Skip Navigation

Críticas de Cine

 
MPAA Rating
pg13
Género
Drama, Guerra
Elenco
Fionn Whitehead como Tommy; Aneurin Barnard como Gibson; Mark Rylance como el Sr. Dawson; Tom Glynn-Carney como Peter; Barry Keoghan como George; Tom Hardy como Farrier; Jack Lowden como Collins; Cillian Murphy como Soldado Tembloroso; Harry Styles como Alex; Kenneth Branagh como el Comandante Bolton
Director
Christopher Nolan ( Interstellar, El Caballero Oscuro se Levanta, Inception, El Caballero Oscuro, The Prestige, Batman Comienza, Insomnio)
Distribuidora
Warner Bros.
En Cines
July 21, 2017
Críitico
Paul Asay (translated by María C Chacón León)

Dunkirk

Dunkerque

Estaban atrapados.

Soldados británicos. Franceses. Belgas. Holandeses. Casi 400.000 hombres fueron clavados en la playa como insectos, retorciéndose e impotentes.

Habían esperado una pelea junto a la formidable línea de Maginot de Francia, una alianza de soldados de naciones libres que luchaban contra la Alemania nazi. En cambio, los alemanes se abrieron de par en par y se lanzaron a los Países Bajos, arrasando a Bélgica y finalmente golpeando en la propia Francia. Las fuerzas aliadas, superadas en número de dos a uno, se derrumbaron ante el ataque. Fueron empujados a las playas alrededor de Dunkerque, sus espaldas al océano.

Bélgica fue conquistada. Francia estaba colapsando. Y la mayoría de los soldados en Dunkerque eran británicos, la mayor parte de su ejército. Fuerzas nazis preparadas para entregar el golpe de gracia, un matador alemán dispuesto a perforar el corazón del toro británico. La bandera nazi podría ondear sobre Londres antes del final del verano. Europa occidental sería alemana.

Gran Bretaña tenía sólo una esperanza: evitar los ataques alemanes el tiempo suficiente para evacuar al menos una parte de su ejército. Inglaterra estaba a menos de 50 millas de distancia, después de todo, casi a la vista. Pero los destructores británicos eran demasiado grandes para navegar lo suficientemente cerca de la costa francesa para reunir a sus soldados, y los muelles a aguas más profundas estaban siendo desgarrados. No había suficientes barcos más pequeños para manejar la necesidad, y los pocos que Gran Bretaña tenía se habían hundido. Mientras tanto, la implacable fuerza aérea alemana gritaba sobre sus cabezas, lanzando bombas y derribando a los soldados.

Pero el juego no ha terminado. Aún no.

A través del canal, el Sr. Dawson carga chalecos salvavidas en su pequeño yate de placer, preparándose para navegar hacia la guerra. Él y su hijo, Peter, irán a Dunkerque y rescatarán tantos soldados como su pequeño barco pueda llevar. Y antes de que se alejen, el amigo de Peter, George, salta a bordo también.

"Seré útil, señor", dice.

Arriba, un trío de pilotos británicos Spitfire cortan el aire, a la caza de bombarderos alemanes. Harán lo que puedan para ayudar a despejar el camino para los barcos ingleses, hacen su pequeña parte para llevar a unos cuantos muchachos a casa.

Y en la playa, los soldados esperan.

Positive Elements

Cuando el Sr. Dawson saca a un soldado conmocionado de las aguas en su camino a Dunkerque, el soldado insiste en que no regresen a la ciudad costera francesa. Ellos morirán si lo hacen, advierte. (Y él tiene razón). Él le implora a sus salvadores que lo lleven a casa.

"No habrá ningún hogar si permitimos una masacre a través del Canal", le dice Dawson. Y tiene razón, también.

Dunkerque nos da una mirada quizás a la conjunción más desesperada de la Segunda Guerra Mundial, un compromiso continuo que se extendió a finales de mayo y principios de junio de 1940. Esto fue antes de Pearl Harbor, recuerde, y los Estados Unidos era oficialmente neutral. La Unión Soviética estaba aliada con Alemania en ese momento. Francia fue claramente abrumada una vez que la legendaria línea Maginot fue violada. Gran Bretaña era el único poder que podía resistir a la Alemania nazi y a sus aliados del Eje, y parecía que su ejército estaba listo a morir.

El hecho de que eso no sucediera es un homenaje  al heroísmo del ejército británico, de la fuerza aérea y de los navegantes civiles sencillos como el Sr. Dawson, que contestaron al llamado del deber y posiblemente salvaron a una nación. Dunkerque es prueba del dicho británico, "Mantenga la calma y continúe."

Aviadores y capitanes navales civiles arriesgan sus vidas por sus semejantes. Eso es prácticamente  algo bueno en cualquier película  de guerra, particularmente una sobre Dunkerque. Pero también vemos mucha sencilla decencia humana: el cuidado y la consideración de Dawson por el soldado conmocionado; la comida y las mantas dadas a los soldados en tiempos de tregua; la apreciación a los soldados británicos se muestra cuando llegan a casa con seguridad.

"Bien hecho", alguien le dice a un soldado.

"Todo lo que hicimos fue sobrevivir", responde el soldado. El no se siente como héroe en absoluto.

-Es suficiente -dice el hombre-. Y en este momento, lo es.

Spiritual Content

Antes de que empiece la película, las diapositivas en pantalla describen lo que está en juego en Dunkerque. Concluyen diciendo que los soldados "esperan su destino, esperan la liberación…esperan  un milagro". (De hecho, lo que pasó fue llamado "El Milagro de Dunkerque" poco después.)

Un discurso de Winston Churchill (leído por un soldado) incluye la frase, "En el buen tiempo de Dios". Un comandante británico cierra los ojos en una coyuntura crítica, tal vez reflexionando, o tal vez haciendo una oración silenciosa.

Sexual Content

Ninguno.

Violent Content

Dunkerque es, obviamente, una película de guerra. Y tiene toda la violencia que se espera.

Hay muy poca sangre en esta película, pero la muerte está en todas partes. Cuando un bombardero de buceo alemán deja caer su carga útil en la playa, un hombre es volado con la explosión que sigue. Otro combatiente cae gritando después de recibir un disparo en la cara. En la secuencia de apertura, seis soldados corren frenéticamente de los disparos alemanes. Cinco son finalmente abatidos en la calle. Cuerpos de los barcos hundidos bordean las playas y flotan en el agua.

Muchos soldados, incluso cuando son rescatados, no están dispuestos a bajar al casco de un barco. Vemos por qué: Es mucho más fácil dejar un barco que se hunde cuando estás en cubierta. Asistimos a bombardeos de barcos hundidos por torpedos, llevando a muchos soldados con ellos a las profundidades  del mar. Los hombres luchan desesperadamente para salir de estos barcos que se hunden, y muchos simplemente no lo hacen. Unos cuantos otros soldados quedan atrapados entre el agua de abajo y una mancha ardiente de aceite por encima. Cuando un soldado ya no puede contener la respiración, se ve forzado a la superficie; Lo vemos entre las llamas, gritando. Otro soldado golpea su cabeza y muere de una muerte lenta. Las piernas de alguien aparentemente son aplastadas entre dos naves. (No vemos el incidente, pero escuchamos los gritos de dolor del hombre).

Se sugiere que un hombre enterrando a un soldado fallecido también le roba la ropa al muerto. (El procedimiento de evacuación da prioridad a los soldados británicos, por lo que un uniforme británico es el billete para una evacuación anterior.) Los incendios, las explosiones y el humo de la batalla manchan el aire.

Soldados heridos son llevados a bordo de un barco, algunos con vendas sangrientas. Los oficiales discuten la sombría aritmética de la guerra: uno le dice a otro que tendrá que reconsiderar cuántos soldados heridos quiere evacuar, dado que una camilla toma el espacio de siete hombres de pie.

Crude or Profane Language

Es difícil escoger las blasfemias precisamente en el diálogo, a menudo aterrado y muy británico de esta película, pero hay al menos dos palabras  F en inglés, tres palabras  mierd- y cuatro usos de la blasfemia británica "bloody". También escuchamos "maldici - n", "demonio-", un mal uso del nombre de Dios y dos abusos del nombre de Jesús.

Drug and Alcohol Content

Se da cerveza a un par de soldados. Otro busca un cigarrillo medio-usado para fumar en un cenicero lleno.

Conclusion

Lo llaman el Milagro de Dunkerque por una razón.

Cuando la película inicia, un comandante expresa su esperanza de que si todo va bien, tal vez 30,000 soldados puedan ser salvados. Tal vez 45.000, si tienen suerte.

Cuando concluye la operación, unos 330.000 soldados habían salido a salvo de las playas de Dunkerque. Aunque esa batalla fue la culminación de un desastre militar absoluto, es una de las "derrotas" más inspiradoras de los anales de la historia. El famoso discurso de "Nunca nos Rendiremos" de Churchill fue dado por Dunkerque, uno que todavía es capaz de mover los corazones y las mentes casi 80 años después:

"Seguiremos hasta el final, lucharemos en Francia, lucharemos en los mares y océanos, lucharemos con creciente confianza y creciente fuerza en el aire, defenderemos nuestra isla, sea cual sea el costo. Pelearemos en las playas, lucharemos en las tierras de desembarque, lucharemos en los campos y en las calles, lucharemos en la s colinas, nunca nos rendiremos ".

El director británico Christopher Nolan ha hecho algunas buenas películas en el pasado, pero Dunkerque está siendo aclamada por algunos como su obra maestra. Puede que no vaya tan lejos, pero es de hecho una historia poderosa. Dunkerque dramatiza la complejidad de la guerra -tanto sus horrores como su heroísmo- mientras que admirablemente no se desvía más allá de los límites de una cinta para Mayores de 13 años. La película incluso nos da momentos de pura belleza: un Spitfire británico, sin combustible, deslizándose silenciosamente sobre la playa mientras los soldados británicos gritan un saludo desde abajo.

Dunkerque no es fácil de ver. Pero cuenta una historia que vale la pena contar.

Más Películas