Skip Navigation

Críticas de Cine

 
MPAA Rating
pg13
Género
Comedia, Horror
Elenco
Tyler Perry como Madea / Joe / Brian; Cassi Davis como tía Bam; Patrice Lovely como Hattie; Diamond White como Tiffany; Inanna Sarkis como Gabriella; Lexy Panterra como Leah; Taja V. Simpson como Debrah; Yousef Erakat como Jonathan; Mike Tornabene como Dino; Brock O'Hurn como Horse; Tito Ortiz como Victor
Director
Tyler Perry
Distribuidora
Lionsgate
En Cines
October 20, 2017
Críitico
Paul Asay (translated by María C Chacón León)

Boo 2! A Madea Halloween

Sí, Tiffany seguramente aprendió una valiosa lección.

El último Halloween, (como tan minuciosamente lo detalla el original Boo! A Madea Halloween), la joven de 17 años le mintió a su padre, se escapó de su casa y acorraló a algunos de sus amigos para festejar.

Por desgracia, la noche no terminó bien: estaba asustada, creyendo que una de sus mejores amigas había sido asesinada. Después del horror físico, emocional y moral de esa noche, Tiffany le prometió a su papá, Brian, que sería una hija agradable y respetuosa a partir de ahora. Juró que nunca volvería a cometer errores tontos y desagradables.

Y ella no lo hizo… Técnicamente.

Tiffany no necesita escaparse de la casa de su padre este año, dado el hecho de que Brian y su madre se divorciaron recientemente. Vaya, ella tendrá una pijamada en la casa de mamá, eliminando la necesidad de escabullirse a cualquier parte. Tampoco necesitará mentirle a su padre. Solo omitirá un hecho sin importancia: que su madre, Debrah, planea dejar que Tiffany y sus amigas vayan a una fiesta de Halloween toda la noche alrededor de, digamos, 12:01 a.m. ¿Y por qué no? ¡Tiffany y sus amigas ahora tienen 18 años! Adultas maduras! ¿Qué puede salir mal?

Y ciertamente no regresarán a aquella casa de la universidad para la fiesta. De ninguna manera. Todos se recuerdan de la muerte fabricada, sin  mencionar el interior de las celdas reales de la cárcel, para querer cometer ese error otra vez. No, esta vez, la fraternidad planea celebrar la fiesta en Derrick Lake, donde 14 adolescentes fueron misteriosamente asesinados, ¡y los asesinos nunca fueron capturados!

Sí, de hecho, me alegro de que Tiffany haya aprendido su lección, ¿verdad?

Desgraciadamente (para Tiffany, en cualquier caso), Madea la oye hablar de sus planes de Halloween y le cuenta a Brian. Pero Brian, de forma bastante extraña, levanta las manos con disgusto y dice que tiene las manos atadas: Tiffany puede hacer lo que quiera e ir donde quiera.

Pero Madea y su cuadro de compañeros malhumorados –su hermano Joe, Hattie y tía Bam- no están dispuestos a dejar que la decisión de Brian se mantenga. Así que se apilan en el antiguo Cadillac de Madea, decididos a salvar a Tiffany de los asesinos en serie espectrales y de ella misma.

Aparentemente ellos tampoco aprendieron mucho del último Halloween.

Positive Elements

Brian tiene buenas intenciones, aunque a veces parece estar luchando una batalla perdida para inculcar un poco de madurez en su hermosa y testaruda hija.

En el cumpleaños de Tiffany, en lugar de darle un coche muy deseado, le da un par de auriculares, diciéndole a Tiff que no es lo suficientemente responsable para andar en sus propias ruedas. (La lección es menospreciada cuando su ex esposa le compra un auto a Tiffany). Pero la madre de Tiffany, Debrah, también tiene razón cuando le dice a Brian que es importante darle a Tiffany un poco de espacio para cometer algunos errores: Sí, demasiado permisiva en Boo 2!

Gabriella, la única amiga responsable de Tiffany, trata de disuadirla de asistir a la fiesta. Y aunque Tiffany eventualmente convence a Gabriella para que vaya , ella hace su mejor esfuerzo (inútilmente) para contener los peores instintos de Tiffany.

Una vez que los asistentes a la fiesta comienzan a desaparecer misteriosamente, dejando atrás, parece, una gran cantidad de sangre a veces, tanto Gabriella como Tiffany expresan su deseo de ayudarse mutuamente para salvar sus propios pellejos.

Spiritual Content

Cuando alguien sugiere a Gabriella que tome algunos tragos, Gabriella se niega y le dice que ella es cristiana. Y cuando esa persona le recuerda a Gabriella que Jesús convirtió el agua en vino, Gabriella le dice al tipo que deje a Jesús fuera de la discusión.

Cuando Brian decide dejar que Tiffany y sus amigas asistan a la fiesta, él dice que solo rezará para que ella se mantenga a salvo. (Joe, el padre de Brian con un pasado cuestionable, dice que esa es la actitud incorrecta: cuando era un proxeneta, recuerda, fueron sus "empleados" quienes rezaban al verlo).

Mientras Madea huye de un hombre que sale del lago, ella se escapa corriendo, repitiendo "¡Ayúdame, Jesús!" una y otra vez. Tiffany y Gabriella asisten a la Escuela Preparatoria Santa María.

Sexual Content

Tiffany no solo quiere beber y bailar en la fiesta: quiere-también conectarse con un tal Jonathan. Entonces ella anima a Gabriella a que se junte con otro miembro de la fraternidad para que ella y Jonathan puedan estar solos. "No esperes despierta," dice Tiffany. Cuando Tiff y Jonathan encuentran su propia carpa, ella le dice: "Deberías quitarte la ropa". (Empieza a desvestirse, pero solo se quita la camisa.) Leah, otra amiga de Tiffany, se conecta con un chico de la fraternidad llamado Horse: se van juntos, aparentemente para buscar hielo y, aparentemente, para besarse también. Pero Horse literalmente es arrastrado antes de que cualquier beso pueda comenzar. (Gabriella, por su parte, rechaza los muchos avances sexuales hacia ella).

Joe coquetea con Leah incluso cuando ella le dice que es menor de edad. También alardea groseramente sobre el tamaño de sus genitales. Él trata de hacerlo conectarse con otras mujeres, también, y se sugiere crudamente que tuvo relaciones sexuales con Hattie una vez. Repetidamente hace referencia a sus días como proxeneta, y constantemente se refiere a sus viejos "empleados" como "azadones". Madea también recuerda su propio pasado como prostituta, alardeando de lo duro que tuvo que trabajar para ganar dinero para su primer automóvil.

Hay una referencia a un ciervo macho que podría estar "en transición". Los legendarios asesinos en Derrick Lake supuestamente atraparon a adolescentes que tenían relaciones sexuales en autos y "los mataban, uno por uno". Varios trajes de Halloween son bastante ajustados y sensuales. La gente baila sugestivamente.

Los dobles sentidos crudos hacen referencia a varias partes del cuerpo. Joe constantemente llama Madea hombre (Madea es actuada por el famoso por Tyler Perry). Jonathan le envía a Tiffany un selfie sin camisa de él mismo, que dice que solo lo ha enviado a otras dos chicas; él también dice que sería adecuado como fondo de pantalla de su teléfono. Alguien sugiere que el automóvil de una mujer es una indicación de lo buena que es en la cama.

Violent Content

Aparentes asesinos espectrales persiguen a las personas con motosierras. Chicas espeluznantes acechan en el lago, también: su cabello negro y fibroso cubre las caras cubiertas de graves cortes y hendiduras. Dos personas son arrastradas por el suelo. Una camioneta se encuentra cubierta de sangre.

Hattie cae al suelo. Madea y sus cohortes amenazan regularmente con la violencia. Escuchamos acerca de los hábitos de manejo inseguro, tal vez potencialmente mortales de Tiffany. Tragos alcohólicos son llamados  "Abe Lincolns" porque recibió un disparo en la cabeza.

Crude or Profane Language

Tres palabras mierd-. Una abreviada palabra f en Inglés. El nombre de Dios es mal usado al menos ocho veces. Un puñado de otras palabras del mismo tipo son pronunciadas. También escuchamos más de 30 usos de "cul-", aproximadamente 50 de "maldici-n" y 80 de "demonios” junto con usos más esporádicos de "put-", "joder", y la palabra ofensiva para los negros.

Y podría haber sido peor. Muchas escenas incluyen diálogos "más limpios" que aparentemente fueron doblados, con palabras vulgares alternativas más amigables para la familia.

Drug and Alcohol Content

Joe está perpetuamente drogado. Habla constantemente de marihuana, aunque también insiste en que no es lo suficientemente drogado como para lidiar con los elementos extraños de la noche. Vemos que enciende puros dos veces, y él solo acepta intentar salvar a Tiffany cuando le dicen que la fiesta probablemente contenga muchas drogas. Decenas de asistentes a la fiesta finalmente son arrestados por posesión.

La gente bebe mucho en la velada. Muchos beben cerveza de botellas y bebidas anónimas de vasos de plástico. Y cuando alguien le pregunta a Leah, obviamente discapacitada, cuánto ha bebido, Leah insiste: "No lo suficiente".

Conclusion

Las películas de Tyler Perry, especialmente las que involucran a Madea, siempre han sido una mezcla. Claro, Madea y su grupo de problemáticas personas de la tercera edad siempre se han revolcado en aguas sucias, desde los juegos sexuales de Joe hasta la predilección de Madea por la violencia y la vulgaridad de ametralladora que descarga de las bocas de todos.

En el pasado, esos problemas han sido al menos parcialmente compensados ​​por los buenos mensajes que Perry a menudo trae a la cinta: la importancia de las reglas y el respeto. La necesidad de amor duro. Un verdadero afecto y apreciación del papel de la fe. Las películas de Perry tienden a ser como bolsas de caramelos de Halloween. Claro, puede que no sea tan saludable, pero seguro que son divertidas. Y seguramente habrá un cepillo de dientes o un versículo de la Biblia allí dentro, ¿no?

Pero en Boo 2! A Madea Halloween, el trato de Perry no está tan mezclado. Y eso es en detrimento de la película y para nosotros.

En esta ocasión, encontramos pocos mensajes sobre el amor y la responsabilidad. (Y el hecho de que las lecciones de la película anterior obviamente no se recibieron lo hace aún más desalentador.) Tampoco hay muchos mensajes espirituales aquí.

Entonces, ¿qué nos deja esto? Solo la inmundicia, señora, solo la inmundicia, tanto que Boo 2 casi obtuvo una calificación Restringida de la Asociación Americana de Películas.  Perry tuvo que regresar después de que la película se presentó inicialmente y quitar un lenguaje grosero para sofocar la ira de la junta de clasificación. "Solo te dan tantas palabras vulgares si te vas a quedar con una calificación PG-13", dijo.

Pero Perry todavía guardaba muchas blasfemias, junto con otros contenidos, también. Y creo que es revelador que una película sin sexo explícito o desnudez, y sin mucha sangre, estuviera casi calificada restringida. A pesar de que las películas de Madea de Perry se han ganado la reputación de ser relativamente "aptas para la familia", esta versión está lejos de serlo. De hecho, la familia sentada frente a mí en el teatro en realidad se fue, poco después de que Joe hablara de un "ciervo" de transición masculino, pero poco antes que hablara extensamente sobre su destreza y dotación sexual.

Incluso dejando de lado estas preocupaciones por el contenido por un momento, Boo 2 es sorprendentemente cínica pues Perry capitaliza el éxito de la película original de Halloween de Madea (que se erige como la segunda película más taquillera de Perry) sin poner el trabajo para hacerlo, ya sabes, bien. O, bien para los estándares de Perry.

Me gusta el corazón de Perry. A veces me gustan sus películas. Pero Boo 2 me deja sintiéndome como lo hago después de comer demasiados caramelos de Halloween: un poco enfermo.

Más Películas