Skip Navigation

Críticas de Cine

 
MPAA Rating
r
Género
Guerra, Acción/Aventura, Drama
Elenco
Andrew Garfield como Desmond Doss; Teresa Palmer como Dorothy Schutte; Lucas Bracey como Smitty; Hugo Weaving como Tom Doss; Sam Worthington como el capitán Glover; Vince Vaughn como el Sargento Howell; Rachel Griffiths como Bertha Doss; Nathaniel Buzolic como Harold Doss
Director
Mel Gibson (Apocalypto, Braveheart)

Distribuidora
Lionsgate
En Cines
November 4, 2016
Críitico
Paul Asay (translated by María C Chacón León)

Hacksaw Ridge

Hasta el Último Hombre

La Biblia lo llama lago en llamas, un horno ardiente. Dante lo imaginó como nueve círculos de tortura.  Bosch lo coloreó con nuestras pesadillas más oscuras. Se le ha llamado Abaddon, Gehenna, Tophet, Hades.

Quizás los que participaron en la batalla de Okinawa tienen otro nombre para el infierno: Hacksaw Ridge.

Estamos en los meses finales de la Segunda Guerra Mundial. Alemania se ha rendido, pero Japón pelea cada centímetro de tierra con tenacidad feroz. Y a medida que los militares de Estados Unidos entran a la patria japonesa, la lucha se hace más desesperada, más horrible.

Los EE.UU. dispara sus armas en Okinawa, a sólo 340 millas de Japón. Golpea la isla con fuego mientras soldados y marines se meten a tierra. Los soldados japoneses se esconden bajo tierra, decididos a empujar a los estadounidenses hacia el océano. Hacksaw Ridge es uno de los puntos más controvertidos de la isla, y pronto el suelo está humeando. Los cuerpos se apilan como hojas de otoño; hay charcos de sangre en los huecos y huellas; los sonidos de agonía llegan al cielo. Los países pueden luchar por esta parcela de tierra, pero es la muerte la que gobierna aquí. Es la muerte la que gana.

Pero en esta zona azotada aparece un hombre flaco. No lleva armas: De hecho, luchó contra el Ejército de los Estados Unidos por el derecho a no hacerlo. Vendajes, en lugar de balas llenan sus bolsillos. Sólo él parece caminar erguido en esta tierra de carne que se arrastra y grita. Sólo él se atreve en este paisaje de moribundos.

"Por favor, Señor", ora, con sus ropas empapadas en la sangre de los demás, sus manos abiertas quemadas por la cuerda. "Déjame conseguir uno más."

Desmond Doss encuentra a otro hombre, casi muerto, con la piel arrancada, los huesos expuestos. Le da al hombre una inyección de morfina-Americano, Japonés, no importa- y lo carga en su espalda hacia un acantilado donde, abajo, se encuentra el santuario. Allí, en la parte superior de la cresta, él asegura al hombre a una cuerda y lo baja lentamente hacia abajo, la cuerda corta más profundo en sus manos. Una vez que el hombre está abajo, Desmond respira profundo y vuelve su cabeza de nuevo a las ruinas humeantes de Hacksaw Ridge.

"Por favor, Señor", dice de nuevo. "Déjame conseguir uno más."

Y va infierno de nuevo.

Positive Elements

Hasta el Último Hombre se basa en la verdadera historia de Desmond Doss, el primer objetor conciente en recibir la Medalla de Honor. El personaje que encontramos aquí es un héroe puro y sin mezcla.

Como muchos hombres jóvenes en aquel tiempo, Desmond tomó el bombardeo de Pearl Harbor "personal" y fue de voluntario. A pesar de que podría haberse quedado en casa si él quería, Desmond no pensó que era correcto permanecer seguro mientras que otros luchaban en su lugar.

Desmond también le prometió a Dios que nunca llevaría un arma ni mataría a otro ser humano. Y como es de esperarse, eso crea algunos problemas una vez que él y su equipo se mueven al campo de tiro, preparándose para la guerra. Desmond explica a sus superiores que se ofreció de voluntario para salvar vidas como médico, no para quitar la vida. Incluso bajo la amenaza de una corte marcial, ya pesar de las súplicas de los más cercanos a él, Desmond se niega a violar esas convicciones personales.

"Con el mundo dispuesto a desgarrarse, no me parece tan malo juntarlo un poco.", dice.

El comandante de Desmond, el sargento y el resto de su compañía encuentran la postura del soldado pacifista muy  peculiar en el mejor de los casos, cobarde en el peor. Pero Desmond demuestra, a través de sus acciones en Hacksaw Ridge, que no es un cobarde.

Spiritual Content

La postura de Desmond sobre matar a la gente se debe a sus profundas convicciones religiosas. Como ferviente Adventista del Séptimo Día, él guarda el sábado. Él lee su Biblia constantemente, incluso pidiendo a alguien que  se la recoja del campo de batalla. Sus compañeros soldados a veces se burlan de él por su piedad -a veces con bromas amistosas, a veces más graves-, pero él nunca vacila. Lo mas cerca que Desmond llega a una crisis espiritual es en medio de la batalla en Hacksaw Ridge después de ver a un amigo cercano morir.

"¿Qué es lo que quieres de mí?" Pregunta a Dios. "No entiendo, no puedo oírte."

Y entonces oye el grito de "¡médico!" Y Desmond sabe lo que tiene que hacer. Advertencia de Spoiler:

Después que sus obras se hacen conocidas, Desmond y su fe se convierten en una fuente de inspiración para sus compañeros soldados. Él viola su Sábado sólo una vez; Cuando su capitán le dice que un nuevo ataque a Hacksaw Ridge está previsto para el sábado y que los hombres no irán sin él. Incluso entonces, el capitán y el resto de la compañía esperan pacientemente -casi con reverencia- mientras Desmond ora por todos ellos.

Las convicciones de Desmond empezaron cuando niño. Un cartel con el Padre Nuestro  y los Diez Mandamientos adornaban la casa de la familia. Y cuando niño, Desmond se muestra particularmente atraído por el mandamiento "No matarás", que su madre le dice que es el peor pecado.

Pero también está claro que otras personas profundamente fieles han llegado a conclusiones diferentes sobre ese mandamiento. Glover le dice a Desmond: "Yo creo en la Biblia tanto como cualquier hombre". El hermano de Desmond es voluntario del Ejército y, aparentemente, no tiene ningún tipo de escrúpulo anti armas. Dorothy, su interés amoroso en casa, le advierte a Desmond acerca de su racha obstinada: "No confundas tu voluntad con la del Señor", dice.

La madre de Desmond canta en un coro de la iglesia. Desmond compara el coro con los ángeles ... aunque no necesariamente musicales. Se ve una iglesia bombardeada en un campo de batalla. Alguien lleva una cruz, poniéndola en su boca durante la batalla. Desmond recita una parte de Isaías 40.

Sexual Content

Desmond se siente atraído por Dorothy desde el momento en que la mira, diciéndole a sus padres que planea casarse con ella. Él la lleva a una película y, después, le roba un beso. Ella lo golpea, diciéndole a Desmond que necesita preguntar primero. Pero ella lo perdona y continúan saliendo. Se besan varias veces más antes de casarse. Su noche de bodas es filmada con moderación. Vemos a Desmond sin camisa, y a Dorothy en un camisón blanco, antes de que se besen y se derrumben sobre la cama, fuera de la vista de la lente.

A un miembro de la compañía de Desmond le gusta andar desnudo. Lo vemos desde la parte trasera haciendo ejercicios (mientras otros soldados le hablan sobre su anatomía). Se ve obligado a permanecer desnudo cuando el sargento les pide que comiencen a entrenar en ese mismo momento. El tipo trepa paredes y corre por el barro desnudo mientras el sargento lo llama "exhibicionista degenerado" y parece preguntar si también practica la bestialidad. Aunque nunca lo vemos desnudo de frente, vemos mucho de su trasero.

Soldados a punto de salir con permiso hablan  de sexo seguro, condones y enfermedades venéreas. Cuando un compañero soldado espía la Biblia de Desmond, señala a otro compañero diciendo : el también lee el "Buen Libro". El tipo sostiene una revista de chicas (no se ve nada explícito) y sugiere que su material de lectura es realmente bueno. Uno de los amigos de Desmond admite que nunca conoció a su padre, sólo que podría haber sido uno de diez tipos. Un sargento le dice a las tropas que su arma debe ser su amante, su amante, su concubina.

Violent Content

Hasta el Último Hombre presenta algunas de las representaciones más brutales de la guerra jamás puesta en pantalla. Es imposible exagerar el nivel al que vemos que los hombres se vuelven carne.

La cámara captura decenas, tal vez cientos de víctimas, muchas de ellas increíblemente espantosas. A veces los hombres tienen pedazos de su cara y los cuerpos masticados por una bala a la vez. Las partes del cuerpo son arrancadas, y Desmond lleva a veces a estos soldados a lugar segurio, con tiras de carne colgando. Los cadáveres llenan el suelo, sus órganos expuestos y los intestinos derramados. Dos hombres luchan uno contra el otro mientras una granada finalmente los mata a ambos. Otra granada explota bajo un cadáver, desintegrándose parcialmente en una lluvia de sangre. Los soldados reciben la muerte con bayoneta. Varios son encendidos por lanzallamas o explosiones, corriendo o retorciéndose cuando las llamas los consumen. Un hombre se cuelga. Otro comete un suicidio ritual: apuñalarse en el intestino y pasar la navaja por el estomago hoja antes de que le corten la cabeza. (Vemos el golpe y la cabeza caer lejos del cuerpo.) Innumerables personas tratan de contener su propia hemorragia, gritando de dolor. Se muestran innumerables cadáveres, algunos siendo comidos por ratas. Los soldados japoneses disparan con calma o apuñalan a los heridos.

Desmond es atacado en la noche por algunos de sus compañeros, dejándolo ensangrentado y magullado. Es hostigado por Smitty, otro soldado, que le da una patada en la cara durante una carrera de obstáculos, y luego lo golpea, llamándolo cobarde. El padre alcohólico de Desmond y un veterano de guerra, Tom, aplastan una botella de whisky, cortándose la mano. Él describe cómo uno de sus amigos en la Primera Guerra Mundial fue asesinado por una bala en la espalda. La herida arruinó los órganos internos del hombre y, según Tom, desordenó su traje.

Cuando niños, Desmond y su hermano, Hal luchan, Desmond finalmente casi mata a su hermano golpeándolo en la cara con un ladrillo. Tom, era físicamente abusivo, también: Aunque no lo vemos golpear a sus hijos, Tom lucha con la madre de los chicos, pistola en mano. Cuando adolescente, Desmond irrumpe en la sala donde los dos están luchando, agarra el arma y casi le dispara a Tom ( el padre le pide que tire del gatillo). Un vehículo cae sobre la pierna de un hombre que trabaja en un camión, pinchando una arteria: La sangre sale de la herida antes de que Desmond estabilice el sangrado con un torniquete improvisado.

Crude or Profane Language

Para atraer a una audiencia basada en la fe, el director Mel Gibson reportó que editó todas las palabras  F en inglés y los usos erróneos del nombre de Jesús en la película. Y, de hecho, no se escucha ninguno. Pero se oyen muchas otras profanidades, incluyendo siete palabras mierd- y usos múltiples de "cul-", "mald-n" y "demoni-s". También escuchamos argot crudo para la anatomía masculina y femenina.

Drug and Alcohol Content

Tom, que sufre de lo que reconoceríamos hoy como trastorno de estrés postraumático, es un "borracho", según Desmond. La mayor parte del tiempo cuando lo vemos está obviamente ebrio, abusando de su familia o despreciándose a sí mismo. Varios soldados fuman. Desmond inyecta soldados heridos con morfina.

Conclusion

Hasta el Último Hombre es horrorosa, pero  la verdadera batalla de Okinawa fue quizás peor. Fue uno de los conflictos más sangrientos de la Segunda Guerra Mundial, con más de 14.000 muertes aliados (en su mayoría estadounidenses), más de 77.000 muertes japonesas y miles de víctimas civiles de Okinawa. Muchas de esas personas usadas como escudos o alentadas a suicidarse.

Otros horrores tampoco se muestran en la película: El hecho de que Japón mando a colegiales a la primera línea de batalla. En esa época, los japoneses creían que la muerte, incluso por suicidio, era preferible a rendirse. Las bajas horribles de Okinawa supuestamente fueron un factor importante en la decisión de los Estados Unidos de lanzar la bomba atómica sobre Japón en lugar de invadir el continente japonés.

El campo de batalla de Okinawa proporciona un escenario apropiado para el director Mel Gibson, dada su propensión a la violencia en sus películas: Braveheart, La Pasión del Cristo, y Apocalypto, Gibson baña la pantalla en sangre, a menudo utilizando el dolor y la destrucción como un catalizador para las historias sobre la libertad y la redención. Gibson, un católico de muchos años, parece creer literalmente en el poder salvador de la sangre.

La selección de Gibson de su más reciente héroe en pantalla -el objetor de conciencia Desmond Doss- es interesante. Un director  fascinado por la violencia cuenta la historia de un hombre que la evita. En lugar de darnos un héroe que moriría por su pueblo, nos da un héroe que vive para salvar a otros.

Hasta el Último Hombre  es una cinta fascinante. Pero también es sangrienta, más sangrienta de lo que hemos visto en la pantalla desde hace mucho, mucho tiempo.

Y aunque el horror y la sangre que vemos pueden impresionarnos por el profundo heroísmo de Desmond, estas imágenes sin embargo nos asaltan por la carnicería de esta batalla infernal.

Más Películas