Skip Navigation

Críticas de Cine

 
MPAA Rating
pg13
Género
Drama
Elenco
Spencer Stone como él mismo; Anthony Sadler como él mismo; Alek Skarlatos como él mismo; Jenna Fischer como Heidi Skarlatos; Judy Greer como Joyce Esckel
Director
Clint Eastwood
Distribuidora
Warner Bros.
En Cines
February 12, 2018
Críitico
Bob Waliszewski (translated by María C Chacón León)

The 15:17 to Paris

15:17 Tren a París

Hombres, mujeres, niños y niñas inocentes se encuentran en la mira de los terroristas de todo el mundo en estos días. Y muchos de estos malos han tenido éxito en la ejecución de sus nefastos planes: 9/11. El ataque al USS Cole. El ataque de Niza, Francia por un camión. El bombardeo en el concierto de Manchester, Inglaterra, Ariana Grande, por nombrar un puñado.

Pero cada cierto tiempo, un evento destinado a unirse a esa lista cada vez mayor de tragedias del terrorismo se ve frustrado. Y eso es exactamente lo que sucedió el 21 de agosto de 2015.

A bordo de un tren de alta velocidad a París, tres amigos de toda la vida que andan de vacaciones en Europa pasaron de ser tipos regulares autoproclamados ("No hay nada especial en  nosotros") a ser héroes honrados a nivel mundial. Cuando llegó el momento crítico para detener otro ataque, respondieron valientemente. Ayoub El-Khazzani abordó su tren ese día de verano con un rifle de asalto, una pistola, un cúter y suficiente munición para matar a todos los pasajeros a bordo.

Pero Anthony Sadler, el ex miembro de la Guardia Nacional de Oregón, Alek Skarlatos y el ex aviador de la Fuerza Aérea estadounidense, Spencer Stone (quienes tienen parte en esta película dirigida por Clint Eastwood) hacen lo impensable: en lugar de esconderse o intentar escapar, los tres instintivamente se le tiran a Ayoub para derribarlo.

Positive Elements

El relato de las acciones de estos tres jóvenes ha sido bien cubierto por varias agencias de noticias, por lo que no es sorprendente que el valor y el heroísmo estén en exhibición aquí. Dicho esto, ellos eran héroes poco probables ese día, como nos dice la película.

El director Clint Eastwood, quien ha compartido historias heroicas (Sully, Cartas de Iwo Jima, Banderas de Nuestros Padres) quiere que los espectadores se den cuenta de que estos tres amigos no eran protectores profesionales como los  SEALS de la Marina, policías o Marshalls de los EE. UU. Sí, dos tenían antecedentes militares. Pero, como dijo Eastwood en un comunicado de prensa, "Estas son personas comunes, como la mayoría de nosotros, que reciben el don de la vida y hacen lo mejor que pueden con eso, y tal vez topan con suerte. Ese día, lo que estaba en juego era muy grande, pero todos estos tipos terminaron haciendo lo correcto en el momento correcto".

Spiritual Content

El contenido espiritual aquí es significativo y, a veces, un poco problemático también. Cuando Eastwood presenta las historias de fondo de estos personajes (a través de algunos flashbacks largos), descubrimos que los tres asistieron a una escuela cristiana. Pero ese era un lugar, sugiere la película, donde quizás fueron más alborotadores que creyentes comprometidos que trataban de vivir su fe.

Dicho esto, vemos a Spencer pegado a la cama cuando era un estudiante de secundaria orando parte de la Oración de San Francisco de Asís, en la que nos enteramos de su deseo de ser un "instrumento de paz [de Dios]". Esa oración se repite cerca de el final de la película.

Los maestros de los niños y el director de esa escuela en su mayor parte, se los describe como indiferentes, carentes de inspiración, obstinados y críticos. Y la fe que estos maestros pretenden representar aparentemente no los motiva a hacer su trabajo con entusiasmo, pasión o amabilidad. (Una excepción es un profesor de historia en particular).

El aspecto espiritual más alentador de la película, sin embargo, es el claro reconocimiento de la mano providencial de Dios que guía a estos tres tipos en ese fatídico día; su presencia en el tren no fue un accidente cósmico. Este tema se transmite sutil y abiertamente, pero aun asi profundamente. Por ejemplo, en los días previos al 21 de agosto, Spencer le pregunta a uno de sus amigos: "¿Has sentido que la vida nos está empujando hacia algún propósito mayor?"

Por ejemplo, vemos que ellos casi no visitan París. Y vemos que la cartilla en la bala del rifle automático del terrorista no se descargó después de disparar a uno de los pasajeros en el cuello. ¿Por qué?, nos preguntamos? ¿Intervención divina?

Una de las madres del niño reacciona al diagnóstico de un maestro de escuela intermedia de que su hijo tiene TDAH con: "Mi Dios es más grande que su diagnóstico". Alguien se ofrece a orar por el pasajero herido (que lo rechaza).

Finalmente, sabemos por los informes sobre este ataque que el perpetrador era musulmán. Pero la película, por su parte, dedica muy poco tiempo a centrarse en esa influencia espiritual en la vida del tirador.

Sexual Content

Probablemente hay cien buenas razones para visitar Amsterdam. Pero, por supuesto, esa ciudad capital europea también es sinónimo de sus actividades más sórdidas, incluida la prostitución legal, la disponibilidad de drogas y otros tipos de libertinaje, todo lo cual impulsa los dólares del turismo.

Y lo mismo ocurre con nuestro trío aquí también. A pesar de la sugerencia de que estos tres tipos tienen una formación cristiana, esa influencia no les impide visitar un club donde vemos a un bailarín de barra (que, sorprendentemente, viste un atuendo relativamente modesto). Uno de los muchachos, que está bastante ebrio, se pone a danzar en la barra ridiculamente. Varias clientes de este club usan faldas ajustadas y cortas o vestidos con escotes pronunciados, pero los trajes quizás no sean tan reveladores como cabría esperarse en este ambiente.

Cuando una mujer que opera un hostel juvenil en Italia sube por una escalera para mostrarles a los chicos su habitación, la cámara mira por debajo del vestido (dando a entender que los muchachos están haciendo lo mismo), aunque realmente no podemos ver nada.

Violent Content

Un pasajero en el tren recibe un disparo en el cuello, y vemos las consecuencias horripilantes de cerca varias veces después. Eso es especialmente cierto cuando Spencer y otro hombre aplican presión para evitar que la víctima del disparo se desangre. (Extraordinariamente, el hombre sobrevivió en la vida real, y también hace su propio papel en la película).

A Spencer le cortan el cuello y la mano con un cúter, y de nuevo los resultados son bastante horripilantes. Mientras tanto, los muchachos golpean y ahogan repetidamente al terrorista en un esfuerzo por desarmarlo y someterlo. Parece que podría estar muerto en un punto, pero no lo está.

Crude or Profane Language

Escuchamos acerca de una docena de veces la palabra mierd-. Una vez, el nombre de Jesús es mal usado (en voz alta, por un líder militar). Otro uso del nombre de Jesús podría escucharse profanamente o quizás como una especie de oración. El nombre de Dios se usa mal dos veces (una vez combinado con "maldición"). Escuchamos dos usos de "cul-" y "mama", y una instancia de "demonios",  "jodete".

Drug and Alcohol Content

A los muchachos se les muestra frecuentemente bebiendo cerveza. El vino se consume en la cena en Italia y en el tren con destino a París. En su mayor parte, la moderación es la palabra operativa aquí. La principal excepción es en el club antes mencionado, donde los tres muchachos se intoxican excesivamente tomando varios tragos de licor. Los vemos despertarse atontados al mediodía del día siguiente (en su habitación de hotel) quejándose de sus resacas.

Spencer fuma un cigarrillo en una escena en la que hace una declaración bastante profunda, y uno de sus amigos bromea sobre lo que realmente podría estar fumando.

Conclusion

Me gusta esta historia. Sin lugar a dudas, Alek, Spencer y Anthony son héroes cuyo valor salvó miles de vidas. No es ningún misterio por qué alguien querría retratar sus valientes acciones en la película.

Pero todo eso podría haberse dicho en 40 minutos en lugar de 94.

Para completar ese tiempo, Eastwood y compañía ponen la historia de estos muchachos con largos flashbacks de contenido poco importante. Los niños juegan baloncesto en la clase de gimnasia. Juegan al aire libre. Lo entiendo: tratan de dar a entender que son niños normales, que crecieron y se encontraron en una situación que no era nada normal, una experiencia cotidiana. Aún así, ese aspecto de la película hizo lentas las cosas aquí.

Dicho esto, sin embargo, lo que sucede en este tren es innegablemente convincente, aunque a veces bastante violento y sangriento. Lástima que los 94 minutos no fueran asi de interesantes.

Luego está la mezcla de contenido espiritual aquí, que podría decirse que proporciona los mejores y más problemáticos elementos de la película.

Entiendo que no todos los que asisten a la escuela cristiana están locamente enamorados de Jesús y viven dinámicamente su fe después de la graduación. Aun asi, me siento decepcionado cuando las personas de fe hablan como marineros, beben como pescados y consideran que ir a un club profano es una parte importante de un itinerario de vacaciones.

Tuve la oportunidad de hablar con Spencer, Alek y Anthony antes del lanzamiento de la película. Los tres me dijeron que la escena del club y la imagen retratada en pantalla eran verdad. Admiten que no es un comportamiento ejemplar, pero es lo que sucedió y están contentos de que se haya mostrado en pantalla. Uno de ellos me dijo: "Para ser sincero, hubo días en que estábamos con resaca". ... Tuvimos fe, también. Creo que fue bueno que mostraran ambos aspectos de nuestro viaje ".

Lo entiendo, pero en la pantalla, parece gritar: Oye, una vida cristiana no tiene que estar en línea con las Escrituras; solo reza un poco, mira la mano de Dios en la imagen más grande, y luego puedes hacer lo que quieras. Es un mensaje que me resulta problemático, especialmente para los espectadores más jóvenes que tienen hambre de saber qué aspecto tiene el cristianismo real en acción. Aún así, me doy cuenta de que todos somos defectuosos, una realidad que se representa repetidamente en las vidas de los héroes bíblicos. (Noe, Sanson y David vienen inmediatamente a la mente) y así es con el trío de Spencer, Alek y Anthony. A pesar de los momentos en que su fe parece no tener importancia para ellos, esa fe todavía ejerce una influencia heroica en el fatídico momento en que todo está en juego para ellos y los demás en ese tren a París. Solo puedo esperar tener una décima parte ese valor  si alguna vez estoy frente a las balas de un terrorista.

Más Películas