Skip Navigation

Críticas de Cine

 
MPAA Rating
pg13
Género
Drama
Elenco
Michael Keaton como Ray Kroc; Nick Offerman como Dick McDonald; John Carroll Lynch como Mac McDonald; Linda Cardellini como Joan Smith; B.J. Novak como Harry J. Sonneborn; Laura Dern como Ethel Kroc
Director
John Lee Hancock (Saving Mr. Banks, The Blind Side, The Alamo, The Rookie)
Distribuidora
The Weinstein Company
En Cines
January 20, 2017
Críitico
Paul Asay (translated by María C Chacón León)

The Founder

El Fundador

Hubo una vez cuando la "comida rápida" no era tan rápida. Cuando la servían en platos, no en papel, y cuando los cubiertos eran de metal, no de plástico. No había línea de montaje en masa aquí. Sólo una comida fresca y caliente, traída a su carro por una sonriente camarera en patines.

Ray Kroc sabía todo sobre esa marca de buena comida casual de principios de los años cincuenta. Como vendedor ambulante de batidora, la comía prácticamente todos los días.

¿Y sabes qué? Él la odiaba.

Claro, usted no tiene que salir de su carro para obtener su almuerzo en esos restaurantes donde le sirven en el carro. Pero hay que sentarse durante media hora a esperar la comida, y hay que tener suerte para obtener lo que pedimos. Aquellos lugares también se llenaron de jóvenes con jeans y adolescentes que buscaban a una quinceañera con quien bailar e impresionar a todos. Sí, en los años 50 tan conservadores, esos lugares eran tan amigables para la familia como un baile mosh pit de hoy.

Entonces un día, Kroc recibe una llamada de su secretaria, diciendo que un restaurante en California quiere seis de sus máquinas grandes de hacer batidos.

¿Seis? Eso no puede ser correcto, piensa Kroc. ¿Qué único restaurante tendría que vender tantos batidos? Así que llama al lugar y pide una aclaración.

"Mejor que sean ocho", dice la voz en el otro extremo de la línea.

Kroc, curioso, se va hacia San Bernardino, California-- para ver por sí mismo lo que está pasando con este extraño restaurante. Cuando llega, Kroc se da cuenta de que es mucho más extraño de lo que jamás había imaginado.

El lugar vende sólo un puñado de artículos: Hamburguesas y papas fritas en su mayoría. La comida no viene con platos o cubiertos. Ni siquiera se puede comer adentro. El restaurante sin duda no le sirve, mas bien usted tiene que salir de su coche, caminar hasta una ventana y hacer su propio pedido.

Pero eso es lo que la gente está haciendo. Muchos de ellos. Hacen fila, esperando pacientemente sus hamburguesas y papas fritas de 15 centavos. Y cuando Kroc se pone en fila por una hamburguesa, papas fritas y una Coca-Cola, descubre lo más extraño de todo.

Le dan su cambio….le entregan su pedido. Y solo ha estado en fila por 30 segundos.

El restaurante se llama McDonald's. Y en 1954, el mundo no había visto nada parecido. Los hermanos Mac y Dick McDonald son los dueños del lugar, y la operación se ha convertido en una ciencia. Su éxito, dicen más tarde Kroc, se basa en sólo dos cosas: comida de calidad hecha rápido. No se están haciendo ricos, pero les va bien. Están  llenando un vacío en la comunidad innovadoramente, y eso es todo el éxito que están buscando.

Pero Kroc no es de éxito modesto. No, está pensando más que eso. Mucho más grande. Cuando él sale de California, las ruedas en su cerebro están girando más rápido que las ruedas de su carro. El quiere un pedazo de esta nueva idea, y él la quiere rápido - tan rápidamente como una hamburguesa de McDonald's con sus cinco chorros de ketchup y dos pepinillos. Él quiere llevar esta experiencia minúscula del restaurante de San Bernardino al resto del país. Tal vez al mundo. Y no dejará que nadie se interponga en su camino.

Ni siquiera los propios hermanos McDonald.

Positive Elements

Ray Kroc pasó a convertir a McDonald´s en el omnipresente y simbólico monstruo de comida rápida que es hoy, por supuesto, tomando la mayor parte del crédito en el camino. Pero el "fundador" titular de McDonald´s, tan malo como él a veces se vea aquí, también tiene sus buenas cualidades.

Al principio, vemos a Kroc escuchando un disco motivacional que exalta la persistencia. Genio y talento, el orador motivacional dice  que el genio y el talento están sobrevalorados. El mundo está lleno de fracasos talentosos. Pero el trabajo duro y la perseverancia siempre valen la pena, él escucha.

Y Kroc, con todos sus defectos, es persistente. El toca la puerta de los hermanos McDonald hasta que finalmente acuerdan asociarse con él. Cuando Kroc lanza su propia franquicia de McDonald's, él trabaja incansablemente para asegurarse de que es tan limpio y eficiente como el restaurante original, barriendo sus pasarelas hasta que casi brillan. Y cuando comienza a vender otros establecimientos de franquicias en serio, Kroc se fija en el medio oeste americano, donde la gente honesta está dispuesta a trabajar tan duro como él. Él sinceramente quiere que los restaurantes de McDonald's sean un punto focal de la comunidad: un lugar donde las familias puedan ir, ser tratados con una comida de calidad y sentirse seguros mientras comen allí.

Sin embargo, Mac y Dick McDonald son los héroes reales de la película. Son hombres de negocios honestos que quieren vivir honradamente. Son serios acerca de mantener su establecimiento con altos estándares. "Es mejor tener un gran restaurante que 50 restaurantes mediocres", dice Mac a Kroc. Y cuando los McDonald finalmente ceden y le permiten a Kroc franquiciar su idea de restaurante en el Medio Oeste, insisten en estrictos controles de calidad para cada aspecto del servicio, desde preparación de comida hasta la construcción  de los restaurantes.

Spiritual Content

"McDonalds puede ser la nueva iglesia americana", promete Kroc a los hermanos McDonald. Y lo dice en serio. Él piensa que sus restaurantes deben incorporar valores americanos limpios y saludables, valores que los McDonalds también aceptan. Y mucho más tarde en la película, mientras los hermanos piensan en cortar los lazos con el molesto Kroc, los ojos de Mac se desvían a la imagen de una familia rezando en una iglesia, anhelando al parecer, ese mismo sentido de paz espiritual.

Uno de los primeras franquicias de Kroc es un vendedor judío empeñando Biblias católicas. (El hombre le recuerda a un cliente que la envidia es uno de los siete pecados capitales.) Al buscar franquicias adicionales, Kroc evoca a menudo los valores "cristianos" estadounidenses en su discurso -aunque se supone que lo modifica cuando habla en una sinagoga judía.

Cuando Kroc le dice a su esposa, Ethel, que la gente está comenzando a venir a él para comprar franquicias, ella dice algo burlonamente, "Saludos santo papa Raymond Primero". "Maldita verdad! ", le dice Kroc. "Grande y maldita verdad!"

Sexual Content

Ray Kroc, como aprendemos, tiene el hábito de tomar cosas que no son realmente suyas, eso incluye a la esposa de uno de sus franquiciados. Él coquetea con Joan, una bonita pianista rubia, en el fino restaurante de su marido mientras que el marido mira. Más tarde, los dos hablan por teléfono mientras Ethel yace despierta cerca en la cama. Poco después, Kroc se divorcia de su esposa; luego vemos que se ha casado con Joan. (Se mantuvieron casados ​​hasta la muerte de Kroc en 1984.)

Violent Content

Mac tiene problemas de salud. Después de una conversación telefónica particularmente agravante con Kroc (en la que Kroc dice que si un competidor se estuviera ahogando, "le metería una manguera en la boca y dejaría correr el agua"), Mac se derrumba en el suelo. En la siguiente escena, está en un hospital. Kroc también golpea su carro un par de veces con frustración.

Crude or Profane Language

Una palabra F en inglés, dos palabras mierd- y una aspersión de blasfemias más suaves, incluyendo "cul-", "put-", "maldici-n" y "demonios ". El nombre de Dios es emparejado con "maldici-n" tres veces.

Drug and Alcohol Content

Kroc bebe un poco. Mientras está en la carretera vendiendo máquinas para batidos, lo vemos en su habitación de hotel con una botella de whisky. Después de las citas de negocios, toma tragos de un frasco de bolsillo. En el momento en que vuelve a casa, se sirve una copa del bar portátil cerca de la puerta. Él y otros beben durante cenas de negocios formales o improvisados, también. Durante una de esas cenas, vemos brevemente a alguien en el fondo fumando un cigarrillo.

Conclusion

A lo largo de El Fundador, Ray Kroc vincula explícitamente el concepto de McDonald's al concepto de la propia América. McDonald's representa a la familia, y a la comunidad, dice. Está comprometido con valores saludables. Kroc incluso siente que el mismo nombre del lugar-McDonald's-se siente único y tranquilamente estadounidense. Y, de hecho, la historia de McDonald's -por lo menos como esta representada en El Fundador - podría ser vista como una fábula americana, repleta de sus mejores y peores rasgos.

McDonald's, según lo concebido por los hermanos, se siente como una invención americana pasada de moda, tan culturalmente representativa como el béisbol y el pie de manzana. Las hamburguesas son buenas y llenan bastante. La velocidad con la que se producen habla de la innovación estadounidense, un proceso de línea de montaje con raíces en la fábrica original de carros Ford de Henry Ford. Incluso la propia historia de los hermanos se siente tan estadounidense como puede ser posible: dos chicos con una gran idea se arriesgan y lo hacen en grande.

Sólo que no se vuelven lo suficientemente grandes, no para el gusto de Kroc.

Ray Kroc, también, representa mucho de lo que los estadounidenses valoran: el trabajo duro. La persistencia. La determinación. Es posiblemente un soñador más grande que los propios hermanos McDonald.

Pero Kroc es también un intrigante, siempre persiguiendo al siguiente dólar, siempre dispuesto a desatar su próximo gran plan. Su persistencia engendra incomodidad, que a su vez engendra el despiadado deseo de vencer a alguien más, no importa el costo. Él admite que nunca tendrá suficiente dinero, suficiente energía, suficientes restaurantes. Incluso su primera esposa no fue suficiente para él. Él no es como los hermanos McDonald, satisfechos con ganar para una fiel y honesta vida cómoda. Tiene que tener más. Cada vez más. "Ambición", le dice a Joan. Esa es la materia de la vida.

El Fundador cuenta la historia de Ray Kroc, una historia de éxito excesivo construida sobre carne y pan de hamburguesas. Y nos pregunta a la audiencia qué valoramos. Y lo que deberíamos valorar.

Al igual que su estándar Happy Meal, El Fundador nos hace ser conscientes de su contenido: Un poco de lenguaje no apropiado, y su protagonista es apenas un modelo de éxito saludable. Pero también es una mirada fascinante a los comienzos de un imperio comestible, una comida cinematográfica satisfactoria, que ofrece un montón de pensamientos que masticar.

Más Películas