcohol Content

Varios personajes fuman cigarrillos. Alguien bebe vodka. Strickland pone en su boca repetidamente pastillas para el dolor.

Conclusion

La Forma del Agua es una cinta extraña, bella, discordante y gráficamente problemática.

Muestre parecido cinemático con películas tan diversas como Criatura de la Laguna Negra, La Bella y la Bestia y E.T. El Extraterrestre, fusionándolos con una historia de amor llena de carne entre especies.

El retrato de Sally Hawkins de una conserje muda, solitaria y apasionada ya está ganando el Oscar a la mejor actriz. Y no es difícil ver por qué: durante gran parte de la película, sus expresiones faciales cuentan la historia de una mujer que anhela amor, intimidad y sentido en un mundo en el que ha sido casi olvidada.

Tan profundo es ese anhelo, por supuesto, que ella es rápida en entrar no solo en una relación emocional con el anfibio acuático a quien rescata, sino en una relación física también. Y a este punto la inocencia que llenaba la cinta se cae tan rápido como su bata de baño.  Creo que el aclamado director Guillermo del Toro pudo haber contado su historia sin incluir la desnudez gráfica en la que la cámara se enfoca repetidamente, y sin la clara implicación de una relación sexual entre diferentes especies.

Pero esa no es la historia que el escogió contar. Sino que en cambio tenemos un cuento de hadas que es íntimamente sentimental a veces y otras exageradamente explícito.

Más Películas