Skip Navigation

Críticas de Cine

 
MPAA Rating
r
Género
Comedia, Drama
Elenco
Margot Robbie como Tonya Harding; Sebastian Stan como Jeff Gillooly; Allison Janney como LaVona Golden; Paul Walter Hauser como Shawn Eckhardt; Julianne Nicholson como Diane Rawlinson
Director
Craig Gillespie
En Cines
January 5, 2018
Críitico
Paul Asay (translated by María C Chacón León)

I, Tonya

Yo, Tonya

Desde que Sonja Henie flotó sobre una capa de hielo olímpico en St. Mortiz en 1928, el patinaje artístico femenino competitivo ha sido tanto arte como deporte. Olvídate de los saltos, los giros, las innumerables horas de dedicación. Un campeón necesita que todo parezca sencillo: deslizarse por el hielo como una visión. Una patinadora debe ser una bailarina, una princesa, un ángel, su traje resplandeciente de seda y lentejuelas, su rostro tranquilo y hermoso, cada gesto de ella dominado por la gracia.

Por otra parte, Tonya Harding fue una campeona, por un minuto o dos, de todos modos. Y ella no es nada de lo descrito anteriormente.

Tonya es un rinoceronte en un campo de rosas. Es una mujer tosca y fea en un grupo de princesas. Algunos la llamaron la Charles Barkley de patinaje artístico: musculosa, audaz, competitiva y grosera. En un mundo de debutantes remilgados que sacan sus meñiques cuando beben té, Tonya saca una cerveza de la nevera y bebe directamente de la botella.

LaVona, la madre de Tonya, vio el amor de su niña por el patinaje temprano y le enseñó que era un deporte sangriento. Cuando Tonya conversa con otra patinadora sobre el hielo, LaVona corta la amistad. "¡Esa chica es tu enemiga!" ella grita. Cuando Tonya se orina porque su madre no la deja tomar un momento para ir al baño, LaVona no tiene remordimientos. "patina orinada ", instruye.

La entrenadora de Tonya, Dianne Rawlinson, le sugiere a LaVona que tal vez debería pensar no solo en cómo Tonya encaja con los otros patinadores, sino cómo está creciendo, y lo qué está aprendiendo de su madre furiosa y repugnante, llena de malas palabras. Su madre no recibe nada de eso. Tonya puede no encajar, pero si puede hacer un triple.

Sí, de hecho, ella puede. Tonya puede no ser una visión de gracia en el hielo, pero puede saltar con los mejores , y puede aterrizar ese difícil triple axel -un salto altísimo en el que necesitas girar tres veces y medio- algo que ninguna otra mujer en el mundo puede hacer. Claro, las otras chicas pueden patinar como princesas de Disney y verse hermosas a la luz de la luna, pero Tonya puede saltar sobre la luna y aun algo más. Eso debería valer algo, ¿verdad?

Y lo vale. A veces. En 1991, Tonya es coronada Campeona de Patinaje Femenino de Estados Unidos. "Fui amada", dice ella más tarde. "Por primera vez, sabía, lo sabía, que era la mejor patinadora artística del mundo. En un momento dado".

Para entonces, ya no estaba con su abusiva madre, LaVona. Se casó con su primer novio real, Jeff Gillooly. ¿Y qué si él también es un poco abusivo? Así es como la gente en el círculo de Tonya muestra su amor, ¿verdad?

Pero la actitud agresiva de Tonya todavía molesta a los oficiales de patinaje. Su informalidad para el entrenamiento afecta sus habilidades en la pista. Ella termina en cuarto lugar en los Juegos Olímpicos de 1992, justo detrás de la elegante Nancy Kerrigan. Y llega al sexto lugar en el mundo en 1993. Y cuando la clasificación para los Juegos Olímpicos de 1994 comienza en serio, existe un grave peligro de que ella no pueda formar parte del equipo olímpico en absoluto.

Aún así, esa no sería una razón para tratar de eliminar a uno de sus rivales de EE. UU. ¿No es así? Nop. No señor. De ninguna manera, cómo podría?.

"Nancy y yo éramos amigas", dice luego de Nancy Kerrigan. "¿Qué tipo de maldita persona golpearía en la rodilla de un amiga?"

Positive Elements

Yo, Tonya, rinde homenaje en su título a Yo, Claudio, una novela muy elogiada de Robert Graves. En el libro, Claudio (una figura real e histórica) es una figura real encorvado, tartamudo y mal considerado que durante años se mantuvo fuera del centro de atención porque no luce ni suena como un emperador romano. Pero cuando finalmente reclama el trono (después de que casi todos los demás en la sucesión están muertos), demuestra ser uno de los líderes más hábiles del imperio.

Esta película sugiere que hay algo de Claudio en Tonya. Ella, también, no se consideró adecuada para ser campeona. Pero a pesar de que lidió con innumerables desafíos discutiblemente injustos -desde la cultura elitista del patinaje hasta el comportamiento brutal de su propia madre- Tonya logró triunfar a través de la dedicación, el talento y la fuerza de la voluntad. Y aunque no nos guste o no aprobemos su comportamiento, al menos podemos respetar su tenacidad.

Al igual que Claudio, Tonya estaba rodeada de un montón de drama fuera del hielo. Muchos de nosotros probablemente sabemos lo que sucedió en la rivalidad real entre Tonya Harding y Nancy Kerrigan: cómo Nancy Kerrigan se dañó la rodilla y cómo la gente en el círculo de Tonya, si no la propia Tonya, estuvo involucrada en la peor trampa en la historia olímpica. Pero esta película se cuenta principalmente desde el punto de vista de Tonya; y ella no tenía idea de que Shawn Eckhardt iba a contratar a un par de matones para arruinar la carrera de Nancy. Claro, Tonya puede ser culpable de tratar de intimidar a Nancy a través de una pequeña amenaza de muerte. ¿Pero conspirar para que le rompan la rodilla? De esto, Tonya es completamente inocente.

A pesar de todo, Tonya no esta del todo sin modelos positivos. Su entrenadora, Dianne, hace todo lo posible por dirigir su testaruda carga hacia una dirección mejor y más saludable. Y cuando parece que la carrera de Tonya terminó, Dianne es la única persona a su lado que todavía cree que ella tiene lo que se necesita para llegar a los Juegos Olímpicos otra vez. "El mundo te ha dado una segunda oportunidad", le dice a Tonya. "Sé que no crees en ellos, pero yo sí".

Spiritual Content

Diane habla sobre la posibilidad de segundas oportunidades milagrosas.

Sexual Content

Tonya  dice que Jeff Gillooly fue la primera persona con quien salió. La madre de Tonya sale con ellos en su primera cita, preguntando vulgarmente si ya han tenido sexo. No lo habían hecho en ese momento, pero era solo cuestión de tiempo. Terminan viviendo juntos antes de casarse, y los vemos besarse frenéticamente, así como tambalearse en las camas y en el piso para tener relaciones sexuales (que en realidad no presenciamos). Se besan con frecuencia. Finalmente, Tonya se divorcia de Jeff, pero continúan trabajando estrechamente juntos.

No vemos ninguna desnudez explícita entre Tonya y Jeff, pero una escena tiene lugar en un club de striptease, y vemos bailarinas con pecho desnudo trabajando en el fondo. Cuando Tonya es adolescente, la vemos en brassier. Su hermano agarra su pecho (vestido) en un punto. Tonya patina seductoramente la canción de ZZ Top, "Sleeping Bag". Los patinadores, naturalmente, usan trajes ajustados para la competencia. Nos enteramos de que LaVona ahora vive detrás de una tienda de pornografía.

Violent Content

El ataque a la rodilla de Nancy es bastante breve y sin derramamiento de sangre. Vemos a un tipo sacar el bastón y aterrizar el golpe. Mientras trata de escapar, el atacante descubre que la puerta del exterior está cerrada y, en su desesperación, rompe la puerta de vidrio con la cabeza. Derriba a un chico cuando huye.

Y luego está el abuso que LaVona, Jeff y Tonya se inflingen el uno al otro. Cuando Tonya es solo una niña pequeña, LaVona la golpea con un cepillo. Ella patea una silla en la que Tonya está sentada. Cuando Tonya es mayor, las dos pelean, y una termina apuñalando a la otra en el brazo con un cuchillo. (Vemos sangre tanto en el brazo como en la mesa). LaVona le paga a alguien para que la moleste también. "Lo que pasaba con Tonya, era que patinaba mejor cuando estaba furiosa", dice su madre a modo de excusa.

Cuando Tonya se muda con Jeff, ella sugiere que ella intercambió una relación abusiva por otra. Vemos a Jeff abofetear y golpear a Tonya en la cara y golpearla contra las paredes. Más tarde ella pide una orden de restricción contra él. Su rostro a veces está ensangrentado y magullado. Tonya golpea a Jeff también, y en un momento le dice que debería suicidarse.

Ella también le dispara con una escopeta. "Nunca hice esto", dice Tonya mientras expulsa una carcasa del arma. De hecho, la película sugiere que ni Tonya ni Jeff son necesariamente narradores confiables: Jeff se caracteriza a sí mismo como un "tipo bastante manso" que nunca haría daño a nadie. Mientras tanto, Tonya es, en su mente, siempre la víctima. La película simplemente documenta el caos desde cada uno de sus puntos de vista.

Cuando era niña, Tonya y su padre disparan y despellejan a los conejos (no vemos la bala pegar, pero vemos un cadáver ), y su padre le hace un abrigo con las pieles. Tonya le arroja patines a su entrenador. Ella empuja a otros patinadores. Cuando termina su carrera de patinadora, Tonya comienza a boxear: vemos cómo la golpean salvajemente y la derriban, escupiendo sangre en el piso del cuadrilátero antes de volver a subir.

Crude or Profane Language

Aproximadamente 130 palabras f en inglés, 25 palabras mierd- y tres usos de la palabra panoch-. También escuchamos "cul-," "put-," "maldición" y " demonios", junto con siete malos usos del nombre de Dios (tres con "maldición") y cinco abusos del nombre de Jesús.  También vemos un par de gestos de mano groseros. Hay una referencia verbal cruda a la anatomía masculina. Un tipo de un tabloide de televisión opina que las dos personas que realmente perpetraron el ataque contra Nancy fueron las "dos tet-s más grandes en una historia poblada únicamente por tet-s".

Drug and Alcohol Content

Tonya y la mayoría de las personas en su círculo fuman cigarrillos. La vemos en un punto dejar de fumar justo antes de ir al hielo y apagar la colilla con su patín. Ella también bebe cerveza; algunas escenas tienen lugar en los bares. En un flashback, vemos a Tonya y Nancy juntas en una habitación de hotel, tomando cervezas. El automóvil de Jeff se detiene cuando está borracho y el automóvil contiene alcohol (y un par de pistolas además).

Conclusion

"¡Tonya, di la verdad!" una Tonya Harding no amilanada dice varios años después del incidente de Nancy Kerrigan, imitando a sus inquisidores. "No existe la verdad. Todos tienen su propia verdad".

Es una declaración bastante cínica, pronunciada por una mujer a la que nunca se le ha dado una razón para ser nada más que eso. Le enseñaron desde la cuna a buscar ser la No. 1.

Aquí hay una lección para nosotros, creo que es un recordatorio de cuánto necesitan los niños una o dos palabras alentadoras para crecer, y un recordatorio de lo que puede pasar cuando no la obtienen. Esta película no nos pide querer a Tonya Harding. Pero sí nos pide que la comprendamos un poco mejor. Yo, Tonya se presenta como una comedia oscura, y sí, puede ser divertida. Pero es una tragedia, también. A veces vemos esa tragedia escrita en la cara de Tonya (interpretada exquisitamente por Margot Robbie), y nos quedamos preguntándonos qué pudo haber sido.

El contenido aquí es su propia tragedia concentrada, por supuesto. No se escucha una palabra amable en esta cinta pero hay muchas palabras profanas,  vendavales de palabras F en inglés, muchas de ellas pronunciados por la protagonista profundamente defectuosa de la película.

Yo, Tonya es, en cierto modo, una historia anti-redención, sobre una aspirante a superestrella que creció en una casa de hija pródiga y una industria crítica, y de alguna manera tuvo éxito a pesar de todo eso. Luego ella saboteó su propia carrera (con mucha ayuda). Y luego, milagro de milagros, se le dio una segunda oportunidad.

Sé que no crees en ellos, le dijo su entrenador. Pero yo si.

Pero la gente con la que convives importa. Las decisiones que haces importan. La historia de Tonya Harding podría haber sido una para todas las edades, un retorno de Rocky hecho real. En cambio, es una farsa. "Fui amada por un minuto", se lamenta. "Luego me odiaron. Y después, solo fui un remate de chiste ".

Tonya Harding dice que no existe la verdad. Pero sus propias palabras revelan la mentira en esa declaración. La verdad es que ella fue amada, y odiada, y se convirtió en un punto final. La verdad es que Yo, Tonya, nos da razones para las tres respuestas, pero de tal manera que explota los oídos, te hace reír y de algún modo también, entristece tu alma.

Más Películas