Skip Navigation

Críticas de Cine

 
MPAA Rating
pg13
Género
Drama
Elenco
Chadwick Boseman como Thurgood Marshall; Josh Gad como Sam Friedman; Kate Hudson como Eleanor Strubing; Sterling K. Brown como Joseph Spell; Dan Stevens como Loren Willis; James Cromwell como juez Foster; Keesha Sharp como Buster Marshall; Roger Guenveur Smith como Walter White
Director
Reginald Hudlin
Distribuidora
Open Road Films
En Cines
October 13, 2017
Críitico
Paul Asay (translated by María C Chacón León)

Marshall

Mira una estatua de La Libertad, y verás algo interesante: está vendada. Es un símbolo de su imparcialidad. No importa si el acusado es rico o pobre, hombre o mujer, negro o blanco. La culpabilidad o la inocencia se decidirán por los hechos del caso, no por sus prejuicios. Se hará justicia.

Al menos así es como se supone que debe ser.

Es 1941. Martin Luther King Jr. tiene solo 12 años. Las fuentes de agua de "solo para blancos" aparecen el sur. Y Eleanor Strubing, de Connecticut, acusó a su chofer de violación.

Ella es bonita, rubia y bien conectada, va a la iglesia y es pilar regular de la sociedad de Greenwich, Conn. Su supuesto violador, Joseph Spell, es un tramposo, un apostador, un ex soldado con deshonrosa ... y es negro.

Claro, el juicio podría no darse en el segregado Mississippi. ¿Pero importa? Los periódicos presumen la culpa de Spell, alimentando miedos raciales con titulares atrevidos. Los residentes de Greenwich, adinerados, despiden a sus sirvientas y mayordomos afroamericanos. El veredicto no se ha dado todavía pero como si importara.

Pero Thurgood Marshall, un joven abogado de la Asociación Nacional para el Avance de las Personas de Color, no está tan seguro de la culpa de Spell.

Debido a que no tiene una licencia legal de Connecticut, Marshall se conecta con el abogado local Sam Friedman, quien ha prometido presentar los documentos necesarios con el estado. Friedman no es un abogado criminal, y seguro que no quiere discutir un caso de alto perfil en la corte. Pero tanto él como Marshall saben que su papel será simplemente una formalidad. Es el caso de Marshall el que pierde, y una pérdida que parece muy probable.

Las cartas ciertamente parecen estar apiladas contra Spell desde el principio. El fiscal, Loren Willis, es una sanguijuela preparada para una carrera en política. El padre de Willis era socio de la ley con el juez Foster, el hombre que ahora escuchaba el caso. El jurado será todo blanco.

Y el sistema da otro golpe: el juez Foster prohíbe que el carismático Marshall sea el abogado principal en el juicio. Claro, él puede estar en la corte. Pero Foster le prohíbe hablar. Será responsabilidad de Friedman, un abogado especializado en pequeños casos civiles y que nunca ha tomado un caso criminal en su vida, quien sirva en este caso tan llamativo.

¿Está vendada la justicia ? Tal vez. Pero en este tribunal de Connecticut, su defensor más poderoso también puede estar también amordazado.

Positive Elements

El verdadero Thurgood Marshall, que murió en 1993, es una leyenda de los derechos civiles, un abogado que argumentó 32 casos ante la Corte Suprema de la Asociación Nacional para el Avance de la Gente de Color, antes de unirse a ella como su primer juez afroamericano. Y su película homónima, que se centra en uno de sus primeros casos, de hecho lo convierte en héroe.

Marshall es inquebrantable e intransigente al enfrentar el racismo: El bebe de las fuentes de agua "solo para blancos" y mira fijamente a los fanáticos. También es brillante, aunque la película sugiere que asume una letanía de causas perdidas para promover la mayor causa: la verdadera igualdad racial. También se muestra que Marshall es un esposo amoroso, aunque pasa la mayor parte de su tiempo trabajando, como un mártir, viajando de un estado a otro para defender a los afroamericanos que de otro modo no tendrían un juicio justo. Él tampoco cobra a los clientes por sus servicios: La Asociación le paga, y declara que solo representa a los inocentes.

Pero a pesar del nombre de la película, Marshall es tanto la historia de Friedman como la de Marshall. Es cierto que Friedman no esta en una cruzada de los derechos civiles como Marshall, al menos no inicialmente. De hecho, él huiría del caso Spell si pudiera. Se queja de que la publicidad es mala para su propia reputación, y su esposa se preocupa de que toda la nueva notoriedad de Friedman llame la atención no deseada a su propia comunidad judía. Los judíos, también, son minorías en este rincón de inmigrantes: no necesitan recordarles a los demás que ellos también son diferentes.

Pero cuando van a la sinagoga un sábado, la esposa de Friedman cambia de parecer cuando escucha a los congregantes expresar sus miedos racistas. Y Friedman mismo es alentado por un conocido que le recuerda el prejuicio que sus antepasados ​​enfrentaron en Europa, diciéndole a Friedman que su padre estaría orgulloso de él. Friedman no tarda en convertirse en el defensor más apasionado de Spell, incluso acusando al propio Marshall de motivos mixtos en un momento dado.

Spiritual Content

Como se mencionó, Friedman es judío. Él y su familia van a la sinagoga. Cuando Friedman revisaba a la gente para el jurado, un jurista potencial dice que no le gustan particularmente las personas negras, y agrega: "Tampoco pienso demasiado en los hebreos". (Friedman le agradece al hombre por su "candor" antes de excusarlo.) Friedman también es agredido en las calles una noche por fanáticos que hacen referencia a su fe.

Poco después de que Marshall y Friedman se enteren de que Marshall no podrá hablar en la corte, Marshall hace referencia al libro bíblico de Éxodo, cuando Dios ordenó a Moisés que alinee a su hermano Aarón como su portavoz. Eleanor Strubing se describe como un ratón de iglesia  varias veces. Hay una referencia en broma a una vieja "superstición negra". Oímos a algunas personas decir sinceramente, "Dios los bendiga", y hay una referencia a que alguien es tan "impecable como el cordero de Dios".

Sexual Content

Durante una breve visita a casa, Marshall y su esposa, Buster, se muestran de una manera bastante íntima. Su blusa abierta revela su sostén, y ella le dice que está embarazada. Lo vemos besando su torso. (Más tarde, vemos a Buster en un hospital, y es evidente que ha tenido un aborto espontáneo.) Una mujer en un bar también trata de seducir a Marshall, a pesar de que está usando un anillo de bodas.

Marshall anda con el famoso poeta (y ex compañero de universidad) Langston Hughes y su compañero masculino. (Algunos estudiosos creen que Hughes era homosexual, y el compañero se conoce en los créditos de la película como su "novio", pero desde el contexto de la película en sí, su relación se siente bastante ambigua, luego una mujer le da un beso a la mejilla a Hughes.) Friedman y su esposa se besan apasionadamente una vez. Spell admite que abandonó a su esposa y sus hijos y ha tenido asuntos posteriores.

[Advertencia de Spoiler] El sexo es el tema central en el caso criminal de Spell, y escuchamos referencias a él. Inicialmente, Spell insiste en que nunca tocó a Eleanor. Más tarde, él admite que tuvo relaciones sexuales con ella, pero él dijo que era consensual. Vemos flashbacks de su cita, incluidos los movimientos sexuales; Eleanor lleva una traje de noche muy revelador. Marshall y Friedman argumentan que Eleanor -quien con frecuencia estuvo sola pues su esposo viajaba, y bajo la influencia del alcohol- quería encontrar consuelo y compañerismo sexual en los brazos de Spell.

La versión de Eleanor es bastante diferente ...

Violent Content

Eleanor afirma que fue violada varias veces durante la noche en cuestión. Vemos flashbacks de su historia: Spell blande un cuchillo, la ata y la amordaza con parte de su propio vestido. Ella yace lloriqueando en la parte trasera de un auto antes de que Spell se detenga en un puente, la levanta y la arroja fuera del borde, un intento, según alega Eleanor, de matarla. (La defensa sugiere que ella saltó del puente para suicidarse). Durante el juicio, un médico dice que encontró muchos hematomas y cortes en su cuerpo, así como otros signos de asalto sexual potencial. También testifica acerca de encontrar las células de la piel de un hombre negro debajo de las uñas de Eleanor, una posible evidencia de que Eleanor luchó contra Spell.

Sin embargo, nos damos cuenta que el marido de Eleanor también fue abusivo. Spell ve a Eleanor en un auto, atendiendo su nariz ensangrentada mientras su marido se aleja furioso (chocando con Spell en el camino). Más tarde, ella afirma que un feo hematoma en su brazo provino de su marido.

Tres hombres rodean a Friedman en una calle oscura, amenazando con castigarlo por defender legalmente a un hombre negro. Friedman le da un puñetazo a uno, pero lo persiguen, golpeándolo y pateándolo mientras él yace en posición fetal en el suelo. Cuando se detienen, la cara de Friedman está cubierta de cortes y la sangre sale de su boca. Más tarde esa noche, coge un cuchillo mientras va a responder a la puerta, preocupado de que sus atacantes hayan regresado.

Marshall trata con sus asaltantes. Un par de tipos ásperos decididos a darle una lección. Una pelea se produce, y Marshall da todo lo que tiene antes de que el camarero apunte un arma a uno de los matones, diciéndole que él debe tratar a Marshall con el respeto que le corresponde al abogado.

Marshall defiende a alguien en otro caso, este en Oklahoma. Durante el testimonio, golpea repetidamente un palo contra una mesa (haciendo que su propio cliente se asuste) y le dice al jurado que su cliente hizo una confesión falsa después de haber sido repetidamente golpeado. Después del caso, unos rufianes se enfrentan con él en una estación de tren. Sube al tren antes de que pueda comenzar un verdadero problema, pero los tipos todavía intentan "asustarlo" disparando una escopeta en al aire. Escuchamos referencias a linchamientos y violencia.

Crude or Profane Language

Tres palabras f en inglés, tres palabras mierd- y un puñado de otras malas palabras, que incluyen "cul-", "put-", "b - tardo", "maldito", "demonios" , "pich-" y "negro hijueput-". El nombre de Dios se usa mal al menos siete veces, seis de ellos con la palabra "maldición".

Drug and Alcohol Content

Es la década de 1940, lo que al parecer significa que la gente bebía todo el tiempo. En el trabajo. En casa. En bares. En cualquier escena que se lleve a cabo fuera de la sala del tribunal, hay una buena posibilidad de que la gente esté tomando un martini, vino o, especialmente, un vaso de whisky. Marshall y otros también fuman.

Conclusion

Cuando Joseph Spell da su testimonio en la corte, le hacen muchas preguntas sobre su pasado: su deshonrosa salida del ejército, sus asuntos extramatrimoniales y las acusaciones de robo. Se le pregunta por qué alguien creería su historia.

"No sé por qué deberían hacerlo", dice. "Excepto que porque es la verdad".

Marshall, como en la mayoría de los biografías, se aprovecha de los hechos cuando se trata del caso de la vida real de Joseph Spell. En la vida real, por ejemplo, Friedman no era un novato, sino un abogado criminal experimentado. Y Marshall no fue amordazado metafóricamente en la corte, sino que tomó el segundo asiento voluntariamente debido a su confianza en Friedman.

Con esas mentiras históricas de lado, sin embargo, la película da voz a una verdad más amplia y nos da una idea de un héroe de los derechos civiles que ayudó a sentar las bases sobre las que Martin Luther King Jr. y otros construyeron.

El legado de la vida real de Marshall es ciertamente complicado. Como juez en la Corte Suprema, Marshall fue uno de los jueces que se pronunció a favor de los derechos al aborto en el histórico caso de Roe v. Wade.

El enfoque de esta película no es tan amplio. Examina el legado de Marshall a través de esta estrecha franja de tiempo, un solo juicio cuando el joven abogado luchó incansablemente para corregir un error, salvar a un hombre inocente y, lo más importante, mostrarle al país que el racismo no solo existe en lugares con leyes de segregación y asientos de autobús "para blancos solamente".

Y a través de su interacción con Friedman, vemos que el racismo es algo con lo que todos debemos lidiar

"¡Este no es mi problema!" Friedman se queja.

"¡Demonios que no lo fuera!" Marshall grita.

Pero ese pequeño fragmento de diálogo ilustra también las deficiencias persistentes de la película. Marshall inspira. Pero decepciona también.

Es cierto que gran parte del contenido problemático de la película es posiblemente necesario. No puedes dramatizar el caso de Spell y no lidiar con sexo y el ataque. Dadas las tensiones raciales en juego -las tensiones que, en realidad, hacen que esta sea una historia que valga la pena contar- las representaciones de violencia y insultos raciales también son inevitables.

Pero esos otros trozos de lenguaje obsceno, incluyendo tres palabras f en inglés(una rareza para una película para mayores de 13) me decepcionaron. Se podían haber evitado fácilmente sin afectar la historia.

La historia de Marshall es una historia que vale la pena: una que educa, inspira y entretiene. Me gustaría decirles a todos los que conozco que vayan a verla. Pero las blasfemias del guión me obligan a tocar esta película con una advertencia que prefiero no hacer.

Más Películas