Skip Navigation

Críticas de Cine

 
MPAA Rating
pg13
Género
Drama
Elenco
Dan Stevens como Charles Dickens; Christopher Plummer como Ebenezer Scrooge; Morfydd Clark como Kate Dickens; Justin Edwards como John Forster; Jonathan Pryce como John Dickens
Director
Bharat Nalluri
Distribuidora
Sony Pictures
En Cines
November 22, 2017
Críitico
Bob Waliszewski (translated by María C Chacón León)

The Man Who Invented Christmas

Cuando era niño, los artículos de Navidad se empezaban a ver en los estantes hasta después del Día de Acción de Gracias. Hoy en día, la parafernalia de Navidad se exhibe en cualquier momento después del Día del Trabajador en las grandes tiendas y durante todo el año en las tiendas especializadas de Navidad. Sí, el 25 de diciembre es una fiesta muy muy grande con millones gastados en regalos, luces, árboles, viajes, papel de regalo y cosas por el estilo.

Pero no siempre fue así. Especialmente en Inglaterra a principios de la década de 1840. Aunque los estudiosos no están de acuerdo con lo culturalmente significativa que fue la Navidad durante este período, todos coinciden en que Un Cántico de Navidad de Charles Dickens marcó una gran diferencia  en 1843. Después de eso, celebrar Navidad se puso mucho más de moda entre todas las clases sociales, inspirando cosas como generosidad, comidas de temporada y reuniones familiares para celebrar las vacaciones.

¿Pero cómo surgió esta querida historia? Esa es la historia contada por The Man Who Invented Christmas, aunque con una gran cantidad de licencias dramáticas incorporadas a la mezcla narrativa, especialmente cuando se trata de imaginar lo que este famoso novelista inglés podría haber estado pensando mientras intentaba escribir y publicar su última historia en solo dos meses.

A medida que nuestra historia inicia, Charles Dickens es, eh, era un hombre rico. Los éxitos de Nicholas Nickleby y Oliver Twist le han permitido vivir en una casa opulenta con personal doméstico y una niñera para sus hijos. Cuando viaja a Estados Unidos, la gente se alinea en las calles para verlo. "Nunca [ha sido] tan aplaudido un emperador en toda la tierra ", se dice.

Pero a pesar de esa popularidad,  las últimas tres obras de Dickens han caído en picada. Y los fracasos no pagan las cuentas. Cargado de deudas, Dickens sabe que si puede escribir otro éxito de taquilla, tendrá el dinero que necesita. Y vaya que lo necesita para saldar un préstamo o dos, para continuar mejorando su casa como su esposa quiere y para pagar todos los salarios atrasados ​​que le debe a su personal.

Pero escribir un éxito de taquilla es más fácil decirlo que hacerlo. Como todos los escritores saben (incluido este), a veces nos enfrentamos al bloqueo mental. Y Dickens tiene un caso gigantesco de esto en octubre de 1843. Cuando se sienta a escribir, él, bueno, simplemente se sienta. Nada viene a su mente. No hay ideas. Ni personajes. Ni trama. Nada.

Poco a poco, sin embargo, comienza a formar el esqueleto de una historia al observar a las personas que le rodean. Cuando ve arrastrar los pies de un camarero anciano llamado Marley en un club de hombres que el frecuenta. Hmmm! Nota mental. Cuando oye gritar a la niñera de la familia y entra a contarle una vieja historia de fantasmas irlandeses a sus hijos, hace otra nota mental. Pero no es hasta que se encuentra con dos hombres cascarrabias, uno en un funeral y el otro en un evento más festivo, que su historia realmente comienza a tomar forma.

Los dos hombres se funden en una sola persona a la que decide llamar ... Scrooge.

Pero algo más comienza a suceder también. Cuando la imaginación de Dickens se despierta rugiente, sus personajes parecen cobrar vida a su alrededor, y los espectadores ven la interacción que se desarrolla en la mente de Dickens. Tiny Tim camina cojeando con su muleta. Marley regresa de entre los muertos. Y Scrooge, por supuesto, es un anciano de corazón frío y mezquino que se encuentra con los tres fantasmas del pasado, presente y futuro de la Navidad, y este último revela un destino sombrío para él si Scrooge no modifica sus caminos codiciosos.

Positive Elements

Dickens claramente ama a su esposa y a sus hijos. (Aunque no siempre demuestra ese amor a la perfección, como veremos). Cuando se entera de que su esposa está embarazada de otro hijo (en la vida real, tenían 11), está bastante encantado, a pesar del hecho de que el bebé llega en un momento inoportuno desde el punto de vista financiero.

La naturaleza de buen corazón de Dickens también es evidente en otros lugares: escuchamos que ha comprado una casa a sus padres y les da una ayuda mensual. Pero gastan más allá de esos medios y acumulan más deudas. Él les da la espalda con frustración al principio. Pero él tiene un cambio de opinión y finalmente se reconecta con sus padres, tanto emocionalmente (y de manera implícita) financieramente. Y a pesar de los problemas monetarios de la familia, la esposa de Dickens, Kate, todavía describe a su esposo como una persona que les da dinero a todos.

Dickens repite una frase que aprendió de su padre: "Si puedes aligerar la carga de alguien más, no eres inútil en este mundo". Ese tema se destaca en Un Cántico de Navidad, al igual que muchos otros. La historia también enfatiza la importancia de la generosidad y nos recuerda que el dinero solo no puede satisfacer, sin importar cuánto podamos tener. La posibilidad de un cambio real, incluso para alguien que sea muy terco, es otro tema importante aquí. Finalmente, la película se especializa en la importancia de la familia y se centra en aferrarse a la esperanza y el amor, incluso en tiempos difíciles.

Curiosamente, al final de la cinta se demuestra que la cultura pop estaba influyendo en los valores de las personas en la Inglaterra del siglo 19: nos enteramos de que después del lanzamiento de Un Cántico de Navidad, "la caridad se disparó", un testimonio del poder inspirador de un cuento bien contado.

Spiritual Content

El comienzo humilde que cambió el mundo que ahora celebramos cada diciembre ocurrió hace más de 2,000 años en un establo donde una niña virgen dio a luz milagrosamente al Salvador del mundo, Jesucristo. Esa parte de la Navidad, la verdadera esencia de la Navidad, no es el enfoque narrativo aquí. Obviamente, Dickens no inventó eso, a pesar del título de la película. Aún así, su historia influyó significativamente -o "inventó" el uso de esa palabra en la película- la forma en que aún celebramos la Navidad de hoy.

Un Cántico de Navidad es, en el fondo, una historia de fantasmas, algo que ahora nos puede parecer un poco extraño pero que no lo era en aquel momento. En la Inglaterra de principios del siglo 19, sugiere la película, la Navidad era más parecida a Halloween, y a menudo incluía la narración de historias de fantasmas. Dickens escucha a su niñera relatando uno de esos cuentos a sus hijos, lo que sirve como otra fuente de inspiración para su propia famosa historia. (Más tarde, vemos el fantasma de Marley y los espíritus de la Navidad pasada, presente y futura). La niñera de la familia también lee un libro titulado Varney El Vampiro, un libro que le presta a Charles.

En otra escena, un flashback retrata al joven Dickens viendo una presentación de diapositivas que también incluye una imagen de un fantasma. El padre de Dickens libera un cuervo de su jaula, y alguien dice que es mala suerte. Extrañamente, se dice que la simple vista de las vacas causa dolor a la madre de Dickens, algo que la película nunca explica.

Una pintura de Jesús, María y José en el hogar de la familia representa al niño Cristo (sin ropa).

Sexual Content

Dickens besa apasionadamente a su esposa. Se muestran en la cama dos veces (aunque no íntimamente).

Violent Content

Dickens lanza un golpe pero no logra golpear a su imaginario Scrooge. En un flashback, también recuerda haber sido golpeado e intimidado cuando niño. Los mismos verdugos le dejan una rata muerta para burlarse más del niño. Luchando con el bloqueo del escritor cuando adulto, Dickens enojado arroja un tintero en su chimenea.

Crude or Profane Language

La vulgaridad británica "bloody" se usa al menos cuatro veces. Alguien le recuerda a Dickens que una vez escribió (en Oliver Twist) que "la ley es un trasero". Dickens describe a alguien como "agarrado" y "apestoso".

Drug and Alcohol Content

El padre de Dickens se sirve un par de puros caros de su hijo (aunque ninguno de los dos se ve fumando). En un momento dado, el papá está un poco mareado también. Varias escenas muestran a una persona fumando una pipa. En un club de caballeros, vemos lo que parecen ser bebidas alcohólicas en las mesas, y un cliente inhala un cigarro.

Conclusion

Desde su llegada a finales de 1843, Un Cántico de Navidad se ha convertido en el favorito de las celebraciones en todo el mundo en sus innumerables recuentos. (Puedes ver nuestras reseñas, por ejemplo, de la versión 2010 protagonizada por Jim Carrey aquí y The Muppet Christmas Carol de 1993 aquí ). Esta nueva adaptación es un poco diferente, pero ofrece algo parecido a una "historia de origen" para el famoso cuento que ya conocemos tan bien.

En esta cinta, Charles Dickens es un tipo simpático, con los pies en la tierra. Tienes la sensación de que sería un buen tipo a quien conocer tomando una taza de té. Claro que él no es perfecto, pero ¿quién lo es? Se muestra generoso, atento, talentoso y, bueno, humano. Dickens es fácil de querer, y te encuentras esperando que pueda salir de sus deudas rápidamente para mantener su vida familiar feliz y armoniosa.

Sin embargo, queda la pegajosa cuestión de que se trata de una historia de fantasmas. Este elemento problemático es común, ninguna sorpresa, casi 175 años después de que el hechizo embrujado de Dickens se escribiera por primera vez. Aún así, la inclusión de estos elementos espirituales puede ser suficiente para que algunas familias se mantengan alejadas de ella, a pesar del estatus clásico.

Por otro lado, muchas familias pueden ver estos elementos narrativos como oferta de momento importante de enseñanza, tal vez proporcionando a los padres un puente para discusiones más serias sobre lo que le sucede al espíritu de una persona después de la muerte, así como separar hechos de la ficción sobre actividades fantasmales.

Pero el mayor logro aquí es realmente grande: incluso el peor de nosotros puede cambiar. Solo eso constituye un milagro navideño que vale la pena celebrar ... en una película que también tiene mucho que celebrar.

Más Películas