Skip Navigation

Críticas de Cine

 
MPAA Rating
r
Elenco
Liev Schreiber como Chuck Wepner; Naomi Watts como Linda; Elisabeth Moss como Phyliss; Jim Gaffigan como John Stoehr; Michael Rapaport como John; Ron Perlman como Al Braverman; Pooch Hall como Muhammad Ali; Morgan Spector como Sylvester Stallone
Director
Philippe Falardeau (The Good Lie)
Distribuidora
IFC Films
En Cines
May 5, 2017
Críitico
Paul Asay (translated by María C Chacón León)

Chuck

Chuck Wepner nunca afirmó ser el boxeador más rápido o más fuerte. Ciertamente no era el más inteligente. Pero el hombre de seguro podía recibir puñetazos.

Chuck tomó esa capacidad y la convirtió en una carrera. Claro, él no era el campeón de peso pesado del mundo, pero si campeón de Nueva Jersey.  Él se ganó esa placa en su coche que decía Campeón, y podía caminar por las calles de Bayonne, Nueva Jersey, como camina un famoso. Él no gana suficiente en el cuadrilátero para dejar su trabajo como distribuidor de licores. Pero gana más peleas de las que pierde, y casi siempre da a la multitud un buen espectáculo. Por eso lo llaman "El Sangrante de Bayonne".

En la casa, tiene una hermosa esposa (Phyliss) y una gran niña (Kimberly). Pero si se aburre con su cónyuge, siempre puede encontrar un montón de acción en otra parte. Él es el octavo clasificado de peso pesado en el mundo, después de todo. ¿Quién va a negarse a una copa o una noche con él?

Nadie. Ni siquiera Muhammad Ali.

Se suponía que Chuck debía luchar contra George Foreman en 1975, el invicto, campeón peso pesado indiscutible. Cuando Ali le ganó a Foreman durante la histórica "Pelea en la Selva", Chuck pensó que su oportunidad por el título había desaparecido. Pero se mantuvo esperanzado. Ali estaba interesado en luchar contra un "blanco", y Chuck era el único en los primeros 10 de la división. Todavía había una oportunidad.

Vegas lo convierte en un perdedor esperado. La prensa dice que caerá en tres asaltos.

"No me importa que me hagan daño", le dice Chuck a Phyliss. "Sólo quiero demostrar que soy parte de esto."

No será fácil: Ali ahora es un dos veces campeón del mundo, respaldando su jactancia de ser el mejor de todos los tiempos. Chuck tiene 36 años y es famoso por sangrar. Si Chuck llega a estar de pie a frente a frente con el campeón, sería la hablada de Hollywood.

Positive Elements

Chuck, la película, nos convence - de que la pelea de su personaje principal con Muhammad Ali fue la inspiración para la película de Sylvester Stallone que define al género Rocky. Y para todos los fracasos personales de Chuck fuera del cuadrilátero, el boxeador es de hecho un chico inspirador en él. Él aborda su combate con Ali con humor y humildad. Él no huye, se sostiene de pie y lucha. Y mientras la batalla de 15 asaltos continúa, los fans comienzan a cantar el nombre de Chuck, honrándolo por su dureza y valor.

La vida de Chuck fuera del cuadrilátero no es tan inspiradora (como veremos). Nunca es exactamente un modelo a seguir, se pierde en su recién descubierto éxito y celebridad-obviamente no es una buena cosa. Pero cuando Chuck llega a su punto más bajo, alguien lo regaña, recordando al boxeador que hay familiares y amigos que lo aman y se preocupan por él, gente a quien el ha estado ignorando. "Lo único que quieren de ti es a ti", dice.

Eso lo desafía (bueno, eso y una sentencia de prisión) a arreglar las cosas con las personas que realmente importan en la vida de Chuck.

Spiritual Content

"Voy a orar por ti, Chuck", le dice su esposa, Phyliss (quien está alejada de él en ese momento) después de una desastrosa reunión escolar con su hija, Kimberly, en su escuela católica. "No he orado desde la escuela primaria, pero voy a orar para que encuentres la fuerza para ser un padre para tu hija".

Chuck pelea y derriba a un tipo conocido como "El Mormón Tempestuoso". Un aficionado mas tarde felicita a Chuck por haber vencido a "ese Mormón hijuep----". Al Braverman, el entrenador de Chuck, se burla del nombre musulmán de Mohammad Ali. Chuck coquetea con una camarera preguntando qué signo astrológico ella es. La familia de Chuck decora un árbol de Navidad.

Sexual Content

Chuck parece amar a su esposa. Los vemos besarse en una cama. Y cuando va a una tienda para probarse lencería, el entra en el vestidor con ella. Cuando ella le pregunta si le gusta la ropa interior que lleva, Chuck dice que le gusta más cuando se la quita.

Pero los amoríos de Chuck son el punto de discordia en su matrimonio. Cuando Phyliss le dice que lo ha visto mirando con lascivia a  algunas chicas, Chuck le dice que él nunca les puso una mano encima. "No son tus manos lo que me preocupa", dice. Más tarde, coquetea con otra chica y luego se reúne con ella en un restaurante. Phyliss los encuentra y se sienta. "Él hace esto todo el tiempo", dice. Y está furiosa cuando Chuck menciona durante una entrevista en la televisión que pasa su tiempo fuera del cuadrilátero disfrutando de "vino, mujeres y canciones".

Chuck coquetea con un par de camareras, que muestran diversos grados de interés. "Estoy tan enamorado de ti que duele", le dice a una. "Casémonos."

"¿En serio?" ella responde. "Déjame llamar a tu esposa".

Las aventuras de Chuck alcanzan su clímax en la pantalla cuando fiestea en una discoteca local (donde él es un cliente regular). Lo vemos bailar con varias mujeres, agarrando sus traseros y pasando sus manos sobre sus pechos. Más tarde, en un estupor, él presiona a muchas mujeres desnudas (vemos sus pechos) mientras otras damas sin blusas lo ven. A la mañana siguiente, Phyliss se enfrenta a su esposo con resaca, diciéndole que huele al perfume de las mujeres en todo su cuerpo. (Finalmente se divorcian.)

Chuck y su amigo, John, juegan con dos damas bustonas en una piscina del hotel. Chuck está desnudo, y vemos su trasero desnudo cuando se sumerge en la piscina. Chuck también besa a otras mujeres.

Varias mujeres usan un atuendo apretado y revelador. Hay varias referencias a los testículos, incluyendo los de un gorila.

Violent Content

Chuck odia el apodo de "El Sangrante de Bayonne", pero a menudo parece apropiado. Lo vemos sangrar profusamente durante una pelea pre-Ali, y una cortada parece que no se puede cerrar. (Él y su entrenador, Al, conspiran para ocultar el corte del médico del cuadrilátero para que la pelea pueda continuar.) A la mañana siguiente, Chuck es una masa de cortes y moretones; Su hija le pregunta si él luchó anoche, porque su cara "divertida" lo delata.

Chuck no queda más bonito durante su pelea con Ali. Dice que al puro inicio de la pelea, Ali estaba "matándome a golpes." Luego, Chuck golpea a Ali y lo derrumba. Esta es sólo la tercera vez en la carrera de Ali que alguien logra hacer eso, Ali se enoja. En los asaltos posteriores, Ali le había cerrados ambos ojos [con cortes], y le había roto la nariz  y seguía bailando círculos alrededor de Chuck. Para entonces Chuck era una masa de heridas ensangrentadas, y su único objetivo era permanecer en posición vertical.

Cuando Chuck era un adolescente, lo vemos entrar en una pelea con unos cuantos chicos que habían robado su bola de baloncesto. Uno de sus atacantes termina en el suelo de un puñetazo, mientras que Chuck recibe varios golpes en la cara. Él sonríe, aunque su nariz está sangrando. Más adelante en su carrera, Chuck "pelea" con el luchador profesional Andre el Gigante. Chuck lucha contra un oso, también: No vemos nada, pero oímos al oso rugir amenazadoramente. Al abofetea a Chuck varias veces. Chuck golpea su cabeza contra un volante de coche, sacando sangre.

Crude or Profane Language

Más de 60 palabras F en inglés y casi 25 palabras mierd-. El nombre de Dios se usa mal una media docena de veces, una vez con la palabra "mald - n". El nombre de Jesús es abusado ocho veces. También escuchamos "cul-", "put-", "demonio--", "joder", "panoch-" y "pich-".

Drug and Alcohol Content

Chuck no evita el alcohol. Bebe regularmente, a menudo en exceso. Su trabajo de día es vender licor a bares. Pero su vida no se mueve seriamente fuera de control hasta que un amigo propietario de un club nocturno le presenta la cocaína.

El uso de Chuck de la sustancia conduce a las escapadas sexuales (enumeradas arriba) que causan el eventual divorcio con Phyliss. Sin embargo, no detiene el hábito: lo usa en su nuevo apartamento. Él, John y un par de señoras lo usan la noche antes de que se supone que debe leer una parte en Rocky II, continuando consumiendo cocaína incluso al manejar a Filadelfia.

En su estado de drogadicción, Chuck olvida una importante conferencia de padres y maestros con Phyliss. John le dice que no se ve muy bien y sugiere que tome un "poco" para ayudar a enderezarse. Chuck lo hace, y los resultados son terribles.

Ya para este momento, Chuck es al parecer un pequeño traficante de drogas, también. Trata de vender drogas a un policía encubierto: Es enviado a prisión, cumpliendo 26 meses. A pesar de que las drogas son tan penetrantes en esta película, por lo menos se muestran las consecuencias que Chuck enfrenta por usarlas y venderlas.

(Irónicamente, el verdadero Chuck Wepner no es tan indiscreto. Al preguntársele si se arrepiente de sus días duros, le dijo a ESPN en 2010, "De ninguna manera. Me lo pasé muy bien." Sin embargo también agregó, "Estoy muy orgulloso del hecho que ahora llevo cerca de 22 o 23 años limpio."

Conclusion

Las películas de boxeo son casi siempre más que boxeo. Y aunque la improbable victoria moral de Chuck contra el gran Mohammad Ali podría haber inspirado la película Rocky, esta película es realmente acerca de cómo Rocky cambió a Chuck, y no de una mejor manera.

Chuck Wepner guerrea consigo mismo más que sus oponentes-sus ángeles luchando contra sus demonios internos, el hombre de familia en él luchando contra el hombre de fama. Claro, incluso antes de que la pelea con Ali cambiara su vida, antes de Rocky, él ya habría arriesgado el amor de su esposa de manera terrible. Él lo sabía. Pero después de pasar de ser una celebridad menor en Bayonne a un tipo que intentaba desesperadamente alargar sus 15 minutos de fama, el no lo sabía: parecía que no sabía nada. Quería que todos lo amaran, pero al hacerlo, alejó de si a la gente que realmente lo hacía.

Eso es lo que puede suceder a todos nosotros cuando nuestras prioridades no están en línea recta. Podemos perder más que una pelea: Podemos perder nuestro camino. Y como tal, el mensaje cauteloso de Chuck es bueno.

El contenido de Chuck, por otro lado, no es tan bueno. Las desgraciadas escapadas del boxeador son ineludibles, a menudo ayudadas e incitadas por su mejor amigo John (interpretado por el comediante cristiano Jim Gaffigan). Y aunque no podemos culpar a los cineastas por representar honestamente la vida de esta leyenda del boxeo de Nueva Jersey, la cuenta de golpe por golpe sacará a muchos del cuadrilátero.

Más Películas